Beatriz Rodríguez

En La Granja, hay una parada en 'Castilla'

Patricia Martín - miércoles, 26 de diciembre de 2018
En La Granja, hay una parada en ‘Castilla’ - Foto: Rosa Blanco
'El fogón' de Beatriz Rodríguez, restaurante-bar Castilla

En el año 1978, el matrimonio formado por Luis Marcos Barreno y Pilar Alonso Dimas se hicieron cargo del bar Castilla, que había abierto sus puertas en la Plaza de los Dolores de La Granja de San Ildefonso en 1959, ampliando el negocio con el servicio de restaurante. Desde 2013, la gestión del popular Castilla recae en la segunda generación, en los hermanos Antonio y Luis Marcos Alonso, junto a sus parejas, Elena Velasco y BeatrizRodríguez, respectivamente. 
Luis Alonso explica que la oferta del restaurante Castilla es tener «un carta muy variada, con un poco de todo». No faltan los Judiones de La Granja, la sopa castellana, la sopa de cocido y platos de la cocina casera tradicional como las lentejas, arroz con bogavante, patatas a la importancia, macarrones, ... Además dispone de dos menús. El primero, con un precio de 25 euros, que incluye judiones o sopa y, de segundo, platos de carne como su lomo de vaca. El segundo, de 15 euros, no varían los primeros pero sí las opciones para el segundo plato, con ternera, escalope o albóndigas, huevos fritos o codornices. El peso de la cocina está en las manos Beatriz Rodríguez, que cuenta con una cocinera de refuerzo los fines de semana. 
cachopos. En el bar restaurante Castilla se cocina con productos de temporada. «Si hay setas ofrecemos platos de setas, si ya caza, alguna receta de caza», expone Luis Alonso. Cuando llegan los meses de verano, ensaladas fresquitas con aguacate y mango. También sus especialidades en pescado con lubina, merluza o salmón. Las raciones triunfan en las mesas de la terraza, con sus croquetas caseras, las albóndigas o los calamares. «También gustan mucho las hamburguesas, la normal y de la carne de buey de 170 gramos», explica Luis Alonso. Los clientes del Castilla también conocen otro clásico de carta: los cachopos. Un plato que, aunque los filetes sean pequeños, no es fácil que se lo pueda acabar una persona sola. Luis Alonso anuncia que, en breves fechas, van a introducir el cachopo de solomillo de ternera, para que sea más asequible para consumirlo por un comensal, junto con el resto de ingredientes que componen este clásico. 
MARTES ACÚSTICOS. En la barra, siempre una buena selección de aperitivos, entre los que triunfan los calamares o los sandwiches y hamburguesas pequeña, durante el verano. Con la llegada del invierno, hay una oferta de tapas en cazuela pequeñas, para entonar en cuerpo en los días de frío. 
Luis, Antonio, Elena y Beatriz están encantados con la excelente acogida que tuvieron los conciertos de los ‘Martes Acústicos’, en la terraza del Bar Restaurante Castilla, con un gran ambiente, hasta bien entrada la madrugada, durante los meses de julio y agosto. «En algunos casos, dimos cerca de cien cenas», resalta Luis Alonso.Una forma de dinamizar las noches de verano con opciones musicales para todos los públicos. El Castilla se sigue reinventando para sus clientes, de todas las edades, siendo uno de los establecimientos hosteleros más veteranos de La Granja de San Ildefonso.

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Grupo Promecal
El Día de Segovia se basa en el Sistema de Gestión de Contenido desarrollado por Escrol
Auditado por Logo OJD