El Día de Segovia
Saltar Publicidad   Cerrar   

Publicidad

19 de septiembre de 2018

Memoria gimnástica

Nacho Sáez - viernes, 22 de junio de 2018
Memoria gimnástica - Foto: Rosa Blanco
El fotoperiodista Juan Martín Misis se ha propuesto crear un archivo fotográfico de los 90 años de historia de la Segoviana. Ya ha conseguido más de 500 instantáneas, desde la década de los 40 a la actualidad.

En los años 50 y 60 los jugadores de la Segoviana estaban tan poco acostumbrados a jugar en hierba que cuando tenían un compromiso en la provincia de Madrid, un miembro de la expedición se desplazaba al Estadio Santiago Bernabéu y alquilaba un saco de botas para poder afrontar con garantías el partido que tocara ese fin de semana. En Segovia, todos los campos eran de tierra. Ante esta situación excepcional que se producía cada vez que se desplazaban a la capital, algunos de esos futbolistas gimnásticos volvían a casa presumiendo de haberse calzado las botas de Alfredo Di Stéfano.

Esta es sólo una de las decenas de historias que ha tenido la oportunidad de descubrir hasta el momento Juan Martín Misis, que ha emprendido la tarea de reconstruir la historia fotográfica de la Segoviana. En varias de las instantáneas que ahora guarda como oro en paño en su ordenador en varias carpetas aparece Grajera, un portero que dicen que se vendió durante una fase de ascenso a Segunda División contra el Talavera. «Cuentan algunos de los que lo vivieron que en el partido de ida, que se perdió en casa 0-3, él se metió dos goles. Antes del de vuelta, el resto de los jugadores dieron un ultimátum a la directiva: o echaban a Grajera o los demás se marchaban», explica con un entusiasmo que contagia acerca de otro de esos episodios que ha podido documentar gracias a las fotos que le han cedido exjugadores, descendientes de exjugadores, antiguos directivos, familiares, aficionados…

Ya ha recopilado más de 500. La tarea comenzó cuando hace unos meses la actual directiva de la Segoviana le pidió colaboración para organizar una exposición con motivo del 90 aniversario del club. «Nos pusimos a prepararla y vimos que no había nada antiguo. Se habrá perdido con los cambios de directivas y de sedes. Finalmente hicimos la exposición con cinco o seis fotos antiguas y el resto más recientes pero claro, nos decían que faltaba mucha gente», recuerda. De la mano de Juanjo Martín, el miembro más veterano de la junta directiva actual, que además ha desempeñado prácticamente todos los cargos posibles en la Segoviana, Martín Misis comenzó a ponerse en contacto con antiguos futbolistas.

En esa labor se encontró con reticencias por parte de algunos que han perdido recuerdos familiares en anteriores investigaciones sobre el pasado gimnástico. Pero incluso esos han puesto a su disposición al final, lo que constituye un tesoro, no sólo para el club, sino para la historia de la propia ciudad. Entre el campo de Chamberí y el Estadio Municipal de La Albuera se encuentran las vidas de tres generaciones de segovianos. Aunque era raro que en los años 40 se tomaran fotografías en el fútbol, este redactor de Radio Segovia-Cadena Ser con una amplia trayectoria como fotoperiodista en ‘El Adelantado de Segovia’ y en la Agencia Efe ha podido rescatar casi medio centenar de esa época y documentarlas. En cada una de ellas, además de escanearlas y limpiarlas, ha tratado de averiguar qué día fue tomada, su autor, la identidad de quienes aparecen en ellas, a qué partido corresponden e incluso el resultado del choque. «Muchos con los que he hablado son personas muy mayores, pero algunos tienen una cabeza privilegiada y se acuerdan de todo», señala.

Este último sería el caso, por ejemplo, de Sanchidrián, que jugó en la Segoviana y que llegó a hacerlo también en el segundo equipo del Real Madrid. No fueron pocos los futbolistas segovianos, apunta Martín Misis a raíz de esta investigación, que dieron el salto a equipos de élite. Domingo fichó por el Zaragoza y en una de las fotografías que ahora forman parte del patrimonio del club gimnástico se le puede ver acompañado de dos amigos que fueron con él hasta la capital aragonesa. Eran otros tiempos, como demuestra también que las estrellas del fútbol de aquella época mantuvieran una relación estrecha con los jornaleros del balompié modesto. El mítico portero del Atlético de Madrid Miguel San Román pisó El Peñascal. También Di Stéfano o Puskas, aunque ya cuando militaban en el Real Madrid de veteranos.

Lo hicieron sin ser conscientes seguramente de que ese campo había sido construido con sus propias manos por los jugadores de la Segoviana. Cuando se decidió dejar el campo de Chamberí y el club gimnástico compró El Peñascal, según ha podido saber Martín Misis, «fueron los propios futbolistas los que tuvieron que picar piedra para que allí se pudiera jugar». Entre ellos Mariano Sáez, cuyo hijo Javier también pasó más tarde por el club. Aunque para saga familiar la que protagonizaron Segundín, José Enrique y Quique, abuelo, padre y nieto, que vistieron los colores gimnásticos en los años 40, 70 y 80, respectivamente.

 Sus fotografías constituyen también un recorrido por la sociedad segoviana de la segunda mitad del siglo XX. «Se puede ver en muchas El Peñascal lleno. Claro, era lo que había en esa época y la gente no dejaba de ir al campo”, destaca Martín Misis. Ahí está vestido de corto Federe, un tapicero muy conocido en Segovia; Mariano ‘Chocolate’, que organizaba partidos entre los camareros y los carniceros con la ayuda de Callejo; Julio Félix Navajo, que fue concejal en el Ayuntamiento; Kopa, un extremo muy rápido de San Lorenzo que trabajaba como colchonero…

Martín Misis podría estar horas y horas contando las historias y anécdotas que han compartido con él sus protagonistas directamente o familiares de estos. Emilio Manrique, Pilín, Alonso, Carlos Fuentetaja y su padre, Nani, los hermanos Cuéllar, Callejo, Valeriano, Antón, Ríos, Cerezo, Sanchidrián, Domingo y Mariano ‘Chocolate’ han colaborado de una u otra manera para que ahora la Segoviana tenga un archivo fotográfico, aunque el trabajo no ha acabado y Martín Misis se pone a disposición de quienes quieran hacerle llegar imágenes que tengan en casa. Al tiempo que recuerda que el periodista Javier de Andrés se encuentra inmerso en la elaboración de un libro sobre la propia Segoviana.

Él también pone su granito de arena cada domingo para actualizar la historia gimnástica en imágenes porque desde hace dos temporadas es el fotógrafo oficial del club y tiene un blog (fotosgimnasticasegovianacf.blogspot.com) en el que realiza una crónica gráfica de la mayoría de partidos que disputa el equipo. Para dejar testimonio de esta parte del deporte local, como en su momento hicieron los hermanos Fernando y Félix París, los hermanos Antonio y Luis Misis, Pablo, Bruno, Burillo… Algunos de los fotógrafos de la Segoviana en su historia. 


> Haz tu comentario Nombre/Apodo Correo electrónico*
Aviso Legal
  • Los comentarios reflejan las opiniones de los lectores, no de El Día de Segovia.
  • No se aceptarán comentarios que puedan ser considerados difamatorios, injuriantes o contrarios a las leyes españolas
  • No se aceptarán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo o que puedan interpretarse como un ataque hacia cualquier colectivo o minoría por su nacionalidad, el sexo, la religión, la edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.
  • Los comentarios no podrán incluir amenazas, insultos, ni ataques personales a otros participantes.
  • El Día de Segovia se reserva el derecho a eliminar cualquier comentario considerado fuera de tema.
  • Grupo Promecal
    El Día de Segovia se basa en el Sistema de Gestión de Contenido desarrollado por Escrol