scorecardresearch

La AECC seguirá "peleando" por la unidad de Radioterapia

-

Alrededor de 60 delegadas de la asociación asisten a la asamblea, tras tres años de ausencia por la pandemia

Ana Sanjosé junto a Ramón Reyes a su llegada a la asamblea - Foto: Rosa Blanco

La presidenta de AECC Segovia, Ana Sanjosé, reiteró hoy que seguirán "peleando" por la unidad de Radioterapia en el sistema público sanitario, en el hospital, porque es una "obligación" de las autoridades. Alrededor de 60 delegadas de AECC asistieron a la asamblea, tras tres años de ausencia por la pandemia, que se centró en la nueva marca de la asociación de la mano de su presidente nacional, Ramón Reyes.

Sanjosé calificó de "cambio radical" para los pacientes oncológicos la llegada de la unidad de Radioterapia en el Hospital Recoletas Segovia, pero la batalla continua para que llegue desde la Sanidad Publica porque en los próximos años seguirá creciendo el número de diagnósticos y de tratamientos. Según sus datos, se han tratado a más de 120 pacientes, ya que hay más pacientes además de los que llegan por el Sacyl.

"Todos los comentarios son favorables tanto por no tener que viajar como el trato de los médicos y de las enfermeras que están en esa unidad, además de la relación entre sus oncólogos y esta unidad", resumió Ana Sanjosé.

En esta línea, el presidente nacional de la Asociación Española contra el Cáncer, Ramón Reyes, han trabajado para que Segovia tuviera un acelerador. Además lamentó que la Radioterapia sea "la hermana pobre de la Oncología", porque el 60 por ciento de los pacientes necesitan estos tratamientos pero le presupuesto destinado es del cinco por ciento. En su opinión, una de las mayores fuentes de desigualdad en este país es precisamente el acceso la Radioterapia, que tiene "una tasa de curación altísima del por encima del 40 por ciento".

La AECC apoya a la delegación segoviana que para que la Junta instalara un servicio, que ha llegado con un concierto con la sanidad privada. Cuando no existe Radioterapia en el lugar donde se vive, para sesiones de cinco o diez minutos, se pueden invertir dos o tres horas de transporte.

Otros retos para AECC son la adaptación de los puestos de trabajo y las incapacidades. "Ahora se vive más y se tienen que incorporar a sus trabajos y necesitan unas adaptaciones. No es mandarles a casa, es incorporarles a su vida", resumió. También la nueva Ley Antitabaco, con la ampliación de los espacios libres de humo y seguir ahondando en la investigación, que ha demostrado durante la pandemia, que "es el futuro".

El presidente nacional de AECC, Ramón Reyes, acudió a la Sala de la Fundación Caja Segovia para detallar a las 60 delegadas participantes, el objetivo y retos que supone el cambio de logo de la asociación, que busca que todo el mundo sepa "qué hacemos y no sólo quiénes somos". Con la marca anterior, durante 70 años, llegaron muy lejos pero arrastraba "un aspecto religioso y conservador. Caridad de alguna forma y no somos eso", dijo Reyes.

La AECC recibe una cantidad importante de fondos de la sociedad, para con los voluntarios y dedicación atender a los pacientes pero "no por caridad sino por la función social que tenemos de llegar a ellos", insistió. El nombre sigue siendo Asociación Española contra el Cáncer pero el logo les permitirá llegar a más personas y detallarles su trabajo.