scorecardresearch

"Hay residencias privadas que no cuentan con enfermera"

A.M.
-

La secretaria provincial de SATSE, graduada en Enfermería y Título de Experta Universitario en Cuidados Paliativos, considera preocupante que en el plazo de cuatro años se vayan a jubilar más de un centenar de enfermeras

Miriam Rubio Moral, secretaria provincial del Sindicato de Enfermería Satse - Foto: Rosa Blanco

La secretaria provincial del Sindicato de Enfermería Satse,Miriam Rubio (Madrid, 1981),  ha mostrado su preocupación porque, en el plazo de cuatro años, se van a jubilar en Segovia en torno a un centenar de enfermeras, sin que se vaya a producir reposición porque no habrán concluido los estudios de la nueva Facultad de Enfermería. Asimismo denuncia que «tenemos un grave problema, hay muchísimas residencias privadas en Segovia que aún no cuentan con enfermera, con el riesgo que esto supone»

¿Qué conclusiones ha obtenido del conflicto de las enfermeras de quirófano por la prolongación de jornada, después de haber llegado a un acuerdo y de desconvocarse la huelga?

Estamos satisfechas con el acuerdo que se ha alcanzado porque hablábamos de un problema crónico. Las enfermeras quisieron mantener reuniones con la dirección y la Gerencia de Asistencia Sanitaria y no vieron solución por lo que solicitaron nuestra ayuda, para intentar mediar. Convocar una huelga es duro, algo que ellas mismas no deseaban porque son muy conscientes de las consecuencias que conlleva, pero se vieron forzadas a ello. En un inicio [de las negociaciones] nos encontramos una actitud muy poco conciliadora, todo lo contrario a lo que nos esperábamos, veíamos difícil aunar posturas. 

Es muy llamativo que el 100% de los trabajadores de un servicio secunden una huelga, es fruto del profundo hartazgo que existía, no recuerdo cifras similares. Lentamente, los últimos días, fuimos aunando posturas y ha habido un acuerdo con un gran esfuerzo por ambas partes dotando con dos profesionales de enfermería más, para cubrir las horas de relevo, que ya se encuentran al 100%, tras el periodo de formación, porque había que priorizar la seguridad del paciente. 

¿Ha habido costes personales en un periodo como éste donde no falta tensión?

Para las compañeras ha sido importante porque no había un clima de trabajo ideal, era una problemática que estaba viendo todo el bloque quirúrgico, no solo ellas. En las últimas semanas, antes de llegar al acuerdo, era muy desagradable para ellas, con momentos incómodos para todos.. 

Se llegaron a suspender 26 intervenciones en un día de huelga en unos momentos en los que las listas de espera se encuentran con niveles altos…

Lamentamos esa consecuencia negativa del día de huelga para los segovianos pero hay que ser realistas y entender que venimos con una lista de espera ya alta, incluso antes de la pandemia, y que una jornada no ha hecho que esté tan elevada, no se nos puede cargar todo el peso de este problema. Además, pienso que este acuerdo va a ser positivo para el funcionamiento del bloque quirúrgico y aumentará la seguridad del pacientes, intentando trabajar en las mejores condiciones y, cuanto más se opere, mejor también.  

Ha sido preciso un proceso de formación de las nuevas enfermeras, ¿por qué no se destina a los servicios hospitalarios al personal basándose en su especialidad?

A día de  hoy no están desarrolladas todas las especialidades. Hay unas bolsas de empleo en  las que se marca una experiencia mínima necesaria en determinadas unidades, como laboratorio, uci, quirófanos, pediatría o psiquiatría… Si alguien tiene más de tres meses de experiencia o más de cinco meses en cinco años, para un contrato corto en Sacyl, tiene prioridad sobre otros compañeros aunque tengan más puntos. Ya hay poca gente disponible en bolsas de enfermería, pero si encima buscamos con experiencia en quirófano, nos hemos encontrado en que solo había tres personas para llamarlas en Castilla y León y estaban prestando servicios en otro sitio. Necesitamos empezar a formar personal, ojalá que aumenten las plantillas de enfermería, que están muy deficitarias. 

Delegadas y delegados del Sindicato de Enfermería, a nivel estatal, se han concentrado frente al Congreso de los Diputados,  este miércoles, ¿qué han reivindicado?

Después de casi un año sigue paralizada la Ley de Seguridad del Paciente, que cuenta con más de 47.000 firmas de respaldo, esto significa que, actualmente, no se puede garantizar la seguridad asistencial en los centros sanitarios y sociosanitarios. Es preciso que se establezca una asignación máxima de pacientes por cada enfermera, lo que repercute en todos los ámbitos, tanto públicos como privados.

 ¿Desde la enfermería cómo contempla la situación sanitaria actual, todavía en pandemia, pese a que hay menos presión hospitalaria?

Una vez más se está viendo que la enfermería somos un pilar fundamental en el sistema sanitario, ahora para poder llevar a cabo la campaña de vacunación de la gripe y con la que comenzamos de la Covid-19,  vamos a estar en los turnos libres, se ha hecho una bolsa de voluntarios, tanto del hospital como de primaria, para vacunar mañana y tarde tanto en el Pabellón 'Pedro Delgado' como a los sitios donde haga falta. Hay que poner la tercera dosis a muchas personas y en poco tiempo y se tiene que dar un equilibrio perfecto entre varios factores, número de dosis, de enfermeras necesarias y recursos y lugares adecuados para ello.  Ahí va a estar la enfermería dándolo todo. 

¿Las infraestructuras que se barajan para la vacunación son las adecuadas?

Ha sido muy complicado, igual que tuvimos problemas con el Centro Covid de la Avenida Padre Claret, al inicio, regularizándose todo tras algunas denuncias a la Inspección de Trabajo para que cumplieran con la normativa y la seguridad, ya no solo de los trabajadores sino de los ciudadanos y los pacientes que allí acuden, eso es lo que debe primar en las instalaciones. Ahora mismo hay que abordar vacunaciones y actos sanitarios que requieren mucho volumen en poco tiempo, se necesita un gran espacio, con unas condiciones de seguridad, por si surge alguna complicación, con materiales como un carro de parada, aparte de los profesionales, por eso son las enfermeras quienes ponen las vacunas.  

¿Qué momento atraviesa la Atención Primaria? 

Ahora mismo está bastante saturada porque nos encontramos con situaciones que no nos han permitido volver a la normalidad, es verdad que se ha regresado a la atención presencial y visitas domiciliarias, al seguimiento del paciente crónico, que hay que seguir en ello, después del verano y antes de estas subidas de positivos. Lo que ocurre es que, aparte de los nuevos modelos de atender la asistencia sanitaria nos encontramos con que hay que atender estas campañas de vacunación, que son bestiales, entonces están sobresaturados.

¿Esto va para largo?

Ahora mismo se va a vacunar con la tercera dosis a los mayores de 60 años, también a los sanitarios y sociosanitarios, pero somos menos numerosos en ese sentido y se hará a la vez pero con otros recursos que tiene la Gerencia. Vemos con cierto recelo y con cierto miedo lo que pueda haber después, qué va a pasar en navidades y con la situación a nivel estatal y mundial con la Covid-19, por lo que debemos de volver a llamar a la sensatez y al saber estar de los segovianos, hay que mantener las precauciones, esto no ha pasado. 

Se están dando pasos para la creación de la Facultad de Enfermería en el campus 'María Zambrano' de la Universidad de Valladolid (Uva), ¿qué posición tienen sobre este tema?

Es una noticia estupenda aunque llega tarde, no podíamos continuar siendo la única provincia de España que careciera de Facultad de Enfermería. De aquí a cuatro años, lo que dura el graduado, independientemente de que haya quien continúe por alguna especialidad, en Segovia se van a jubilar en torno a un centenar de profesionales de enfermería, entre 60 y 65 enfermeras en Atención Especializada y unas 40 en Atención Primaria, o tardamos muy poco en instaurar estos estudios o no habrá una reposición. Es preocupante, ya no solo por la situación que se nos plantea cada verano y que ya partimos de unas plantillas deficitarias de enfermería pero, si a esto le sumamos las jubilaciones, no vamos a llegar aunque se instauren los estudios, el año próximo, aunque sería un desahogo importante.

¿Se va avanzando en el calendario para abordar la ampliación del Complejo Hospitalario, ¿cual es su impresión sobre este proyecto?

Es muy positivo todo lo que sea aportar a la sanidad de Segovia una mayor dotación de infraestructuras y que esto vaya a repercutir en la salud de los segovianos. No nos tenemos que olvidar, lo he dicho en numerosas ocasiones, que todo ello debe de ir acompañado de dotación de personal. 

Confiemos en que este proyecto no se quede en papel mojado, ha tenido que venir una pandemia para que veamos, no solo la falta de profesionales,  en concreto de enfermeras y enfermeros, aparte de otros colectivos, como de unas infraestructuras deficitarias para hacer frente a la situación.  Nos gustaría que lleguen cuanto antes mejor, tanto la Facultad de Enfermería, como estas infraestructuras.  

¿Ustedes están apoyando las concentraciones de los trabajadores de la Residencia Asistida de Segovia para reclamar más personal,  ¿cómo se encuentra este problema?

Vemos todos los días problemas en las residencias, no solo las privadas sino también las públicas, con un gran déficit de profesionales de enfermería y otros colectivos, para dar la mejor atención posible a nuestros mayores. Tenemos un grave problema, hay muchísimas residencias privadas en Segovia que aún no cuentan con enfermera, con el riesgo que esto supone, pese a que sea de obligado cumplimiento. 

En la Residencia Asistida llevan todo el verano trabajando en mínimos, para poder disfrutar algún día de vacaciones, incluso cubrirse entre los compañeros,  hasta hay bajas psicológicas.  Es cierto que la gerente territorial de Servicios Sociales, Carmen Well, ha adoptado el compromiso de aumentar la contratación, pero no es suficiente, necesitamos que esto se mantenga en el tiempo. Donde más se verán los resultados de la aprobación de la Ley de Seguridad del Paciente será en los centros sociosanitarios, no me quiero olvidar de ellos porque la situación es especialmente dramática. Desde el Comité de Empresa de las Consejerías de Sanidad y Familia de la Junta de Castilla y León en Segovia, que lo componemos diferentes sindicatos, hemos acordado llevar a cabo movilizaciones porque la situación es igual de preocupante.