scorecardresearch

Goles de oro para los espinariegos

Aurelio Martín
-

La Unión Deportiva El Espinar-San Rafael distribuye masivamente en 2.240 papeletas nueve millones de euros de un cuarto premio.

Un grupo de mujeres celebra el premio de la lotería de papeletas que les vendieron sus hijos. - Foto: Rosa Blanco

Un 'batallón' de niños, adolescentes y jóvenes, pertenecientes a la Unión Deportiva El Espinar-San Rafael, –que tiene siete equipos de fútbol y fútbol sala en diferentes categorías, desde la provincial a los prebenjamines–, se encargó de distribuir un total de nueve millones de pesetas de un cuarto premio del sorteo extraordinario de Navidad de la Lotería Nacional, el 42.833, vendiendo a familiares y amigos de su entorno un total de 2.240 papeletas, a cinco euros cada una, en las que se jugaban cuatro (a la que le corresponden 4.000 euros) y un euro como donativo al club.

En total este grupo que ha hecho feliz a la población espinariega lo formaron en torno a 150 personas, incluidos entrenadores y delegados de los equipos, un 'ejército' que fue distribuyendo las papeletas entre sus familias, generalmente a las primeras que se suele recurrir para acabar pronto con el encargo de venderlas, además de que también se pusieron talonarios a la venta en los bares 'Manso', 'El Rolar',  'Orly' y 'La Bodega' de este municipio de 9.061 habitantes, Reserva de la Biosfera. 

Los jugadores recibieron diez papeletas y los entrenadores y delegados entre 10 y 25, mientras que el club se quedó con dos décimos, premiados con 40.000 euros, lo que le permitirá salir con más comodidad de una deuda por la que atravesaba y contar con fondos para afrontar nuevas temporadas, según el presidente José Antonio Díez.

Elena Prieto, del bar ‘El Rolar’, uno de los que vendieron papeletas.Elena Prieto, del bar ‘El Rolar’, uno de los que vendieron papeletas. - Foto: Rosa Blanco

Con esta logística de distribución de un total de 45 series, con 200.000 euros por serie de premio, vendidas íntegramente por la Administración número 1, ubicada en la Plaza de la Constitución, los destinatarios de la suerte han sido también numerosos vecinos que verán cumplida alguna ilusión, como la de Alejandro, defensa del equipo provincial de esta familia verde y negra (color de la camiseta), que se podrá comprar un coche, ahora que estudia para obtener el carné de conducir, o una mujer que solo pudo vender dos participaciones y, disgustada, se tuvo que quedar con ocho, pero que, este miércoles, lloraba de emoción al poder viajar a Ecuador para ver a su hijo, que se encuentra enfermo. 

Después de que saliera el premio, a las 10,48 horas, la plaza principal de El Espinar se fue animando poco a poco, hasta mediodía, que ya era un hervidero de personas, incluidas madres e hijos, celebrándolo, incluido el periodista de Radio Segovia-SER, Marco  García, que reside en El Espinar, a unos 34 kilómetros de la capital, que narró estos momentos para su emisora pero sabiendo que él y su familia se encontraban entre los agraciados.  El premio no ha conocido colores políticos, comenzando por el alcalde, el popular Javier Figueredo, y miembros de la corporación municipal de diferente grupo, hasta la exalcaldesa socialista Alicia Palomo, parlamentaria autonómica, que llevaba una papeleta.

Tras felicitar a la encargada de la administración, María José Muñoz, de la que es titular Carlos Díez, abierta hace tres años, Figueredo mostró una «alegría muy grande porque el premio está muy repartido y, con los malos tiempos que hemos vivido, vemos a la gente sonreir,  la ilusión que se crea es lo más importante que te puede pasar siendo alcalde», reconociendo que alguna papeleta llevaba.

Juan Jesús María, a la derecha, y Veselin Doychev brindan con cava. Juan Jesús María, a la derecha, y Veselin Doychev brindan con cava. - Foto: Rosa Blanco

Antes de que los periodista y cámaras invadieran por completo el pequeño espacio de la administración, mientras el representante de la Sociedad Estatal de loterías y Apuestas del Estado (SELAE) terminará de colocar los carteles oficiales que atestiguaban que de allí  había salido el premio, María José Muñoz confirmó que se había vendido a la Unión Deportiva las las 45 series.

Estaba feliz, aunque no llevaba ninguna papeleta: «Los números pasan por mis manos un par de veces, no voy a comprarlos todos, si me gusta adquirir papeletas, pero esta vez no llevo». 

En el corto espacio de tiempo que lleva en este punto de venta, desde que lo compró la familia, solo había dado un premio gordo en un sorteo de sábado, nunca en Navidad, y estaba dispuesta a haber realizado la huelga de los loteros que reclaman que les suban las comisiones, sin modificarse en los últimos 17 años, pero «con el premio se ha desbordado todo, aunque me habría sorprendido trabajando dentro».
CAVA. Los más madrugadores en sacar una tapa y una copa de cava fueron Veselin Doychev Vasilev, nacido en Bulgaría, que lleva residiendo más de una veintena de años en El Espinar, que vendió cien papeletas en su Mantequería-bodega Mego, a escasos diez metros de la administración, aunque solo se quedó con una, junto con Juan Jesús María, depositario de tres papeletas compradas a última hora junto a un grupo de amigos, que se  alegró porque los equipos de fútbol pudieran salir adelante, después de que llegaran a retirarse de la competición. La propietaria del bar 'El Rolar', Elena Prieto Pato, se quedó con un «pellizco» de lo que había vendido, para alegrar las navidades, aunque coincidió con todo su entorno: satisfacción de ver agraciado a un municipio entero.

El alcalde, Javier Figueredo, saluda a la lotera María José Muñoz.El alcalde, Javier Figueredo, saluda a la lotera María José Muñoz. - Foto: Rosa Blanco

El niño Mario Romano le dio la suerte a su abuela, Pilar de la Fuente, quien reconocía que está en deuda y que lo primero que hará con el dinero será comprarle un buen regalo, Antes de abrazar a su amiga Cuqui, también agraciada, le dio tiempo a decir que llevaba dos papeletas, igual que cada una de sus hijas, ambas separadas, por lo que cada una de las tres recibirá 8.000 euros.  
De rebote, una enfermera de la residencia de mayores 'Virgen de Veladíez', ubicada en Espirdo, esposa de un delegado de equipo y madre de un jugador, vendió papeletas al personal del centro, repartiendo unos 140.000 euros. Y el alcalde de la localidad segoviana de Añe, el popular Javier García, que regenta la Administración número 3 de Ávila, vendió por ventanilla diez décimos del mismo número, premiados en su conjunto con 200.000 euros.

Segovia se jugaba en este sorteo  billetes por 18.953.160 euros, un 23,27% más que el año anterior, 123,49 euros por habitantes.