scorecardresearch

CyL esquiva el siniestro más grave de la historia del seguro

P.V.
-

Las heladas de primeros de abril, que provocaron miles de daños en otras autonomías, solo perjudicaron a 6.100 hectáreas de Castilla y León con indemnizaciones en torno a 1,5 millones

Un agricultor burgalés muestra los daños que las heladas de primeros de abril provocaron en las plantas de colza. - Foto: Alberto Rodrigo

Los agricultores de Castilla y León han conseguido salvar la borrasca Ciril, un frente ártico procedente del norte de Europa que hizo descender drásticamente las temperaturas nocturnas entre el 1 y 5 de abril. Mientras que Agroseguro habla del «siniestro más grave de la historia del seguro agrario en España» con unas indemnizaciones que alcanzan los 244 millones de euros, en la Comunidad solo se vieron afectadas 6.100 hectáreas con daños por valor de un millón y medio de euros.

Agroseguro detallaba esta semana que estas heladas habían provocado daños masivos en las campañas frutícolas de Cataluña y Aragón, con daños extensibles en Castilla-La Mancha, Comunidad Valenciana y Región de Murcia en lo que supone «una cifra histórica» de indemnizaciones que, a lo largo de los 42 años de vida del sistema español de seguros agrarios, solo se ha manejado en casos de fuertes sequías. Sin embargo, en Castilla y León se produjeron daños, aunque no fueron generalizados.

Según los datos facilitados por Agroseguro, las hectáreas siniestradas en la Comunidad se sitúan en 6.100, la mayor parte de ellas en Valladolid, León, Ávila y Zamora. «La entidad ha recibido partes de siniestro de todas las provincias, aunque bien es cierto que Soria –sobre todo su cereal– ha esquivado, por el desarrollo en el que se encuentran los cultivos, los efectos de las bajas temperaturas», aseguran las mismas fuentes.

En el caso de la superficie afectada en Valladolid, Ávila y Zamora, la mayor parte de los daños se han producido en oleaginosas, concretamente colza que se encontraba ya en estado de floración, y remolacha. En el caso de la provincia vallisoletana, las heladas también dañaron algún almendro. Por su parte, en León también existen daños en colza y cereal de invierno, aunque los más significativos se han producido en fruta de pepita –pera y manzana– del Bierzo, «ya que la temperatura descendió hasta los seis grados bajo cero en la zona y justo coincidió con los frutales en estado de plena floración», detallaron desde Agroseguro.

EL VIÑEDO SE SALVA

Afortunadamente, el cereal no se ha visto afectado de manera generalizada en la Comunidad ni tampoco prácticamente las principales zonas vitivinícolas. Según Agroseguro, solo unas 100 hectáreas de toda la región, principalmente de Valladolid y algún viñedo de la denominación de origen Toro, tienen daños por las heladas. «Las heladas han pillado al viñedo con yema de invierno en un 90 por ciento y no parece que se hayan visto afectadas. Nada que ver con las heladas que Castilla y León sufrió el pasado año a mediados de abril, quince días después del episodio de ahora, que causaron daños por un valor de más de quince millones de euros». detallan.