Los próximos pasos para retirar la Virgen del Acueducto

D. S.
-
Los próximos pasos para retirar la Virgen del Acueducto

La operación se prolongará hasta la próxima semana. Es "compleja y delicada", insiste el Ayuntamiento, y aparte del andamio, requiere la construcción temporal de un plano de trabajo a la altura de los pies de la imagen para sacarla de la hornacina

La operación iniciada el pasado lunes para la retirada y restauración de la Virgen del Acueducto, "con el fin de garantizar su adecuada conservación presente y futura", es una intervención "compleja y delicada" que exige la utilización de unos medios excepcionales. Según informaba este viernes el Ayuntamiento, el estado de conservación de la escultura, de 1520, hecha de piedra caliza y que ha estado sometida a la intemperie casi 500 años, "aconseja realizar la restauración en un taller y no in situ". La posición de la escultura en la hornacina lo hace inaccesible en su totalidad.

La restauración en taller implica que hay que bajar la imagen de su posición actual, a más de 20 metros sobre el suelo. "Ello dificulta enormemente la operación y hace que se deba 'construir' un plano de trabajo a la altura de los pies de la imagen", añade el Ayuntamiento en un comunicado donde explica los próximos pasos. "Su colocación sólo es posible con un andamiaje aparatoso que abrazará completamente el pilar central del Acueducto por la necesidad de arriostramiento, ya que no se puede realizar anclaje alguno al monumento. Hay que pensar que el andamio tiene que sostener en un determinado momento todo el peso de la escultura".

Dado que la escultura se encuentra dentro de la hornacina, su extracción hacia arriba es imposible, "debiéndose sacar hacia delante". "El plano de trabajo permite esta operación de mover la virgen hacia delante y su apoyo sobre el andamiaje para la operación de descenso. Pero, primero de todo, hay que extraer la imagen de su posición, ya que está anclada al nicho y asentada sobre una 'cama' de mortero de cal y cascajo para su correcta colocación en su momento. Su liberación implica la retirada de ese mortero de cal y el cascajo de acompañamiento.

Una vez liberada la imagen, para su extracción se incorporará una grúa a la parte más alta del andamio, a través de pórticos en su remate superior. En estos pórticos, que se colocan paralelos al Acueducto, se sujetará una viga y un polipasto que permitirá suspender la imagen y su desplazamiento horizontal sobre el plano de trabajo. Todos los anclajes, abrazaderas, etc. a la imagen se realizarán con materiales de amortiguamiento y de forma que la escultura no sufra por rozamiento o por cualquier otra tensión, siempre según las explicaciones del Ayuntamiento. Sobre este plano de trabajo se embalará la imagen para trasladarla en las mejores condiciones y descenderla con una grúa exterior de brazo mayor.

La actuación se ha de hacer "con delicadeza y minimizando todos los riesgos posibles que se derivan tanto del peso propio de la imagen (1.000 kg) y su volumen (una altura de 1,60 metros) como de su fragilidad (piedra caliza expuesta a la intemperie), de la altura a la que hay que hacer la operación y de la protección que requiere el Acueducto.

Toda la operación se lleva a cabo por un restaurador especialista y con la supervisión de los Servicios Técnicos Municipales y del Servicio Territorial de Cultura de la Junta de Castilla y León. Los trabajos se acometen desde una visión multidisciplinar. Asimismo, "los siguientes pasos serán el traslado al taller de la imagen original para su consolidación, restauración y conservación en el museo; y la realización de la reproducción que se colocará en lo alto del Acueducto", concluye el Ayuntamiento.

Los próximos pasos para retirar la Virgen del Acueducto
Los próximos pasos para retirar la Virgen del Acueducto
Los próximos pasos para retirar la Virgen del Acueducto
Los próximos pasos para retirar la Virgen del Acueducto