scorecardresearch

Villacastín tira la casa por la ventana

Nacho Sáez
-

Este municipio, que tiene un presupuesto anual de 1,5 millones de euros, se va a gastar dos millones en construir un pabellón multiusos. «Lo necesitamos», justifica su alcalde.

Uno de los planos del proyecto de construcción de un pabellón multiusos en Villacastín. - Foto: DS

El topónimo 'Villacastín' ha sido objeto de diversas teorías sobre su origen más lejano. Una de ellas sostiene que había una villa perteneciente al general romano Castino. En junio de 1473 se congregaron en Villacastín los procuradores de la Hermandad General del Reino con el fin de redactar una serie de leyes para la creación de una nueva Hermandad General capaz de contrarrestar el crimen, la pérdida del principio de autoridad y la relajación de costumbres que se había producido durante el reinado de Enrique IV. Las conocidas como 'Leyes de Villacastín' fueron refrendadas por el rey y sirvieron para constatar que el monarca contaba con algunos nobles leales y como antecedente básico para que, tres años más tarde, los Reyes Católicos creasen la famosa Santa Hermandad Nueva. Ahora Villacastín es un polo de atracción industrial y eje de las comunicaciones entre Segovia, Ávila y Madrid. Tiene uno de los políhgonos empresariales más importantes de la zona y por sus márgenes discurren la AP-51, la N-110 y la N-VI. Suficientes motivos para que en su casco urbano residan casi 1.500 vecinos que sin embargo no cuentan hasta ahora con una infraestructura tan básica como un pabellón. Su actual equipo de Gobierno municipal (PP) quiere poner remedio a esa carencia con una inversión que pondrá a prueba su solvencia económica.

Dotado de un presupuesto anual de alrededor de 1,5 millones de euros, el Ayuntamiento se gastará más de dos millones a lo largo de los dos próximos ejercicios para construir un pabellón que será multiusos. El pasado 15 de noviembre sacó a licitación las obras, que se llevarán a cabo en dos fases aunque al final de la primera ya se podría empezar a utilizar. El proyecto redactado por el arquitecto Santiago Pastor Vila define el edificio como un nuevo pabellón multiusos «encaminado a servir al ciudadano tanto para el desarrollo de actividades deportivas de varias modalidades como para acoger actos municipales que impliquen una asistencia de ciudadanos importante».

La Feria del Ganado de Villacastín, por ejemplo, reúne cada año en el municipio a decenas de visitantes no solo atraídos por la tradicional subasta de ganado vacuno de raza avileña negra ibérica sino también por la feria de artesanía y alimentación que se celebra de manera paralela en un recinto con posibilidades muy limitadas. El nuevo pabellón ampliará los horizontes de Villacastín, que además cuenta con al menos cinco clubes deportivos. «Lo necesitamos. Tenemos unas pistas al aire libre y un pabellón para el colegio sin instalaciones de gradas», explica el alcalde, Julio César Sánchez.

Villacastín tira la casa por la ventanaVillacastín tira la casa por la ventana

El programa electoral con el que se presentó a las elecciones de 2019 ya recogía esta iniciativa, pero no ha sido hasta este año cuando la han incluido en sus presupuestos municipales. «Vamos a utilizar los propios remanentes de tesorería», apunta el propio primer edil, que confía en que el conjunto de las obras esté concluido a finales del próximo 2022. «En cuanto acaben las de la primera fase intentaremos que empiecen las de la segunda», añade. De momento las que ya se encuentran en licitación todavía no han sido adjudicadas. Están en fase de evaluación, tal y como se puede comprobar en la Plataforma de Contratación del Sector Público, donde también están publicado el proyecto de ejecución.

Este revela que el edificio tendrá un único cuerpo de planta rectangular y sección trapezoidal con una cubierta inclinada a un agua sostenida en su parte central por una sucesión de pórticos formados por una combinación de cerchas metálicas de canto constante y pilares prefabricados de hormigón armado. E incluirá una pista deportiva, tres vestuarios –uno para árbitros–, dos almacenes y un graderío. En total, más de 2.130,29 metros cuadrados de superficie construida y 19.444,35 de superficie útil sobre una parcela municipal localizada en la parte suroeste del municipio.

Muy cerca del campo de fútbol, con el que completará unas instalaciones deportivas más a la altura de las necesidades de un municipio de más de un millar de habitantes censados. Pero antes el Ayuntamiento tendrá que completar las dos fases en las que está diseñado el proyecto. Con la construcción del primer lote conseguirá un pabellón mínimamente funcional en el que se podrán realizar partidos, principalmente en época invernal, y disponer además de unos servicios mínimos (dos aseos). Pero no contará con vestuarios –que se ejecutarán en la segunda fase– y la zona de graderío no podrá ser usada por espectadores debido a que no se dispondrá de barandilla de protección. En ese periodo de transición, el proyecto contempla la instalación de sillas móviles para los espectadores en la zona inferior a nivel de pista entre el marcaje de las pistas y las gradas, donde existe un espacio de 3,5 metros aproximadamente.

«Es la obra más grande que se va a hacer en Villacastín», destaca el alcalde. El plazo de ejecución de esta primera fase es de siete meses desde la firma del replanteo y tiene un presupuesto de 1,6 millones de euros después de impuestos. Una cantidad a la que el Ayuntamiento tiene que sumar 165.000 euros para la adquisición de una nueva máquina barredora para el servicio de limpieza viaria, ya licitada también. Gracias a un convenio firmado en marzo del año pasado, contará con una ayuda de la Diputación Provincial de Segovia.