scorecardresearch

Agentes advierten a los usuarios de Navacerrada

Ical
-

La ministra para la Transición Ecológica plantea aplicar la Ley de Patrimonio del Estado para lograr el cierre de la estación de esquí.

La estación de esquí de Navacerrada, esta mañana. - Foto: Rafael Bastante/ Europa Press

La vicepresidenta tercera y ministra para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, Teresa Ribera, señaló hoy que los agentes medioambientales han advertido hoy a los usuarios de la estación de Navacerrada de que no tenían título y su ocupación es "ilegal". Todo ello, a pesar de que el Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León denegó la semana pasada las medidas cautelares solicitadas por Parques Nacionales para impedir la reapertura de las instalaciones, por lo que las pistas segovianas abrieron este fin de semana y podrán hacerlo hasta que se resuelva el conflicto que mantienen Gobierno y Junta.

Ribera, en un acto celebrado en el Ayuntamiento de Valladolid, argumentó que el motivo que alega el TSJ para denegar esa adopción de medidas cautelares en su pronunciamiento "es no prejuzgar el fondo sobre si debe haber una competencia de la Junta o es exclusiva del Organismo Autónomo de Parques Nacionales (OAPN)". "Nosotros, en ese momento, entendimos que podíamos actuar con arreglo a lo que habitualmente ocurre en montes de utilidad pública, donde el propietario de la finca, y en este caso es propiedad de Patrimonio del Estado, informa adecuadamente, pero las concesiones sobre usos corresponde a la autonomía", recordó.

Ribera expuso que en este caso se trata de una situación "peculiar", porque el propietario de la finca es una administración pública y puede "aplicar directamente la Ley de Patrimonio del Estado, los privilegios de autotutela y activar una acción de reintegro posesorio". "Trabajaremos en las dos medidas", pronosticó.

La ministra confió en que "razonablemente las cosas se vayan resolviendo en el tiempo que corresponde", pero justificó que el motivo por el que "no tenía sentido sacar a concurso de nuevo esta concesión es que los días de nieve, desgraciadamente por el cambio climático, entre otras cosas, decaen de forma importante". Eso provoca que el uso de un "recurso precioso, como es el agua", a través de cañones de nieve artificial, "se hace cada vez más importante, con unas condiciones de explotación de las pistas de esquí cada vez menos satisfactorias".

En este sentido, consideró "cada vez más razonable", como ya ocurrió en Valcotos, en la vertiente madrileña de la Sierra de Guadarrama, "recuperar el espacio para todos los españoles, para que hagan esquí de fondo si así lo desean, el uso tradicional de Navacerrada durante décadas". "Queremos cerrar este capítulo reconociendo el valor tan importante que ha tenido para una inmensa mayoría de madrileños y castellanos y leoneses; pero desgraciadamente las cosas cambian y un espacio privilegiado como es este puerto pueda ser ahora de disfrute de todos los españoles y no exclusivo", sentenció Ribera, quien explicó que las cuentas "tampoco deben salir muy bien" al concesionario de los últimos 25 años.