scorecardresearch
Pilar Cernuda

CRÓNICA PERSONAL

Pilar Cernuda

Periodista y escritora. Analista política


Última oportunidad para Ciudadanos

13/01/2022

Ciudadanos cuenta con 11 procuradores en las Cortes de Castilla y León. Los sondeos le auguran que en las elecciones del 13 de febrero conseguirían un solo escaño, aunque alguno le conceden hasta dos, pero también hay sondeos que les dejan a cero. Para Inés Arrimadas de esas elecciones dependen la supervivencia de su partido y su propia continuidad en política.

Se han cargado muchas las tintas sobre Arrimadas y su forma de dirigir el partido. Ha cometido errores, saliendo escaldada de los amagos de acercamiento al PSOE, pero es indudable que cuando accedió a la presidencia Ciudadanos se encontraba en una situación crítica como consecuencia de la escasa visión política de Albert Rivera, que indirectamente promovió el gobierno de coalición de Sánchez al negarse a prestar su apoyo al presidente, gobierno que, como se adivinaba, está siendo catastrófico para España. Arrimadas ha intentado detener las ansias de algunos de sus colaboradores de mantenerse en la política activa -y en cargos institucionales- buscando refugio en siglas más seguras. No ha tenido éxito, se han producido fugas que han provocado la imagen de partido en situación de sálvese quien pueda, y la remontada se presenta muy difícil.

Tienen encima unas elecciones andaluzas que podrían celebrarse antes del verano, y que hace unos meses no pintaban mal para Cs porque en esa región está funcionando bien el pacto de gobierno entre Moreno y Marín, hasta el punto de que los dos barajaban la idea de presentar una lista conjunta PP-Ciudadanos que Arrimadas ya no veía mal, pero que en Génova han desautorizado porque no quieren acuerdos con Ciudadanos sino absorción.

Si la cosa no sale bien para Cs el 13-F, a lo mejor ya no les cabe más salida que la que busca García Egea desde que fichó al ex secretario de organización de Ciudadanos en tiempos de Rivera, Fran Hervías; una operación de dudosa ética aunque puede potenciar al PP, que es lo que pretende la pareja Egea-Hervías. ´Que es probable que se lleven el gato al agua, al menos en Andalucía. Sería difícil aceptar para los miembros de Ciudadanos que llevan tres años gobernando que se tengan que ir a casa si insisten en mantener unas siglas casi desaparecidas cuando se les abre la posibilidad de continuar siendo parlamentarios y miembros del equipo de un gobierno andaluz en el que están trabajando con buenos resultados… y con socios que les respetan.

Arrimadas intenta estos días llegar a un acuerdo con Sánchez para apoyar su reforma laboral a cambio de que rompa sus negociaciones con Bildu y los independentistas. Si lo consigue, se habrá apuntado un buen tanto. Si no, se vislumbra que Ciudadanos acabará echándose en manos del PP.