Virguerías culinarias con buena cerveza

Patricia Martín
-
Virguerías culinarias con buena cerveza - Foto: Rosa Blanco

'El fogón' de Daniel Micó y Caique Lima, del Bar Beerguería.

Daniel Micó formó parte del proyecto empresarial de Casa Vizcaínos, en la calle San Francisco, que tuvo que cerrar y se convirtió en trabajador por cuenta ajena pero «me volvió a entrar el gusanillo de cogerme un local» y con éste, situado en el número 2 de la calle Baltasar Gracián, en Nueva Segovia, fue «amor a primera vista»,  porque le gustó la ubicación, la posibilidad de tener terraza, que sea muy visible y que esté en un barrio «joven, vivo y que está creciendo».
Con todo estos ingredientes, Daniel Micó lo tuvo claro y así comenzó Beerguería, que lleva abierto algo más de un mes. Su objetivo es ofrecer a los segovianos un concepto de hostelería «un poco más moderna y más joven», con una propuesta gastronómica alegre y divertida  y hacer de este oficio «algo menos anclado en el pasado», sin que todo esto, por supuesto, «signifique perder ni un ápice de calidad», subraya Daniel Micó.
Para esta aventura, llamada Beerguería, en la cocina, se encuentra el brasileño Caique Lima Nascimiento, con el que compartió también, durante casi cuatro años, los fogones de Casa Vizcaínos. Tiene una carta elaborada donde triunfan las hamburguesas y las raciones, para que «esté al alcance de todo el mundo». Ahora mismo dispone de una terraza, con seis mesas y tiene solicitada otra al Ayuntamiento, de unas 12 o 16 mesas más.
Cervezas y vinos. En el bar Beerguería se sirven desayunos y almuerzos. Está enfocado al mundo de la cerveza. De ahí el juego de palabras de ‘beer’ (cerveza en inglés) y la sonoridad de la palabra castellana: virguería. Daniel Micó  explica que es una palabra que le ha gustado siempre. «Tengo tres palabras favoritas por cómo suenan, no por su significado: virguería, carambola y virulé», que serían los tres  nombres de sus establecimientos. «De momento, hemos conseguido el primer paso», resume. Beerguería apuesta por la cerveza que «es un mercado que está en auge», pero sin perder de vista el vino, que es «una de mis pasiones. Tengo unas pocas referencias y si alguien de pide algo rebusco. Son vinos de calidad y enfocado a la hostelería», explica Daniel Micó. En cuanto a las cervezas, destaca que también procura buscar lo que encaja en cada tipo de cervezas, «ales, ipas o  lager», tanto en grifo como en botella. «Tengo lo que me ofrece el distribuidor. Lo que veo, lo que busco, lo que me ofrece el distribuidor y lo que  le gusta al cliente», resume.  También con la idea de ir renovando con cervantes de distintos ingredientes. 
comer bien. Para acompañar la selección de cervezas, sus hamburguesas, de muy diferentes tipos y artesanales. «Hacemos un ketchup casero riquísimo con pimientos del piquillo», proponeDaniel Micó. Además de sus raciones, con un toque diferente y no sea lo mismo de siempre: cebollas rellenas en tempura: bolas de morcilla, mezclada con pan y pasas y se reboza también en tempura; verduras a la parrilla y croquetas caseras, que «es un plato maravilloso y muy nuestro».