Tres palabras: raciones, burguer y copas

Patricia Martín
-

'El fogón' de Ramiro Blas Cuenca, del Bar RBC.

Tres palabras: raciones, burguer y copas - Foto: Rosa Blanco

Las iniciales de Ramiro Blas Cuenca, RBC, conforman el nombre del último proyecto de este veterano de la hostelería segoviana que además lo conjuga con tres pilares de su propuesta: R de raciones; B de burguer y C de copas. «Puede ser ambas cosas las siglas de mi nombre y apellidos y raciones, burguer y copas», explica divertido Ramiro. El bar RBC abrió sus puertas, en la popular Calle de los Bares, a comienzos del mes de abril. 
La andadura profesional de Ramiro Blas Cuenca se inicia en los últimos años de la década de los ochenta, en el bar Paraninfo, junto al instituto ‘Andrés Laguna’, en el Paseo de Conde Sepúlveda. Un local muy recordado por los alumnos de varias generaciones que pasaron por este centro educativo. Ramiro también fue el propietario, en la calle de Los Coches, del Burguer Queen y de la primera etapa del Ruta 66. «Pensamos que había llegado el momento de hacer un nuevo cambio» señala y así comenzó el diseño de la propuesta del RBC en la Calle de los Bares.
Para los amantes de las hamburguesas, con el pan clásico y tradicional e ingredientes de gran calidad, el RBCles propone degustar cuatro opciones diferentes: la normal con carne de vacuno de 110 gramos; la especial de cerdo ibérico; la black angus de 200 gramos y una hamburguesa de vacuno de retinto. Ramiro Cuenta destaca que son la carne y los ingredientes de sus hamburguesas son de gran calidad y «a unos precios muy ajustados». También está teniendo una gran aceptación por parte de los clientes, la carta de tostas del RBC. «Están pidiendo mucho la tosta de pollo a la plancha con queso brie y cebolla caramelizada y también otra de pimiento caramelizado, solomillo de cerdo y queso brie», detalla Ramiro Blas. La oferta del RBCtambién incluye platos combinados y como indica su nombre, Raciones. Unos platos que preparan todos los días de la semana, excepto el lunes, en el que cierran por descanso. 
El bar RBCabre a las 10.00 horas y de forma ininterrumpida, incluida la cocina, hasta las 23:45 horas, de martes a jueves y los domingos. «La noche de los viernes y sábados alargamos la apertura de la cocina hasta la una de la madrugad y del local hasta las dos», resume su propietario. En esta nueva aventura a pocos metros de la Plaza Mayor, Ramiro cuenta con el apoyo, el trabajo y la dedicación de su mujer y de sus hijas, 
café y pinchos. En el RBC también se puede disfrutar a la hora del desayuno y el aperitivo, con su amplia barra de pinchos y tapas. Ramiro Blas afirma que las cosas van bien aunque es un poco pronto, con sólo seis meses de vida, para hacer una valoración más en PROFUNDIDAD. Entre su clientela, segovianos que conocen bien su experiencia, turistas que hacen un alto para reponer energías para seguir disfrutando de la ciudad y los estudiantes universitarios que, en este arranque del nuevo curso, van descubriendo la oferta de comidas y cenas del RBC, con una capacidad para unos 25 comensales entre la mesas de la entrada y las situadas al fondo de la barra.