Tenacidad y constancia

Patricia Martín
-

'Los diez lugares' de Isabel Miranda, presidenta de la Asociación de Familiares de Enfermos de Alzheimer de Segovia.

A Isabel Miranda le gusta entrar en la Real Casa de Moneda por la oferta cultural y disfrutar de las vistas. - Foto: Rosa Blanco

Isabel Miranda Gutiérrez (Donhierro) nació en el pueblo natal de su madre pero creció en Villeguillo. Estudió interna en un colegio religioso en Valladolid. Se formó en Secretariado y trabajo en los Laboratorios Alter, en la capital pucelana. Su marido era médico rural y vivieron en  Navas de oro, Escalona, Adrados y Carbonero el Mayor. Presidenta de Asociación de Familiares de Enfermos de Alzheimer, desde su fundación en 1997. Le encanta viajar y la lectura, se ha enganchado a la Historia de Castilla.

1. Mesón El Riscal, Carbonero el Mayor. Por las celebraciones familiares durante los años que vivió allí con su marido, que ejercía de médico de familia, y sus tres hijos, que coincidieron con sus Comuniones. Destaca la calidad, profesionalidad de toda la restauración segoviana donde se come muy bien y siempre son «excelentes colaboradores» con las causas solidarias de AFA Segovia, inmersa en el gran proyecto de culminar el Centro de Estancias Diurnas para Enfermos de Alzheimer. 
2. El Mercado Municipal de La Albuera. Le encanta el comercio de barrio, tradicional y cercano que desgraciadamente va desapareciendo. Tiene una gran vinculación, por su cercanía con el CISSde La Albuera, done está la sede de AFA, con el Mercado Municipal. Allí encuentra todo lo que necesitas y un trato profesional, cercano y muy cariñoso. Sus comerciantes también se implican con los usuarios de la asociación, que suelen acudir a dar una vuelta por los distintos negocios y comprar los ingredientes para las recetas que elaboran en los talleres.
3. El Alcázar. Edificio impresionante, en un enclave maravilloso y sus jardines, que ofrecen una vistas únicas, tanto a San Marcos, la Veracruz y Zamarramala. Por el otro, el Pinarillo, el cementerio judío. Además de los dos valles que, en esta estación del otoño, tienen unos colores «impresionantes». 
4. El Barrio de San Lorenzo. Por esa mezcla de pueblo y ciudad, la plaza central del barrio que es «una maravilla», con su empedrado, la iglesia, los bares y sus terrazas. Le recuerda la esencia de los pueblos en los que ha pasado muchos años de su vida, con mucha tranquilidad y su fácil salida hacia la Alameda del Parral o la Senda de los Molinos para pasear en un entorno espectacular.
5. Segovia verde. Tenemos una de las ciudades con más espacios verdes, parque y jardines. Por cercanía con su casa, reivindica el Jardín Botánico, siempre diferente en cada mañana. Le gusta mucho andar, ponerse calzado cómodo y salir a pasear, en soledad y a su ritmo. Bajar por la Cuesta de los Hoyos hacia la Fuencisla o cualquier otra ruta por la ciudad y su cinturón verde. Confiesa que alguna vez se ha sorprendido del lugar donde ha terminado su paseo.
6. Campo Grande, Valladolid. Sus padres hacían el esfuerzo, una vez al mes, de ir en su 600 a Valladolid para pasar el día en familia, comer todos juntos en el Hotel Roma y después ir al Campo Grande, para dar de comer a los cisnes y patos y, en el buen tiempo, había una barquita para hacer una pequeña travesía por el lago. Recuerdos de días muy especiales y ahora que le faltan sus padres, le cuesta mucho ir. 
7. El Museo de Segovia. La asociación tiene un convenio con el Museo Provincial y sus usuarios acuden a ver las exposiciones y también participan en talleres de arcilla. El personal del museo, con Santiago Martínez a la cabeza, hacen un gran trabajo. 
8. La Biblioteca Pública. Por su gran auge cultural gracias una amplia oferta que está siendo todo un acierto para dar contenido a este espacio, al que se llega fácil porque el autobús «te deja en la puerta». A los usuarios de AFA les encanta acudir, dentro del trabajo que hacen con las personas recién diagnosticadas en estimulación temprana. 
9. Villeguillo. Su pueblo al que regresó en todas las vacaciones durante su etapa escolar, a la casa familiar. Situado a 8 kilómetros de Coca y a 8 también de Olmedo, en Tierra de Pinares. Un pueblo pequeño por el pasa el Camino de Santiago desde Madrid, con su albergue para peregrinos.
10. La Casa de la Moneda. Pide a los segovianos que visitar a menudo la Ceca no sea una asignatura pendiente porque reúne historia, cultura, interesantes exposiciones. El lugar perfecto para hacer un alto en el camino y disfrutar con las vistas al Eresma.