Irán insiste en su intención de salvar el acuerdo nuclear

EFE
-

El Gobierno de Teherán reitera que, pese a sus continuas violaciones del pacto, se muestra abierto a mantener el diálogo con "aquellas partes interesadas" y revertir la situación siempre y cuando se contrarresten las sanciones impuestas por EEUU

El ministro iraní de Exteriores, Mohamad Yavad Zarif - Foto: DENIS BALIBOUSE

El ministro iraní de Exteriores, Mohamad Yavad Zarif, ha asegurado que su país deja "la puerta abierta para la negociación y el entendimiento" respecto al acuerdo nuclear de 2015, pese a la decisión de reanudar el enriquecimiento de uranio en la planta de Fordo.
"Comenzamos las conversaciones desde el primer día y no dijimos que no a las negociaciones", dijo Zarif a su llegada anoche a Turquía a una reunión de la asiática Organización de Cooperación Económica, según publicó este sábado la televisión estatal iraní.
El jefe de la diplomacia insistió en que mantendrán un diálogo con "aquellas partes interesadas en preservar el JCPOA (siglas en inglés del acuerdo nuclear)" e indicó que Francia también está realizando consultas al respecto.
De los tres países europeos signatarios del acuerdo nuclear, Francia es el que más activamente está tratando de mediar y lograr una solución para que Teherán vuelva a cumplir con el pacto, firmado en 2015 entre Irán y seis grandes potencias, pero del que EEUU se retiró el año pasado de modo unilateral.
Las autoridades iraníes comenzaron el pasado mayo a reducir el cumplimiento de sus compromisos nucleares para presionar al resto de firmantes (Rusia, China, Francia, el Reino Unido y Alemania), y principalmente a los europeos, a que contrarresten las sanciones impuestas por EEUU tras su retirada del acuerdo.
"Dejamos claro que si las medidas de las otras partes no dan resultados, tomaremos los siguientes pasos para disminuir nuestros compromisos de JCPOA", subrayó Zarif.
Pese a ello, el ministro de Exteriores recordó que el propio presidente iraní, Hasan Rohaní, anunció desde el primer momento que seguirán negociando mientras llevan a cabo esas medidas que, además, están siendo supervisadas por los inspectores del Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA).
Irán ya ha superado los límites permitidos por el JCPOA de almacenamiento de uranio y de su nivel de enriquecimiento, y ha puesto asimismo en marcha centrifugadoras avanzadas, cuando solo podía emplear las de primera generación.
En el cuarto paso de reducción de sus compromisos, adoptado el pasado miércoles, la Agencia de Energía Atómica de Irán (AEAI) inyectó gas en las 1.044 centrifugadoras de Fordo, donde tiene la intención de enriquecer uranio a al menos el 4,5%.
Según el JCPOA, el límite de enriquecimiento es del 3,67%, pero las autoridades iraníes ya lo superaron en julio pasado, y Fordo debe ser un centro de tecnología nuclear y física, en vez de una planta de producción de uranio enriquecido.
El pacto de 2015 limita el programa nuclear iraní para que Teherán no desarrolle la bomba atómica a cambio del levantamiento de las sanciones internacionales, por lo que las medidas punitivas de Washington lo han dejado muy debilitado al no poder Teherán disfrutar de esas ventajas económicas.