Los letrados del Congreso avalan la suspensión de los presos

Efe
-
Los letrados del Congreso avalan la suspensión de los presos - Foto: Ballesteros

El escrito deja en manos de la Mesa la especificación del número de miembros de derecho de la Cámara, clave para la investidura, y la anulación de los parlamentarios de ERC y JxCat afectados por la ley de enjuiciamiento criminal

El informe redactado por los letrados del Congreso a propuesta de la Mesa de la Cámara avala la suspensión de los cuatro diputados en prisión preventiva por el proceso independentista en Cataluña, por aplicación del artículo 384 bis de la Ley de Enjuiciamiento Criminal, según han informado fuentes parlamentarias. Ello supone la suspensión automática de Oriol Junqueras, de ERC, y de Josep Rull, Jordi Turull y Jordi Sánchez, de Junts per Catalunya. 
La Mesa del Congreso analizará en su reunión de este viernes dicho texto, y en él los servicios jurídicos de la Cámara destacan que no se puede proceder a la suspensión de los parlamentarios en aplicación del artículo 21 del reglamento del Congreso porque no concurre "la totalidad de los elementos requeridos". El precepto plantea la petición de suplicatorio y, al no darse ese factor, el Supremo ha dejado claro que no lo va a pedir.
Sin embargo, el artículo 384 bis de la Ley de Enjuiciamiento Criminal "debe entenderse de aplicación, también automática y ope legis -por ministerio de la ley-, al caso que nos ocupa". Por tanto, en el informe los letrados añaden que se debe proceder por parte de la Mesa a "adoptar las medidas precisas para dar plena efectividad a la previsión legal". El órgano de gobierno del Congreso tiene que acordar la suspensión "por imperativo legal", y no sólo eso, sino que también debe "fijar los efectos de la misma".
Así que los cuatro diputados catalanes presos que tienen que ser suspendidos dejarán de estar en ejercicio de sus "derechos y deberes" como parlamentarios.
Pero la Mesa tendrá que resolver además, apuntan los letrados, el alcance de la suspensión, la determinación del número de miembros de derecho de la Cámara durante el tiempo que dure la suspensión, a los efectos del cómputo de la mayoría absoluta, y también la composición de los órganos parlamentarios.
Es decir, la Mesa tendrá que fijar el umbral de la mayoría absoluta -176 diputados con todos los parlamentarios, 350, en plena condición como tales-, lo que es clave para, por ejemplo, la sesión de investidura.