scorecardresearch

De Cuéllar a Odesa

A.M.
-

La periodista segoviana especializada en Defensa, María Senovilla, se encuentra en Ucrania cubriendo la invasión por Rusia

María Senovilla elaborando una crónica para televisión en Odesa - Foto: D.S.

Uno de los puntos calientes de la guerra por la invasión de Ucrania por Rusia es la ciudad portuaria de Odesa, cuyas calles permanecen ahora cortadas con barricadas a la espera de la llegara de las tropas del presidente Putin.  

Allí se encuentra la periodista segoviana María Senovilla, cuellarana –donde su hermana Mercedes es responsable de la Administración de Loterías número 2–,  que está especializada en Defensa y comunicación de conflictos armados.

En una conversación a distancia con El Día, cuando se le pregunta por su presencia como 'freelance', sin el respaldo de ningún medio de comunicación,  con su habitual soltura afirma que  no se trata de la primera guerra que cubre y le resta importancia: «No es nada sorprendente que haya decidido venir; y a eso se suma que esta vez tenemos la guerra en casa, en Europa, por lo que hay que contar lo que está sucediendo». 

No obstante, aclara que el hecho de que no te envíe un medio «requiere muchísima organización, te tienes que preparar toda la logística lo mejor posible, porque cuando llegas aquí estás sola y cuentas sólo con tus medios y con lo que hayas preparado. Y para eso tienes que llegar primero… Con el espacio aéreo cerrado no ha sido fácil. Muchas horas por carretera, atravesando dos países antes de entrar en Ucrania y continuar luego hasta alcanzar Odesa», matiza.  

Licenciada en Comunicación Audiovisual en la antigua Universidad SEK, actual IE, máster en Comunicación de la Defensa y los conflictos armados, ha colaborado con diferentes medios de comunicación nacionales, incluso trabajó en la Embajada de la República de Angola en España. Ahora, con un perfil muy polivalente, desde Ucrania, colabora para la European Pressphoto Agency (EPA), de la que forma parte la española EFE,  con la que ha publicado en 'New York Times', y medios como 'Público' o la revista 'Atalayar', así como la Televisión de Castilla-La Mancha. 

De siempre ha trabajado de forma independiente y aclara que ser 'freelance' no significa ser novato, ni inexperto, «otra cosa son las personas que no se dedican a este tipo de información y deciden venir a contar una guerra por su cuenta y de cualquier manera, que también las hay». La primera guerra a la que acudió fue la de Afganistán, en 2009, donde tamién estuvo sola. 

Sobre la situación de esta ciudad a orillas del Mar Negro, donde se encuentra la escalera Potemkin, inmortalizada en la película 'El acorazado Potemkin', María Senovilla sostiene que «Odesa ahora mismo está más tranquila».  Sin embargo, en su opinión, «la semana pasada fue complicada, por la amenaza de un ataque inminente, las sirenas no dejaban de sonar, se vio fuego de artillería antiaérea y la población civil se iba de aquí por miles».  Sin embargo, pese a la calma chicha, esta reportera advierte que «no hay que perder de vista en ningún momento que esta ciudad es un objetivo estratégico para Rusia. Se trata del puerto más importante del país. Si cae Odesa, Ucrania pierde su salida al mar».