scorecardresearch

La Airef prevé que 2022 se cierre con un déficit del 0,8%

SPC
-

El organismo recomienda a la Junta que evite prescindir de ingresos o aumentar gastos que no tengan una financiación garantizada en los presupuestos de la Comunidad para 2023

La Airef prevé que 2022 se cierre con un déficit del 0,8% - Foto: Europa Press

La Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (Airef) recomienda a la Junta que los nuevos Presupuestos Generales de la Comunidad para 2023 se enmarquen en una «estrategia fiscal a medio plazo» que evite aumentos en los gastos o reducciones en los ingresos que no tengan una financiación «permanente» garantizada cuando desaparezcan los flujos «extraordinarios» en los próximos años.

Así lo recoge el informe de este organismo sobre la ejecución presupuestaria, la deuda pública y la regla de gasto de la Comunidad, consultado por Ical. De esta forma, contempla que Castilla y León cierre el año 2022 con un déficit público del 0,8 por ciento, dos décimas superior al del anterior estudio, y que la ratio de deuda previa a la pandemia de la covid-19 regrese en 2023 al nivel previo.

Además, la Airef aconseja a la Junta que incorpore los 312 millones de excesos de financiación en sus previsiones para evitar que se mantenga esta cuantía y que tenga en cuenta las previsiones actualizadas de cierre del ejercicio en curso y siguientes para ajustar los incrementos de deuda a las necesidades reales de financiación.

Asimismo, estima que los recursos esperados al cierre de 2022 alcanzarán un 16,4 por ciento del Producto Interior Bruto (PIB), sin considerar los ingresos del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia. Además, prevé que la cantidad que percibirá la Comunidad sin este plan descienda un cinco por ciento en relación a 2021, ante la reducción de las transferencias del Estado.

De esta forma, considera que los empleos de la Comunidad, sin plan de recuperación, se reducirán en torno al uno por ciento, hasta el 17,2 por ciento del PIB autonómico. Esta rebaja se debe al fin de las medidas vinculadas a la covid-19 y del gasto por las ayudas a empresas. No obstante, estas rebajas se compensarían en gran parte, según la Airef, por el crecimiento esperado de otros empleos no asociados a la pandemia.

La Airef estima que los dos próximos años los ingresos del sistema de financiación de las comunidades autónomas de régimen común serán «excepcionalmente positivos», normalizándose a partir de 2025. De esta forma, de acuerdo a sus estimaciones, podrián más de un 20 por ciento y un ocho por ciento, respectivamente, en 2023 y 2024. Por el contrario, en 2025 podrían disminuir ligeramente sobre el nivel del año anterior.

Por ello, el organismo sostiene que si el gasto no asociado a fondos europeos evoluciona en los años siguientes en línea con el crecimiento inercial estimado por la Airef, una parte del deterioro fiscal esperado en 2022 revertiría en los ejercicios siguientes. Esto permitiría afrontar 2025 con un déficit limitado para avanzar en la reducción estructural.