scorecardresearch

"Apoyaríamos al PP para que gobierne CyL y Segovia"

A.M.
-

Estudió Fiscalidad en la Universidad Autónoma. Es experto en gestión y administración de empresas, asesor fiscal, socio del despacho Robher Asesores. Encabezó la lista al Senado el 28A y fue el candidato a la Alcaldía del Real Sitio de San Ildefonso

El diputado nacional de Vox por Segovia Rodrigo Jiménez - Foto: Rosa Blanco

Diputado de Vox en el Congreso, de 49 años, Rodrigo Jiménez Revuelta, casado y con dos hijos, nació en Madrid pero, cuando contaba con seis años, se trasladó con su familia al Real Sitio de San Ildefonso-La Granja, con el que está vinculado desde entonces. En esta entrevista señala que, si es necesario, apoyarán al PP para gobernar en la Junta de Castilla y León y en el Ayuntamiento de la capital. 

¿Cuál es la causa por la que las sesiones parlamentarias sean tan broncas y haya gran tensión entre los grupos?

Partimos de una situación controvertida, en la que el presidente Sánchez ha hecho todo lo contrario de lo que dijo que haría, un Gobierno legal pero ilegítimo pactando con comunistas,  separatistas, independentistas y filoetarras, traicionando no solo a todos los españoles, sino también a sus propios votantes. Esta situación provoca en algunos momentos tensión y de vez en cuando alguno se sobre-exalta. Desconozco la dinámica anterior, acabo de aterrizar en política, pero es cierto que nosotros tenemos un comportamiento ejemplar en la Cámara y así, se nos ha trasladado por parte de la presidenta del Congreso. El sectarismo que hemos visto en muchas ocasiones es palpable en cuanto a quien interviene. Somos el grupo parlamentario que más insultos recibe, además de agresiones en nuestros actos y mesas informativas. Desde fascistas, (eso todos los días) escoria, inmundicia... Nosotros somos mejores y por tanto debemos seguir esa línea, y aunque por condición humana en algún momento alguien se pueda equivocar debe ser medido con el mismo rasero.

Algunos grupos les acusan de que basan últimamente su acción política con opiniones que pueden ser consideradas homófobas o xenófobas, según que caso…

No compartimos esto, la izquierda emplea estos argumentos para atacarnos, nuestra secretaria general del grupo, Macarena Olona, ya ha denunciado la utilización que se está haciendo de esas supuestas agresiones a miembros de los grupos LGTBI, dando a entender que nosotros generamos ese odio, es todo lo contrario, en nuestras filas hay homoxesuales, incluso en la agresión que sufrió Samuel Luiz había gente de extrema izquierda y no fue por un delito de odio, mientras que el padre pidió que no se politizara y no se le hizo caso. Es una etiqueta que se nos quiere colgar para intentar desestabilizarnos, pero no hay nada de realidad en eso, lo que ocurre es que Vox es el que ha venido a decir lo que ningún partido se atreve. 

¿Cómo se encuentran a nivel interno para encarar próximas convocatorias electorales, desde lo nacional a lo local?

No solo somos el tercer partido, sino el que más iniciativas parlamentarias ha presentado, representamos un séptimo del total de la Cámara, y seguimos con un nivel de exigencia y excelencia acorde al privilegio que tenemos de representar a la soberanía popular. Nuestro mensaje está calando y eso que no tenemos a los medios de comunicación apoyándonos. Debe haber una independencia periodística para que lleguen los mensajes, lo que ahora no ocurre entre las ‘fake news’ y que se riega con dinero público a determinados medios. Aún así, gracias a Dios, estamos consiguiendo llegar a la gente, cada vez más, y estamos saliendo a la calle, vamos a estar con aquellos que más lo necesitan, con los empresarios, los autónomos o los agricultores y ganaderos… A nivel local, todas las semanas, estamos visitando varios pueblos, entrando en contacto con afiliados y simpatizantes, para tener una buena implantación en la provincia, ya lo dijo en la inauguración de la sede el secretario general del partido, Javier Ortega. Intentaremos presentarnos a los principales municipios y veremos a ver si el dúo Mañueco-Igea, que está un poco tambaleante, no se rompe de aquí al año que viene y tenemos elecciones autonómicas, donde tendremos una voz muy importante ya que prevemos un buen resultado.

Pero hay quien les acusa de ser el partido que más bulos propaga…

Desde los medios oficiales de Vox jamás ha habido una ‘fake news’, lo puedo asegurar, es más hemos denunciado cómo se ha manipulado el mensaje en determinadas televisiones, cuando solo emitían una parte de un mensaje, intentando influir a la opinión pública.

Ha hablado de la posibilidad de que en el PP recurran a ustedes para gobernar en Castilla y León, si nos trasladamos a la capital, poco más de año y medio, podemos plantear la hipótesis de que pase lo mismo, ¿estarían dispuestos a llegar a acuerdos con los populares?

La respuesta es obvia, nosotros siempre hemos apoyado los gobiernos del PP antes de que entre la izquierda, sobre todo ésta que se ha radicalizado con un presidente a quien apodamos ‘Narciso Sánchez’ o ‘Pedro mentiras’ por sus actos. Apoyaríamos esos gobiernos de los que habla, no sé si formaremos parte de ellos, lo que no hemos hecho hasta ahora, pero nosotros salimos a ganar. El PP lleva 36 años gobernando en Castilla y León y el PSOE el Ayuntamiento de Segovia, desde hace 18, esto es negativo, porque se vicia, es como el consistorio de La Granja, con 30 años de gobierno socialista, se forman redes clientelares y muchos estómagos agradecidos. 

Sin embargo, durante el debate de la moción de censura que encabezó su presidente, Santiago Abascal, el líder del PP, Pablo Casado, se distanció mucho de ustedes, ¿pese a ello, ustedes siguen apostando por el respaldo?

No nos consta internamente que aquel tono lo compartan muchos militantes populares que me han dicho que nosotros no somos el enemigo, otra cosa es que a Casado le pueda interesar decir que rompe con Vox, de cara a planteamientos electorales futuros. Es curioso cómo la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Ayuso, haya tenido una victoria electoral, aprovechada incluso por su partido, mimetizando el mensaje de Vox. Nuestro partido dijo que no había que cerrar [durante la pandemia], que España debía protegerse pero no detenerse, y Ayuso hizo exactamente eso, no ha ocurrido lo mismo en Castilla y León donde ha sido Cs quien ha apoyado al PP, cerrándola a cal y canto, y limitando derechos y libertades, no tendiendo sentido por ejemplo en poblaciones pequeñas. 

La naturaleza del PP en aquellos sitios donde no gobierna con Vox es totalmente diferente. En Europa ha habido un pacto entre PP, PSOE, Podemos y PNV para que Iván Espinosa de los Monteros no fuera a la Conferencia sobre el futuro de Europa y es probable que, en el futuro, podamos ver un pacto entre PSOE y PP, cada vez se parecen más. Lo que no gusta de Vox es que venimos a romper con el ‘status quo’ que tienen ambos partidos, que llevan gobernando cerca de 40 años, con estructuras sobredimensionadas y tienen que mantener a mucha gente. 

Nosotros hemos reducido el número de consejeros en la Asamblea de Madrid, eso es lo que nos diferencia y no gusta, por eso recurren a llamarnos fascistas, pero no porque sea verdad. Cualquier que nos conozca lo sabe, yo soy de La Granja de toda la vida y la gente sabe cómo opino, soy una persona creyente y religiosa, mientras, el PSOE promoverá una nueva ley para penalizar a los llamados rescatadores en las clínicas antiabortistas por estar sentados rezando, sin intimidar a nadie… La izquierda rechaza todo lo que presenta Vox  por el hecho de proponerlo nosotros. Aunque sea bueno para los españoles, sin embargo, nosotros sí apoyamos propuestas de la izquierda si son favorecen a los españoles. Somos diferentes y eso les tiene confundidos y saben que peligran sus sillones y sus poltronas a las que se aferran como si les fuera la vida en ello. 

Hemos visto en Segovia una manifestación multitudinaria contra la reforma de la Atención Primaria en el medio rural, ¿qué opina de la gestión que realiza el Gobierno autonómico?

El PP está intentando subirse al carro de muchísimas iniciativas cuando son ellos los que han provocado la situación actual. Al principio de la pandemia Segovia ha sido golpeada duramente, tenemos un hospital que necesita ampliarse, no sé si con el famoso Policlínico, mientras que no tiene sentido que haya muchos pacientes que tengan que acudir a Valladolid para ser tratados de algunas especialidades. En todo caso Segovia es una de las grandes abandonadas de Castilla y León, es una pena como está, prácticamente no ha crecido, todo lo contrario, en su conjunto la Comunidad autónoma ha bajado en 151.000 habitantes. El tema de la sanidad rural es complejo, no me gusta politizar y hacer populismos, esto que le gusta mucho hablar a Aceves [diputado del PSOE], nos hemos reunido con el Colegio de Médicos, con el fin de analizar la situación. En algunos pueblos hay médicos que pasan una media de consultas muy baja respecto a otros compañeros... Hay que plantear un plan integral de salud y no parchear, que es lo que se viene haciendo generalmente, abrir centros comarcales con los medios necesarios, para que tengan acceso los vecinos de los pueblos del entorno, sin necesidad de acudir al hospital de referencia.

¿Qué proyectos se podrían llevar a cabo en Segovia?, ¿por dónde pasan sus iniciativas?

Segovia no se ha querido reindustrializar, nos han contado cómo se han metido proyectos en los cajones porque no interesa que crezca cuando una provincia tan cercana a Madrid tendría que ser un ‘hub’[centro] industrial, como Azuqueca de Henares, hay que tener verdadera voluntad política para hacer las cosas. También en otros puntos de la provincia, he estado reunido con la plataforma que defiende la ruta ferroviaria Madrid-Burgos que pasa por en Campo de San Pedro donde hay muchos metros cuadrados para que se puedan asentar empresas, hemos apostado porque se abra esa vía pero el PSOE votó en contra. Es vergonzoso cómo se encuentran algunas carreteras, por ejemplo, para ir a Navares de las Cuevas hay que hacer casi moto-cross con el coche… Se deben mejorar las infraestructuras y dotar a la población de una buena red de banda ancha. Precisamente desde Navares, donde el alcalde es de Vox, ha partido un caso de éxito a través Nordesnet para extender fibra óptica partiendo de la red eléctrica, que quieren extender a 50 municipios más, lo que hemos apoyado con una proposición no de ley en la Comisión de Hacienda del Congreso.

Creo que también se olvida al mundo agrícola y ganadero, cuando el sector primario es fuerte, hay que ayudarle ante la competencia internacional y las nuevas medidas de la PAC, y la nueva medida suicida del Gobierno de que no haya un control cinegético del lobo. Es la muerte y ruina para miles de ganaderos. Por otro lado fui el primero, no el senador del PP Javier Maroto, quien presentó una iniciativa parlamentaria para modificar los peajes de las autopistas que son una barbaridad. Vemos totalmente necesario también que aumenten las frecuencias de los trenes Avant, principalmente a primera y a última hora. 

Las autopistas tenían que haber sido gratis en 2018 pero el PP en su momento realizó una maniobra política y consiguió sacarlo adelante, y Ábalos  [exministro de Fomento] ha rematado la jugada renovando la concesión hasta 2029, aparte de que es preciso evitar los problemas de tráfico y accidentes en la travesía de San Rafael. Por otro lado, si queremos que Segovia crezca hay que plantear un nuevo abastecimiento de agua, aparte de renovar redes de suministro que han quedado obsoletas.

¿Hay muchas instituciones bloqueadas, cómo se puede dar salida a este asunto?, ¿habrá presupuestos?

Renovar el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), el Defensor del Pueblo y el Tribunal de Cuentas le corresponde al PSOE y al PP, a nosotros nos dejaron fuera porque pactaron impedir que estuviéramos no sólo en estas renovaciones, sino también en las Comisiones del Congreso. Somos partidarios de que siga vivo el espíritu de Montesquieu, de separación de poderes, que ahora no existe, la justicia está tremendamente politizada, a los miembros del CGPJ les deben nombrar los jueces, criterio que se debía extender a otras instituciones. 

Pensaba que se iban a prorrogar los presupuestos, pero no, cuando un presidente se agacha ante la señera y quitan la bandera española cuando habla el presidente de la Generalitat, y se sienta con los independentistas en una mesa de diálogo, ya podemos imaginar lo que esperamos de los presupuestos, pues que serán tremendamente injustos, donde los partidos brisagra saldrán los grandes beneficiados, tanto el PNV como ERC.