Sánchez agita al PSOE para acabar con 30 años del PP en CyL

SPC
-
El presidente en funciones delGobierno, Pedro Sánchez, aplaude a las 1.500 personas que acudieron al mitin electoral celebrado en la Cúpula del Milenio de Valladolid. - Foto: Miriam Chacon (Ical)

El presidente del Gobierno en funciones cierra la campaña del PSOE autonómico y compromete «recursos, esfuerzos, energía e ideas» a Tudanca para luchar contra la despoblación en la Comunidad

El presidente en funciones del Gobierno y secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, agitó a los socialistas de la Comunidad a los que hizo un llamamiento para que «apreten los dientes» en esta recta final de la carrera de las elecciones autonómicas y municipales del próximo 26 de mayo para que el cambio sea «rotundo» en Castilla y León y se ponga fin a 30 años de corrupción. Además, comprometió su apoyo al candidato socialista a la Junta, Luis Tudanca, para hacer frente a la despoblación con  «recursos, esfuerzos, energía e ideas». Sánchez fue el encargado de cerrar en la Cúpula del Milenio de Valladolid, ante unas 1.500 personas, la campaña electoral en Castilla y León, una comunidad que los socialistas aspiran a gobernar tras 32 años de poder del Partido Popular.
«Yo se que hay ganas de votar», dijo Pedro Sánchez, pero recalcó que esto no es «suficiente» porque señaló que el cambio tiene que ser «rotundo». «No nos relajemos y demos todo en los últimos metros de la carrera», afirmó por lo que pidió «apretar los dientes» para ser el primero. Además, apuntó que ya nadie duda de que Tudanca y el alcalde de Valladolid y candidato a la reelección, Óscar Puente, van a ser los ganadores de «largo», pero indicó que hay que «ganar y gobernar».
Ante un público entregado, Pedro Sánchez llamó a los socialistas a no «dejar la faena a medias» y pidió que vuelvan a votar «futuro y avance» en el conjunto de los territorios, también en Castilla y León, donde pidió aglutinar el voto en torno al PSOE por ser el único capaz de frenar a la derecha, que aseguró vive en la película de ‘Los inmortales’, en la que en torno irónico dijo «solo puede quedar uno».
El líder del PSOE recalcó que las urnas del 26 de mayo están todavía «vacías» por lo que pidió un voto «coherente» con el emitido en las generales del 28 de abril, que apueste por el «futuro, el avance, la convivencia, la justicia social y la limpieza», que permita acabar con más de 30 años de corrupción en Castilla y León. «Esa es la oportunidad que tenemos el próximo 26 de mayo», reiteró.
«Tenemos que hacerlo».

«Nos jugamos la supervivencia de la sanidad pública, las viviendas, el empleo o la industria y eso solo lo representa el Partido Socialista», exclamó Pedro Sánchez, quien insistió en que como presidente del Gobierno será un «inmenso honor» y «privilegio» trabajar «codo con codo» con Tudanca en los «desafíos» de esta «noble tierra», entre los que apuntó el principal es la lucha contra la despoblación. «A por ello», espetó el líder del PSOE al aspirante a la Junta.
Durante el mitin, en el que estuvo acompañado por el candidato autonómico,LuisTudanca, el municipal,Óscar Puente, la europea,Iratxe García, y un nutrido grupo de socialistas regionales, Sánchez advirtió de que está sobre la mesa la oportunidad de avanzar en la justicia social y la limpieza de las instituciones. «Tenemos que hacerlo», dijo, y añadió que los socialistas se presentan para avanzar hacia el futuro, «siempre hacia adelante».
El presidente en funciones destacó que en materia de justicia social el PSOE prometió una nueva ley educativa que acabe con la Lomce, el «mayor ataque», pero también la modernización de la FP, de las universidades y más recursos para las becas. Todo eso, remarcó, «no será posible y rotundo» si no cuentan con el apoyo de gobiernos municipales y autonómicos, que crean en la educación pública y no la privatice, como a su juicio ha ocurrido en los últimos 30 años con el PP en la Comunidad.
En estos diez meses, continuó, su partido ha trabajado por la recuperación de la universalidad de la sanidad pública, la eliminación de los copagos, y prometió el reconocimiento de nuevos derechos sobre salud bucodental, pero también la dignidad en el tránsito hacia la muerte. En definitiva, recalcó que se trata de fortalecer el sistema de salud pública y volvió a insistir en que esto no será posible si no cuentan con un gobierno autonómico «aliado».
Esta legislatura, recalcó, va a ser la de los jóvenes, porque además de la subida del SMI y la derogación «de facto» de la reforma laboral del PP de 2012, se aprobará una nueva norma para acabar la brecha salarial y se aumentarán las posibilidades de la juventud para que se pueda emancipar con menos de 30 años, como ocurre en Europa.
Finalmente, Sánchez reafirmó las conquistas de derechos y libertades de los últimos años y abogó por el «alineamiento» de muchos ejecutivos municipales y autonómicos, informa Ical.