scorecardresearch

La ONU suspende a Rusia del Consejo de Derechos Humanos

EFE
-

Ucrania da las gracias a los países que han "elegido el lado correcto de la historia", condenando la invasión y los supuestos abusos cometidos a civiles. Solo Libia, bajo el mandato de Gadafi, había sido apartada del organismo durante meses

Protesta contra Rusia en foto de archivo. - Foto: EFE/EPA/FRANCK ROBICHON

Los países de la ONU decidieron este jueves suspender la participación de Rusia en el Consejo de Derechos Humanos en respuesta a los supuestos abusos que sus militares están cometiendo en Ucrania.

A iniciativa de Estados Unidos y sus aliados, la Asamblea General de Naciones Unidas aprobó esta medida con 93 votos a favor, 24 en contra y 58 abstenciones.

Desde que hace 16 años se creó el Consejo de Derechos Humanos, con sede en Ginebra, sólo otro país había sido suspendido: la Libia de Muamar el Gadafi, en respuesta a la represión de las protestas de 2011, aunque meses después fue readmitida.

En el caso ruso, Estados Unidos y sus aliados argumentaron que Moscú no puede seguir participando en ese Consejo cuando está "subvirtiendo todos los principios básicos" de la ONU con su invasión de Ucrania y cometiendo supuestas atrocidades contra la población civil.

"Rusia no sólo está cometiendo violaciones de los derechos humanos, sino que está sacudiendo los cimientos de la paz y seguridad internacionales", dijo antes de la votación el embajador ucraniano ante Naciones Unidas, Sergiy Kyslytsa.

El diplomático advirtió a todos los miembros de que votar en contra de la iniciativa equivaldría a "apretar el gatillo" contra los civiles ucranianos y sería una muestra de "indiferencia" similar a la que en 1993 permitió que se cometiese un genocidio en Ruanda.

Por su parte, el ministro de Exteriores de Ucrania, Dimitro Kuleba, ha celebrado la aprobación del texto, alegando que "los criminales de guerra no tienen cabida en órganos de la ONU destinados a proteger los Derechos Humanos". En este sentido, ha agradecido a los países que han "elegido el lado correcto de la historia".

Para suspender a Rusia se requería una mayoría de dos tercios en la Asamblea General, el órgano donde se sientan los 193 Estados miembros de Naciones Unidas, un listón que se superó, aunque el texto obtuvo menos apoyo que las anteriores resoluciones críticas con Moscú votadas desde el inicio de la guerra.

Además de Estados Unidos y la propia Ucrania, respaldaron la medida los países de la Unión Europea, naciones latinoamericanas como Argentina, Chile, Colombia, Perú o Uruguay y otros Estados, como Australia, Canadá, Turquía o Noruega.

En contra votaron 24 países, entre ellos la propia Rusia, China, Cuba, Irán, Nicaragua o Siria.

Mientras, 58 Estados optaron por la abstención, incluidos Brasil, Egipto, El Salvador, la India, México, Nigeria, Pakistán o Arabia Saudí.

Aunque la posibilidad de excluir a Rusia del Consejo de Derechos Humanos se comentaba desde hace semanas, Washington decidió dar el paso tras conocerse la supuesta matanza llevada a cabo en la localidad de Bucha, cerca de Kiev, donde las autoridades ucranianas acusan a tropas rusas de matar a cientos de civiles.

Creado en 2006 para sustituir a la fracasada Comisión de Derechos Humanos, el Consejo es el máximo órgano de Naciones Unidas en este ámbito y está compuesto por 47 países, elegidos para mandatos de tres años.

Su composición, que se decide en elecciones celebradas anualmente, ha sido criticada regularmente por incluir a Estados con historiales muy dudosos en materia de derechos humanos.

Actualmente se sientan en el Consejo, entre otros, China, Cuba, Estados Unidos, Libia, Ucrania o Venezuela. Rusia, por su parte, ha sido un miembro habitual y ahora estaba en el segundo año de un mandato de tres.

 

Rusia dice que se retira voluntariamente

Horas más tarde, Rusia anunció hoy que ha decidido retirarse voluntariamente del Consejo de Derechos Humanos de la ONU.

En un discurso ante la propia Asamblea, la delegación rusa dijo que ha decidido terminar anticipadamente su mandato en el citado Consejo, al que le quedaba más de año y medio.

Según el diplomático Gennady Kuzmin, tras la decisión de hoy, el Consejo de Derechos Humanos, que tiene su sede en Ginebra, se ha convertido en un instrumento de Estados Unidos y sus aliados, que fueron quienes impulsaron la suspensión de Moscú.

Kuzmin acusó a estos países de "minar la confianza" en el Consejo de Derechos Humanos y de usar la baza de los derechos humanos contra Rusia a pesar de que "han estado durante años involucrados en violaciones masivas" o las han facilitado.

El representante ruso dijo que, pese a su retirada del órgano, su Gobierno "continuará cumpliendo con sus obligaciones" en materia de derechos humanos.

Al anuncio ruso le respondió irónico el embajador ucraniano, Sergiy Kyslytsya: "Uno no dimite después de ser despedido. Eso es exactamente lo que ha pasado con la Federación Rusa".