Pepu Hernández: «Sánchez hará el Gobierno que se necesita»

Javier D. Bazaga (SPC)
-

ENTREVISTA I Candidato a la Alcaldía de Madrid por el PSOE

Pepu Hernández: «Sánchez hará el Gobierno que se necesita» - Foto: Cabalar

Nacido en Madrid en 1958, Pepu Hernández decidió dar el salto a la primera línea de la política tras una carrera de éxito como seleccionador nacional de baloncesto. Augura para Madrid un gobierno de coalición y espera que lo lidere el PSOE, partido por el que se presenta como independiente a la Alcaldía. Advierte del «peligro real de involución» por la entrada de Vox en la escena pública y acusa a Ciudadanos de haberse «autoexcluido» de formar Gobierno con el PSOE.
Tiene numerosas competiciones, partidos y títulos a su espalda. ¿Se imaginó alguna vez compitiendo por la Alcaldía de Madrid?
En realidad no concibo optar a la Alcaldía de Madrid como una competición, sino como una etapa más de un camino que tiene que ver, en gran parte, con mi deseo de devolver a Madrid todo lo que Madrid me ha dado a lo largo de mi vida. Siempre me ha interesado la política desde un punto de vista ciudadano, no me resulta ajena, pero este paso significa un compromiso más activo por ayudar a conseguir un Madrid más equilibrado e igualitario.
¿Qué le llevó a dar el paso? ¿Le sorprendió la propuesta de Pedro Sánchez?
En primer lugar, que me lo pidió el presidente del Gobierno y, en segundo lugar, que creo que puedo ayudar al PSOE, un partido al que siempre he votado, y que puedo hacer cosas por construir un Madrid mejor. Estamos en un momento político crucial, existe un peligro real de involución, y yo he dado un paso para contribuir en lo posible a tener un país y una ciudad progresista e igualitaria.
A pesar de ser elegido por el propio jefe del Ejecutivo se vio obligado a someterse a un proceso de primarias. ¿Cómo fue ese trance?
Siempre tuve claro cuando decidí dar el paso de presentarme que la primera etapa del camino serían las primarias. El PSOE es el único partido que elige a sus candidatos por este método. Un proceso muy interesante, que me sirvió no solo para conocer el interior del partido, sino para admirar a sus militantes, quienes siempre me mostraron mucho cariño, que trasladaron en apoyo en las primarias. 
En alguna ocasión ha manifestado que se sintió incómodo. ¿Cree que se debería cambiar el modelo de elección de candidatos?
Creo que no debo opinar, ya que como todos saben que yo no milito en el PSOE, soy independiente, aunque no indiferente. Por mi experiencia, las primarias tienen un enorme valor democrático que hacen de esta formación la única que toma estas decisiones que abundan en la democracia interna de los partidos políticos. La evaluación de este método la tienen que hacer los propios militantes, que son los que deciden qué sucede en este partido.
El hecho de que sean independientes los que estén encabezando algunas candidaturas de la izquierda, como la suya por el PSOE o la de Carmena, hace pensar que los ciudadanos están cansados de siglas o que falta talento en los partidos políticos. ¿Usted qué opina?
No es lo que los españoles han dicho en las urnas el pasado 28 de abril, cuando dieron un respaldo al PSOE en las urnas absolutamente indiscutible, a escasos días de cumplir 140 años. Por mi experiencia, en el PSOE rebosa el talento. Creo que dar el paso como independiente cuando tienes a un partido detrás es mucho más sólido y seguro que cuando formas una plataforma en torno a una persona.
¿Qué balance haría de la legislatura que ha encabezado Carmena?
Carmena se encontró con una ciudad muy mal gestionada por los gobiernos del PP y que ha tenido que trabajar en circunstancias adversas. Hay muchas cosas que han hecho bien, como rebajar la deuda municipal. Pero lo han conseguido a costa de no haber realizado toda la inversión ni todo el gasto social que Madrid necesita. Han llevado a cabo algunas de las propuestas del programa del PSOE, pero no han gestionado bien. Había buena intención, pero la gestión deja mucho de desear.
Llega a unas elecciones en las que la izquierda vuelve a estar especialmente fragmentada. ¿Qué sensaciones tiene de cara al 26-M?
Espero, y en ello estoy poniendo todo mi empeño, que los madrileños tengan claro que en Madrid solo hay dos opciones: o Gobierna la izquierda o las dos derechas con la ultraderecha. 
Tenemos que parar la involución que supone la extrema derecha. Los españoles lo hicieron el pasado 28 de abril y ahora los madrileños tenemos que volver a hacerlo esta convocatoria. 
En las generales del 28 de abril el PSOE ganó en Madrid. ¿Cree que se puede repetir el resultado?
Espero que el PSOE sea la fuerza de la izquierda más votada, pero esto no sería suficiente. El las generales, la izquierda logró en Madrid 800.000 votos, pero las tres derechas, casi 900.000. Si esto se vuelve a producir, será una involución para la ciudad. Y hay que pararla en las urnas llenándolas de votos de progreso. La capital tiene que demostrar lo que es: tolerancia, vanguardia y progreso. 
Ciudadanos puso veto a Pedro Sánchez en España y también a Ángel Gabilondo en la Comunidad de Madrid. Al ser usted también candidato elegido por Sánchez, ¿teme que se vea limitada su capacidad para alcanzar acuerdos?
Las limitaciones las ha puesto Cs, ellos mismos se han autoexcluido de gobernar con el PSOE. No soy partidario de poner barreras al diálogo. Considero que bastantes existen como para que desde la política se levanten más, pero simplemente recuerdo que ha sido la formación naranja la que ha lanzado vetos.
Si hubiera que entablar alianzas, ¿quién sería su socio predilecto?
Yo quiero para mi ciudad un gobierno de progreso, de izquierdas, encabezado por el PSOE, en el que participen todas las fuerzas de este signo con las que podamos llegar a acuerdos programáticos para hacer un Madrid mejor, ese Madrid que queremos.
¿Le preocupa que Vox pueda obtener una representación que les permita ser la llave del futuro Gobierno de la capital?
Me preocupa muchísimo, tanto que por eso di el paso. Nací en Madrid y he vivido prácticamente toda mi vida en mi ciudad. Amo Madrid y no quiero que acabe en manos de la extrema derecha. Confío en que los ciudadanos defiendan su identidad libre y respetuosa.
¿Ve factible una alianza con Más Madrid para contrarrestar una posible suma de derechas?
Como ya le he dicho, es la clave de estas elecciones. Es evidente que no va a haber un equipo monocolor, que vamos hacia un gobierno de coalición. Y solo hay dos opciones, o gobierna la izquierda o lo harán las derechas con los ultras. Esta segunda opción parece que defiende el regreso a un pasado gris y ajeno a la ciudad actual. A mí me gusta el Madrid del respeto y de la alegría, el de la identidad de los barrios, el Madrid orgulloso del Orgullo, la capital que se viste de malva cada 8 de marzo para ser feminista todo el año. Ese es el Madrid que quiero y por el que estoy trabajando codo con codo con mi candidatura y con todos los ciudadanos que nos piden cada día ser escuchados. 
Viendo el resultado de las pasadas elecciones generales, ¿cree que Pedro Sánchez debería mantener un Gobierno en solitario o debería permitir la entrada de otros partidos en el Ejecutivo?
Creo que Pedro Sánchez ya nos ha demostrado a todos su capacidad para hacer un Gobierno profesional y decidido en un momento político muy complejo, tras la moción de censura. Tras el respaldo masivo de los españoles en las urnas, el presidente en funciones hará el Gobierno que España necesita.
¿En qué puede beneficiar su experiencia deportiva en la gestión del Ayuntamiento?
En el deporte hay que saber hacer equipo, es algo que yo he aprendido y en lo que tengo cierta experiencia exportable a la gestión municipal. Espero llevar a Madrid lo que conseguí con la selección: respeto, confianza y generosidad. La suma de esos tres valores, nos hará una ciudad imbatible.
¿Cree que puede inocular valores deportivos en la actividad política, en muchas ocasiones desprestigiada? ¿Cuáles?
Claro que sí. La solidaridad, la unidad del equipo, la superación, el trabajo continuo y a veces silencioso, la lucha por conseguir objetivos siempre dentro de la normas, el juego limpio... Todo esto es válido para el deporte, para la política y para la vida.
¿Ya tiene pensado qué es lo primero que va a hacer si consigue el bastón de mando?
Hay muchas cosas por hacer, hay muchos problemas que resolver, pero lo prioritario es luchar para acabar con la desigualdad en Madrid. Una medida más concreta será telefonear al próximo presidente de la Comunidad de Madrid, que estoy convencido que será Ángel Gabilondo, y reforzar las relaciones institucionales entre las administraciones autonómica y municipal, porque la coordinación entre ambas será esencial para la región y para la capital.
Y aparte de eso... ¿Qué es lo que más urge a la ciudad?
Me obsesiona el grave problema de acceso a la vivienda que hay en la capital. Por ello, hemos previsto un plan de vivienda pública en alquiler, hasta alcanzar los porcentajes que tienen otras ciudades europeas como Viena o Berlín; paliar el paro, que se ceba en mujeres, jóvenes y parados de larga duración; hacer una apuesta firme por mejorar el medio ambiente y limpiar más y mejor las calles.
¿Se plantea revertir Madrid Central, una de las medidas más polémicas de los últimos meses?
Madrid Central es una medida que ya estaba en el programa electoral de los socialistas en las anteriores elecciones municipales. Hay que hacer un Madrid Central mejor, con más y mejor transporte público, más aparcamientos disuasorios y pensando en la movilidad sostenible y la mejor calidad de vida de todos los distritos, no solo del centro de la ciudad.