DE SIETE EN SIETE

Rafael Monje

Periodista


Una feria más empresarial

La Feria Internacional de Turismo, INTUR, arranca mañana, jueves, su edición número 23. Hasta el domingo, Valladolid acogerá un encuentro en el que no sólo se trata ya de exhibir las ofertas turísticas de las distintas provincias de la Comunidad, sino de ofrecer un marco de desarrollo económico del negocio turístico y de la necesaria formación e internacionalización de lo que representa Castilla y León en materia de turismo rural.

Por suerte, la Consejería de Cultura y Turismo ha planteado la presente edición como un escenario de oportunidades para el tejido empresarial más ligado al turismo rural. De ahí el acierto de dotar a la Feria de un perfil más profesional y menos político. Los habituales recorridos de antaño para la foto son, por así decirlo, un complemento difícil de eludir si pensamos en clave política, pero al menos este año se pretende dar una vuelta de tuerca a lo que realmente tiene que ser una cita de estas características. No olvidemos que una vez que Intur cierre sus puertas el día 24, lo que de verdad importa a partir del lunes serán los acuerdos y proyectos concretos para atraer a más turistas a Castilla y León, con mayor poder adquisitivo y, a ser posible, desde todos los rincones del mundo.

Aunque Castilla y León ha bajado el número de viajeros en septiembre, sigue siendo la primera región de España en turismo rural. Para situar las cosas en su sitio, basta apuntar que las que más crecen (Madrid, Extremadura y País Vasco) arrojan en ese mes una cifra de 54.000 viajeros, mientras que Castilla y León supera los 69.000 turistas. Aún así, el reto debe ser aumentar en número de viajeros, especialmente el que nos visita desde otros países, y en este desafío la enseñanza del español juega un papel imprescindible, sin menospreciar el rico patrimonio artístico, paisajístico y gastronómico.

Ya se sabe que lo que se desconoce no se aprecia, por eso habrá que insistir en la relevancia que, para un sector como el turístico, tienen las nuevas tecnologías y las redes sociales como herramientas esenciales para cruzar fronteras y ensalzar los múltiples valores de esta tierra.