"Ha sido la crónica de un desastre anunciado"

DS
-

Los vecinos de la urbanización en la que se inició el incendio de La Granja no descartan que la causa fueran los restos de los botellones que se celebran en la zona y culpa al Ayuntamiento de no tenerla limpia pese a que "pertenece al casco urbano".

Restos de una botella de vidrio abandonada en la zona.

"Es triste tener que escribir estas líneas por el trágico incendio que hemos sufrido en lo días pasados, pero no es más que la crónica de un desastre anunciado". Así comienza la nota de prensa que la Comunidad de Propietarios de la Urbanización Caserío de Urgel ha remitido a los medios en la mañana de este lunes. Una comunicación que reproducimos de forma íntegra en las siguientes líneas:

"Es triste tener que escribir estas líneas por el trágico incendio que hemos sufrido en lo días pasados, pero no es más que la crónica de un desastre anunciado. Tal y como hemos atestiguado numerosos vecinos de la Urbanización Caserío de Urgel, que por lo que nos estábamos jugando fuimos los primeros en acudir a tratar de sofocar el incendio que se inició sobre las 14:30 de ese día, el fuego comenzó en la calle más alta de la urbanización, denominada Camino de Fuente Infantes, cerca del punto de inicio del camino secular que une La Granja con el Monasterio de El Paular en Rascafría. La parcela en la que empezó el fuego pertenece al casco urbano y está calificada Zona Verde en el vigente Plan de General de Ordenación Urbana (PGOU) del municipio del Real Sitio de San Ildefonso. Es por lo tanto una parcela sobre la que el Ayuntamiento tiene que ejercer las labores de mantenimiento y conservación. La parcela en cuestión, junto con otras adyacentes, viene estando año tras año repleta de hierbas secas y maleza, haciendo dejadez el Consistorio de su obligación de conservación desde que en el año 2013 la Urbanización Caserío de Urgel fue recepcionada por el Ayuntamiento por sentencia del correspondiente Juzgado de Segovia, refrendada por el Tribunal Superior de Castilla y León.

Las parcelas de la zona verde de la parte alta de la urbanización, al estar en una zona muy poco poblada, son utilizadas por grupos de chavales, parejas... para organizar botellón, fumar y mantener relaciones sexuales, lo que se puede apreciar por los numerosos condones, latas de cerveza y botellas de licores de alta graduación que cualquiera que se acerque por allí puede ver fácilmente. Sea cual sea la causa real del fuego, no es descartable que unos cristales de una botella rota de ginebra (se adjuntan fotos en anexo) hayan podido ser la causa del incendio en esas horas en las que el sol pegaba con toda su fuerza. En cualquier caso, sea provocado o fortuito por los cristales esparcidos, es innegable la competencia del Ayuntamiento en el mantenimiento y limpieza de las parcelas públicas del casco urbano, tanto en lo que se refiere a la maleza como a los residuos que vierten las personas que tienen allí su zona de diversión.

Maleza en la zona del incendio que es vía pública, según los vecinos de la urbanización.Maleza en la zona del incendio que es vía pública, según los vecinos de la urbanización.

Esta Comunidad de Propietarios ha venido reiteradamente exigiendo al Ayuntamiento, tanto verbalmente como por escrito, que ejerza sus obligaciones de mantenimiento y conservación en la urbanización, entre otras la limpieza de las malezas de las parcelas de zonas verdes, reparación de vías públicas (el mal estado de algunas calles, ausencia de la rejilla de un sumidero..., que impedían el paso a ciertos vehículos para apagar el incendio), alumbrado en estado pésimo sin toma tierra que pueden electrocutar a los viandantes, etcétera. Y por ello tenemos interpuesta, desde el mes de junio pasado, una demanda ante el Juzgado de Segovia, ya que la anterior corporación municipal siempre nos ha respondido con "ni un duro a esa urbanización". Ahora le ha explotado la bomba de lleno al nuevo equipo de Gobierno. Si se hubiera mantenido limpia la parcela en cuestión los riesgos habrían sido mucho menores. Pero aún están ahí las parcelas restantes llenas de maleza y de botellas esperando a que alguien o algo vuelva a incendiarlas. En todo caso queremos agradecer a los equipos de los distintos organismos públicos y privados su enorme colaboración en la extinción del incendio, algunos incluso jugándose la vida, así como a todos aquellos vecinos y veraneantes por la colaboración prestada".

La Comunidad de Propietarios de la Urbanización Caserío de Urgel acompaña su escrito con una serie de fotografías y un plan del lugar en el que se inició el incendio. 

Arquetas en mal estado en la zona izquierda que dificultaron, según los vecinos, a la zona del incendio.
Arquetas en mal estado en la zona izquierda que dificultaron, según los vecinos, a la zona del incendio.