"La pandemia traerá liquidaciones de negocios"

A.M.
-

Economista y abogado, comenzó su carrera profesional en 1980 y, en la actualidad, posee su propio despacho, Abencys, desde donde trabaja como administrador concursal. Es el responsable en Segovia del Colegio de Economistas de Madrid.

Luis Martín Bernardo - Foto: D.S

Luis Martín Bernardo, responsable de la sección de Segovia del Colegio de Economistas de Madrid, prevé que la pandemia traerá «muchas liquidaciones de negocios por dos causas: por la imposibilidad de superar una situación tan adversa y por la modificación de hábitos», mientras habla de caídas en PIB provincial y regional más que las que se registran a nivel nacional. De ascendiente de segovianos, de 63 años, quien comenzó a trabajar como economista en el bufete del abogado fallecido Dionisio Sáez Chillón, en la capital, ha participado en la reestructuración de empresas como Klein o Cartonajes Eresma y es habitual como administrador concursal, habiendo intervenido en Idemsa, ‘La Choricera’, La Cerca Nueva, Naturpiedra y Pizarrerias Bernardos y Cerámica Garcia Cuesta, entre otros. 
Ustedes han elaborado una encuesta entre los colegiados sobre las previsiones económicas y la repercusión de la pandemia en Segovia, ¿cuáles son las conclusiones?
La conclusión global es el cambio en la relación de problemas a los que nos enfrentamos, con respecto a la encuesta realizada el año anterior. Así, por entonces, los problemas prioritarios a resolver, por orden de proporción de mayor a menor era: la despoblación, el desempleo, la inestabilidad política, las infraestructuras. En estos momentos, los economistas segovianos establecen las siguientes prioridades por orden de mayor a menor importancia: educación, sanidad, empleo y seguridad social, innovación y desarrollo, infraestructuras, medio ambiente, vivienda y seguridad y justicia.
Además, la recuperación se prevé por debajo de la nacional, ¿qué es lo que impide el crecimiento cuando se haya superado la situación sanitaria?
Ya en la encuesta del año pasado la estimación del crecimiento económico de Segovia se fijó, por nuestra parte, inferior a la media nacional y a la media de la Comunidad. Ésta creció un 2,1% frente al 1,7% de Segovia. Pero es una consecuencia previsible, ya que el tejido industrial segoviano se ha venido deteriorando en los últimos 25 años de manera progresiva, dejando el espacio al sector servicios y a la industria agroalimentaria. 
Adicionalmente Segovia carece de instituciones administrativas de relevancia que atraigan atención ciudadana y pública, por lo que su dependencia, tanto para empleo, como para ocio y segunda residencia tiene una mayor dependencia de Madrid; además de la concentración de los ingresos de la provincia en el sector turístico. Adicionalmente, según el padrón continuo del INE registra una población total en la provincia de 122.796 habitantes, frente a los 164.854 de 2009. Es importante tener población activa y talento para afrontar mejor las crisis y para aprovechar los ciclos de crecimiento.
Auguran importantes caídas en el PIB... 
Los economistas segovianos prevén que el PIB provincial y el regional de Castilla y León sufrirán este año 2020 caídas respectivas del 13,4% y 13,2%, un 0,4% y un 0,2% más que la media nacional del 13% pronosticada por la Fundación Cajas de Ahorros (FUNCAS). Para el 2021 estiman que la recuperación económica de Segovia y del resto de Castilla y León serán respectivamente en promedio del 7,5% y 7,7%, el 0,4% y el 0,2% también por debajo del promedio español vaticinado por FUNCAS (7,9%).
¿Cómo afectan las medidas restrictivas para evitar la propagación del virus, desde los cierres perimetrales a la paralización de la hostelería y las grandes superficies, por ejemplo?
Las actividades que más sufren esta crisis son las que usted menciona, produciendo una drástica caída en los ingresos de las empresas dedicadas a ellas, generando consumo de recursos monetarios, debido a la  rigidez en la adecuación de los costes a la pérdida de ingresos, además de incurrir en desequilibrios financieros por la imposibilidad de realizar activos (venta de existencias, cobro de deudas, en definitiva el ciclo lógico del circulante) para generar la tesorería suficiente que permita atender los compromisos de pago. 
La actitud del empresario siempre debe de ser la anticipación, pensar en cómo se desarrollara su actividad en el medio o largo plazo y adoptar medidas que reduzcan el impacto negativo de la crisis en su empresa, aplicando las acciones jurídicas existentes: ERTE,s, ERE,s, refinanciación, amparo en el artículo 5 bis de la Ley Concursal o, incluso, la solicitud del propio concurso de acreedores con propuesta anticipada de convenio. 
Son acciones tendentes a reestructurar a las empresas cuando se produce una reducción drástica de la actividad, que tendrán éxito si se cumplen dos factores: que el sector se mantenga aun con baja actividad y, por tanto no se consuma tesorería y que el empresario sepa gestionar correctamente la crisis. Si no se prevé la generación de tesorería de la empresa, en un plazo razonable de tiempo, entonces no tiene viabilidad.
¿Cuál es el motivo por el que se ha disparado la tasa de ahorro de las familias?, ¿qué repercusión puede tener para la economía?
En las actuales circunstancias las preferencias de las personas, agentes económicos, cambian radicalmente por dos motivos: el primero por tratar de asegurar posibles contingencias de futuro (pérdida de empleo o enfermedad), pretendiendo con el ahorro cubrir sus consumos básicos futuros; el segundo por la imposibilidad de acceder a determinados servicios o consumos por el cierre de determinadas actividades, tales como: viajes, espectáculos y ocio en general.

El paro continúa en ascenso, como se ha visto en los últimos datos de octubre, ¿cuándo puede llegar el momento en que se cambie la tendencia?
Cambiará la tendencia cuando se produzca un crecimiento sostenido de la economía y se cubra el actual déficit del PIB. De momento se sigue destruyendo empleo porque seguimos con PIB negativo, a pesar de que se haya reducido el valor relativo de esa disminución, cuando se recupere lo perdido y se siga creciendo se empezará a crear empleo neto.
¿Qué repercusión tiene la pandemia para el endeudamiento de las administraciones y su atención a otros servicios?. ¿cree que se tardará tiempo en una recuperación efectiva?
La repercusión para el endeudamiento de las administraciones depende del grado de cobertura que se quiera dar a los ciudadanos que no pueden subsistir por ellos mismos, por tener empleo o ahorros y patrimonio, es decir para sufragar desempleo ERTE,s e incluso ERE,s a través del Fondo de Garantía Salarial. Hay partidas de gasto de las administraciones que se disparan y surgen nuevas con motivo de la situación sanitaria para dar protección a la parte de la población afectada. Lógicamente, al ser los recursos limitados, las alternativas son tres: reducir gasto en otras partidas menos necesarias, incrementar impuestos o reducirlos para dejar más dinero en manos de las empresas y de los consumidores. Sin duda se tardará tiempo en la recuperación. En primer lugar depende de un control efectivo de la enfermedad, por reducción de casos y contagios o por la obtención de una vacuna. A partir de ahí comenzaría la recuperación neta de la economía, pero, habrá que sufragar y atender al déficit presupuestario que está causando esta crisis. 
¿Serían partidarios de un confinamiento completo, como el registrado en la primera ola?
No es una cuestión que se haya planteado al colectivo, le puedo dar mi impresión personal. Yo no soy partidario de un confinamiento completo, me parece más efectivo, además de contar con recursos sanitarios, con pruebas diagnósticas y rastreadores, confinar los focos una vez detectados. 
Esa primera ola y el confinamiento domiciliario, al que nos vimos sometidos, produjo un incremento efectivo del teletrabajo, tal es así que incluso se ha desarrollado una Ley para la regulación del mismo; pero yo creo que las personas somos seres sociales, que necesitamos la presencia mutua para interactuar, sobre todo en el desarrollo de actividades comerciales.
¿Es posible plantear un equilibro entre medidas sanitarias y restricciones?
En algunas ciudades y comunidades, como el caso de Madrid, con las medidas expuestas se ha conseguido reducir los contagios, tal es así que en dos semanas esa Comunidad ha pasado de ser la primera en contagios a la decimocuarta. Yo creo que es el camino correcto para controlar la crisis sanitaria a la espera de mejores tratamientos y al desarrollo definitivo de una vacuna.
¿Caerán muchos negocios en esta crisis?
Si habrá muchas liquidaciones por dos causas: por la imposibilidad de superar una situación tan adversa y por la modificación de hábitos, que en algunos casos serán permanentes. Cuando tienes un PIB negativo, como actualmente, lo único posible es ‘achatarrar’ la economía, un ejemplo tan simple como si hay diez restaurantes y solo hay clientes para ocho, entonces sobrarán dos restaurantes. 
Luego si el PIB ha caído un 14% sobra oferta que no va a encontrar demanda en la misma cuantía. Además, ante una situación como la actual, las preferencias del consumidor cambian drásticamente, las personas tienden a asegurar su supervivencia por la vía del ahorro, lo que reduce aún más el consumo.
¿Esta repercusión provocará que haya que diversificar la economía segoviana y no centrarse exclusivamente en sectores como servicios y turismo?
Más que diversificar, generar nuevas áreas de actividad, atraer inversiones de los sectores que pueden seguir creciendo: centros de investigación y desarrollo, logística y no descuidar la industria agroalimentaria. Segovia necesita un plan estratégico de desarrollo y crecimiento, las instituciones locales deberían proponérselo, ya que yo no tengo noticias de que se tenga iniciativa alguna en este sentido.
 ¿Por dónde cree que debe pasar la apuesta de futuro para Segovia?, ¿qué sería necesario para llevarlo a cabo?
Que tuviese un poco más de atención de algunas administraciones para mejorar las infraestructuras  y potenciar la retención del talento y, por tanto, a las personas que son las que pueden relanzar la economía segoviana, más aun viendo el desarrollo demográfico y las previsiones del mismo.

En su encuesta, los economistas segovianos opinan mayoritariamente que habría que limitar la entrada en el centro urbano solo a los vehículos más contaminantes, fijar un sistema de pago o peaje a la entrada de los vehículos privados en las ciudades o establecer un sistema de circulaciones reducidas en función de las matrículas, ¿cuál es su opinión respecto a una ciudad como Segovia y su casco antiguo?
Yo creo en ciudades como Segovia el vehículo es innecesario, el trasporte público debería ser suficiente. Yo en mis habituales estancias en la ciudad me traslado andando, a los juzgados, a las instituciones administrativas, para mi todas esas localizaciones están en un radio de acción reducido.