scorecardresearch

CyL obtiene un saldo positivo migratorio de 7.537 personas

SPC
-

El saldo exterior arroja la llegada neta de 7.841 personas frente a un saldo interior negativo de 304

CyL obtiene un saldo positivo migratorio de 7.537 personas - Foto: Miguel Ángel Valdivieso

Castilla y León obtuvo un saldo positivo migratorio en 2021 de 7.537 personas gracias, principalmente, a la llegada de personas desde el extranjero, puesto que el saldo exterior arrojó una cifra positiva neta de 7.841 habitantes frente al saldo interior que revela una la pérdida de 304 a favor de otras autonomías. No en vano, del total de las personas que llegó a la Comunidad, 7.372 fueron extranjeros mientras que solo se ganaron 165 españoles. 

Bajando al detalle, en el saldo interior, Castilla y León perdió 691 extranjeros que se fueron a otros territorios de España, y regresaron 387 españoles a la Comunidad. En cuanto al saldo exterior, Castilla y León ganó 7.841 extranjeros y se marcharon fuera 222 nacionales.

Según la estadística de variación residencial durante el año 2021, publicada hoy por el Instituto Nacional de Estadística (INE) y recogida por Ical, Castilla y León cuenta con 7.537 habitantes más como consecuencia exclusivamente del saldo migratorio, ya que aunque se marcharon 304 personas más de las que llegaron de otras comunidades autónomas del país, la Comunidad cuenta con 7.841 personas más procedentes de otros países con respecto a las que se fueron a vivir al extranjero el pasado año.

En concreto, Castilla y León registró en 2021 un total de 97.142 altas, de las que 79.609 procedían de otras comunidades autónomas y 17.533 llegaron procedentes del extranjero. Por el contrario, el número de bajas por variación residencial ascendió a 89.605, dada la pérdida de 79.913 habitantes por marcharse a otras comunidades autónomas. 

Además, los 9.692 habitantes restantes perdidos en el saldo migratorio se marcharon a otros países, lo que en comparación con los 17.533 habitantes procedentes del extranjero, da un saldo positivo que compensa la mayor emigración desde Castilla y León a otras comunidades que los habitantes procedentes de estas a territorio castellano y leonés.

Por provincias

Por provincias, el saldo migratorio total es positivo en Ávila tanto en relación a los habitantes llegados del extranjero como el procedente de otras comunidades autónomas del país. Así, la provincia abulense cuenta con un saldo positivo total de 1.035 nuevos habitantes: 723 procedentes del extranjero y 312 de otras comunidades.

El saldo también es positivo en la provincia de Burgos, gracias al saldo exterior positivo de 1.084 habitantes que compensa el saldo interior negativo que arroja una pérdida de 152, lo que da como saldo total la incorporación de 932 habitantes por variación residencial en la provincia burgalesa.

León, como Ávila, cuenta con saldo positivo tanto de procedencia exterior (1.098) como interior (42), para un total de 1.140 habitantes más en 2021 como consecuencia de los movimientos poblacionales; mientras que Palencia registró un saldo interior negativo de 119 habitantes que compensó el saldo exterior positivo que sumó 336, para un total de 317 habitantes más.

En la provincia de Salamanca, el saldo por variación residencial es positivo en 1.080 personas ya que, a pesar de la pérdida neta de población interior de 536 habitantes, sumó un saldo exterior positivo de 1.616 personas más, y Segovia también registró un saldo total positivo en 677 personas gracias al exterior (+480) e interior (+197) positivos.

Por último, Segovia perdió 206 habitantes en el saldo neto del movimiento de población interior, que compensó el saldo exterior positivo en 386 habitantes para un saldo total de 180, mientras que tanto Valladolid como Zamora sumaron 1.775 y 401 nuevos habitantes como resultado de los movimientos de población gracias a saldos positivos tanto exteriores (+1.629 y +389 respectivamente) como interiores (+146  en la provincia vallisoletana y +12 en la zamorana).