scorecardresearch

Un singular y agridulce reencuentro con la Virgen del Rocío

Laura Ramírez (EFE)
-

La rotura de uno de los apoyos que permiten a los almonteños portar el paso obliga a suspender la procesión de Pentecostés tres horas después de empezar

Un singular y agridulce reencuentro con la Virgen del Rocío

Singular y agridulce así ha sido el ansiado "reencuentro" de los rocieros con la Virgen del Rocío en su aldea este Lunes de Pentecostés, después de que lo que tendría que haber sido un largo paseo por sus calles en esa visita de agradecimiento a las hermandades filiales se haya suspendido por la rotura del paso.

Las circunstancias han vuelto a mandar y después de tres años de espera para vivir ese momento culmen de la romería, pues en 2020 y 2021 tuvo que ser suspendida por la pandemia, este ha sido demasiado corto, de apenas tres horas, para los miles de romeros y peregrinos que se concentraban en la aldea para presenciar esa procesión.

Tras una Presentación de Hermandades y una Misa de Romeros histórica y con una afluencia masiva, esta madrugada, a las 3:12 horas los almonteños protagonizaban el 'salto de la reja' y sacaban a la Virgen a la calle.

Un singular y agridulce reencuentro con la Virgen del RocíoUn singular y agridulce reencuentro con la Virgen del Rocío - Foto: ALBERTO DÍAZ PÉREZ/EUROPA PRESS

Lo hacían en unas andas nuevas, estrenadas hace apenas dos semanas, el 22 de mayo, en la procesión de Reina de la Blanca Paloma por las calles de Almonte, realizadas con fibra de carbono y aluminio aeronáutico para reducir su peso un 30 por ciento en relación con las anteriores y mejorar la seguridad.

Apenas tres horas después de la salida, sobre las 06:08 horas, cuando la Virgen se encontraba a la altura de la hermandad de Alicante, se rompía uno de los bancos de esas nuevas andas, la parte que sobresale y que permite a los almonteños portarla, por causas que serán estudiadas en los próximos días por la Hermandad Matriz.

Esto motivaba su regreso al Santuario apenas 10 minutos más tarde dejando sin visitar a la mayor parte de las filiales, que la esperaban en distintos puntos de la aldea.

Un singular y agridulce reencuentro con la Virgen del RocíoUn singular y agridulce reencuentro con la Virgen del Rocío - Foto: MARCELO DEL POZO

Momentos más tarde, la Matriz, por seguridad para la imagen, decidía suspender la procesión, algo similar a lo que ya ocurrió en la romería de 2011, cuando la rotura de un varal obligó a regresar a la Virgen sobre las 8 de la mañana.

Poco después, invitaba a las filiales a acercarse con su Simpecado a la ermita para rezar la salve, las cuales han protagonizado un improvisado desfile por las calles de la aldea hasta alcanzar la ermita.

De esta forma durante unas cinco horas, en una mañana especial, todas las hermandades que no habían sido visitadas por la Virgen antes de su apresurado regreso, han ido desfilando ante sus plantas con sus Simpecados y arropadas por muchos fieles para rezarle, cantarle y dedicarle vítores, dando lugar a estampas rocieras diferentes cargadas de emoción y, sobre todo, de devoción y de fe.

La última en hacerlo ha sido la hermandad de Dos Hermanas, alrededor de las 12:30 horas.

Este rezo les ha servido además a muchas de ellas de despedida, ya que hasta 33 corporaciones emprenden hoy lunes su camino de vuelta, bajo la coordinación y asistencia del Plan Romero, a sus distintos lugares de origen; por los Caminos de Sevilla vuelven 27 filiales; por los de Cádiz cinco y una por los de Huelva.

La concejal-delegada de El Rocío y directora del Plan Aldea, Macarena Robles, ha valorado, pese a la entrada anticipada de la Virgen, todo el dispositivo de seguridad articulado en torno a la celebración de la romería, que permanece activo hasta mañana martes.

Ha remarcado que, pese a la afluencia de gente "no ha habido incidentes graves a destacar ni incidencias reseñables desde el punto de vista sanitario o de la seguridad ciudadana".

"Para el Ayuntamiento es una satisfacción el haber trabajado de manera coordinada con la administración central y autonómica y la Hermandad Matriz para que todo se haya desarrollado como ha sido; todos en la aldea de El Rocío hemos podido disfrutar de una romería del reencuentro, por lo que estamos satisfechos", ha dicho.

A partir de hoy habrá que esperar un año para volver a ver a la Blanca Paloma en la calle; doce meses que, a buen seguro, se harán cortos para unos rocieros que, pacientes, han esperado tres años para volver a disfrutar de una nueva romería de Pentecostés.

ARCHIVADO EN: Semana Santa, Huelva