"Quiero dejar solventado el tema del agua de una vez"

Nacho Sáez
-

El alcalde del Real Sitio de San Ildefonso repasa en una entrevista la situación del municipio y se muestra confiado en que empiecen a gestionar fondos de la Reserva Mundial de la Biosfera "a principios de 2020".

El alcalde del Real Sitio de San Ildefonso, Samuel Alonso, tras la entrevista. - Foto: Pablo Martín

Al menos de momento no se aprecia diferencia entre el concejal y el alcalde. Samuel Alonso Llorente (La Granja, 31 de octubre de 1980) tiene más compromisos ahora que ostenta el bastón de mando pero parece afrontarlos con la misma seguridad y el mismo carácter abierto y dialogante con que lo hacía cuando era teniente de alcalde hasta hace sólo unas semanas. Tiene claros cuáles son sus objetivos en el mandato que acaba de iniciar y no le pesan las casi tres décadas de gobiernos socialistas que ya suma el Real Sitio de San Ildefonso. «Tenemos decenas y decenas y decenas de ideas. De buenas ideas», asegura en esta entrevista concedida a El Día de Segovia.
¿Es muy grande el salto de teniente de alcalde a alcalde?
Es grande, es grande. Es grande en cuanto a que efectivamente eres la cabeza visible de todo, para lo bueno y para lo malo. Más que un salto en lo personal, es un salto en la responsabilidad que conlleva. Porque en lo personal es un orgullo decir que soy el alcalde del pueblo que me ha visto nacer, crecer y vivir. Es un orgullo y en tu bagaje personal queda para el resto de tu historia. Pero es verdad que a nivel de responsabilidad es un salto impresionante porque yo llevo dieciséis años metido en política –doce como concejal y doce como teniente de alcalde– y lo de ahora es algo nuevo.
¿Le da vértigo?
No, vértigo no. Si me diera vértigo no hubiera tomado la decisión que tomé. Me da mucha responsabilidad y mucho sentimiento de trabajo, de compromiso, de intentar llegar a todos sabiendo que es imposible llegar a todo... Siento la responsabilidad de estar en el centro de un grupo extraordinario de personas que se ha formado en torno a mí, aunque también me enorgullece. Tengo los cinco compañeros concejales que conmigo forman el equipo de Gobierno y, aparte, trece delegados personales de Alcaldía de manera voluntaria nombrados el otro día en pleno, más otras dos personas que Izquierda Unida ha incorporado, más un montón de gente que no está nombrada por Alcaldía pero que colabora con el proyecto y el pueblo y que hace que seamos un municipio genuino en cuanto a ese tipo de trabajo. 
¿Ha cambiado de teléfono o está pensando en hacerlo?
No, llevo con el mismo teléfono dieciséis años y seguro que la locura va a ser ahora un poco más, pero se aproximará a lo que ya he tenido. 
¿Qué persona o personaje político considera su modelo?
Soy una persona de pocos modelos, me gusta coger lo mejor de cada uno en el ámbito personal, laboral... Mi profesión como maestro de Educación Primaria desde que tengo dieciocho años me hace ver que cada día aprendes. Y aprendes de cualquier persona. Desde los más pequeñines a los más mayores. Intento tener esa capacidad de querer aprender todos los días de aquellas personas que me pueden enseñar. He tenido dos personas con las que he compartido mucho tiempo, como han sido Félix Montes desde 2003 y José Luis [Vázquez] en estos últimos doce años, y luego muchos compañeros concejales, tengo a la familia, amigos, vecinos... De todos ellos he aprendido y espero seguir haciéndolo siempre.
Ya son 28 años de gobiernos socialistas en el Real Sitio. ¿No existe el riesgo de que las ideas se hayan agotado?
Para nada. Yo creo que es al contrario. En esta nueva andadura que comenzamos, la gente estaba deseando empezar a trabajar. No lo habían dejado, pero ahora ya han comenzado con el cargo nombrado. Tenemos decenas y decenas y decenas de ideas. De buenas ideas. Y en lugar de agotarse cada vez son más porque cada vez es más la gente que participa. Creo que de la unión de todas esas fuerzas y esas ideas conseguiremos un gran proyecto.
No está siendo un inicio sencillo. El servicio de Pediatría del centro de salud dicen que está bajo mínimos y ya han tenido que establecer restricciones de agua por la sequía.
Y no va a ser nunca sencillo. Y eso lo saben los vecinos y la gente que se acerca a la política municipal. La política municipal es la más difícil de todas las políticas que hay. En el día a día es un continuo ‘apagafuegos’, como digo yo. Es verdad que hemos tenido que empezar con el tema del agua, pero es algo que nos está pasando en La Granja y en toda España. Quitando el norte, todo el mundo está con problemas. Y el servicio de Pediatría es algo que he reivindicado, reivindico y revindicaré y estoy seguro de que todas las fuerzas vamos a ir a una para solicitar a la Junta de Castilla y León que ponga cartas en el asunto y que cumpla con algo que nos prometió el consejero hace un año y medio en el Ayuntamiento ante de 250 personas.
Volviendo a la cuestión del agua, ¿se han resuelto las tiranteces con Patrimonio Nacional?
Siempre digo que el quince por ciento del municipio es municipal y el otro 85 no y que siempre hemos tenido una convivencia positiva con Patrimonio Nacional. Hay ciertas épocas de la vida, como en cualquier familia, en la que hay alguna desavenencia, pero eso no es negativo. Eso te hace encontrar puntos de encuentro. Uno de mis objetivos prioritarios en el futuro próximo es dejar solventado de una vez por todas el tema del agua en nuestro municipio. Y en ese sentido cuento seguramente con el apoyo del resto de grupos políticos para ir todos en la misma línea y que no tengamos que volver a hablar del agua en La Granja en muchos años.
¿Ha tenido tiempo de reunirse con los responsables de la Confederación Hidrográfica del Duero (CHD) para tratar las inversiones pendientes en la Etap de La Atalaya y en los circuitos del Pontón Alto al Mar.
Hay varios trabajos pendientes: cierres de circuitos, dotación del Depósito del Chato para poder potabilizar el agua arriba... He hablado con la Confederación Hidrográfica del Duero, pero como no tenemos Gobierno a nivel nacional está encantada de recibirnos, hemos hablado telefónicamente y tenemos pendiente una reunión. Pero tiene que ser una reunión ejecutiva y no para que el alcalde del Real Sitio vaya a presentarse a la Confederación Hidrográfica del Duero. La idea es proyectar lo que tenemos que hacer en una reunión directa y no volver a empezar.
El anterior alcalde subrayó en diferentes ocasiones que la CHD debía ser la que se encargase de sufragar esas inversiones.
Ya no es que tengamos problemas para afrontarlas desde el Ayuntamiento, es que es una obra que se ejecutó por parte del Ministerio en 2006 en la que se invirtieron muchos muchos muchos miles de euros y no puede ser que no estemos pudiendo utilizar esa obra porque no esté finalizada. Es de sentido común que las instituciones supramunicipales nos echen una mano. 
¿Cuál es la situación financiera actual del Ayuntamiento?
Siendo delicada como lo es en el 99 por ciento de los ayuntamientos de este país, es una situación estable. Desde Intervención, Secretaría y Tesorería tienen ya muy controlada a medio plazo la situación económica y financiera, y a partir de ahí tenemos que trabajar con mucha prudencia, con mucha tranquilidad y con mucha calma, explicando además todos los proyectos que queremos llevar a cabo. Debemos ser capaces de gestionar el dinero y los recursos que tenemos y hacer frente a todos los servicios que queremos mantener y mejorar desde el Ayuntamiento, que son muchos.
¿Tiene previsto un aumento de los ingresos?
Siempre se puede conseguir sin necesidad de subir impuestos, siendo más eficientes en la recaudación. Se ha mejorado mucho en ese sentido porque se ha dotado de más personal, de más experiencia a ciertos servicios del Ayuntamiento que lo requerían... Y vamos a seguir trabajando en esa línea. Habrá una reordenación de algunas partes del trabajo con la finalidad de ser justos con todos los ciudadanos y que todo lo que haya que pagar se pague y todo lo que haya que recaudar se recaude. Sin más. No hace falta subir impuestos para recaudar más.
¿Cuándo calcula que empezarán a llegar esos fondos internacionales derivados de la declaración de Reserva Mundial de la Biosfera de los que habló durante la campaña?
Ayer mismo (por el miércoles) tuve una jornada muy interesante en relación a ello con gente experta a nivel nacional e internacional. Una vez que se constituya la Diputación Provincial, tendremos la asamblea de la asociación que formamos el Real Sitio, El Espinar y la Diputación para dar pistoletazo de salida a esa gestión. Ya como ente gestor tenemos que buscar esos recursos económicos. Yo soy muy optimista. Me encantaría que para principios de 2020 pudiéramos empezar a gestionar fondos de la Reserva de la Biosfera en nuestro municipio.
El PRUG del Parque Nacional de Guadarrama también prevé inversiones importantes, pero no ha satisfecho a numerosos colectivos. ¿En qué posición está el Ayuntamiento del Real Sitio?
En la misma en la que estábamos, en defender los derechos de nuestros vecinos y vecinas, nuestros usos, nuestras tradiciones... Hicimos unas jornadas de participación a las que fueron centenares de vecinos, que nos hicieron llegar muchas alegaciones y que luego el Ayuntamiento presentó. El PRUG no ha recogido todo lo que pedíamos. Sí una importante parte, hay que reconocerlo. En las que no nos han hecho caso queremos seguir reivindicándolas, de acuerdo a lo que nos marquen nuestros servicios técnicos y jurídicos, a ver hasta dónde podemos llegar. La Ley de Parques Nacionales es muy restrictiva con ciertos sectores y actividades, pero la realidad es la que es. Nuestro pinar, nuestro municipio, nuestro entorno, ha sido declarado parque nacional gracias a nuestros vecinos y al uso que ellos han hecho del pinar y de la zona. Y es lo que reivindicamos, que nos dejen seguir haciendo lo que hacíamos.
¿Le preocupa la masificación del Parque Nacional?
Sí me preocupa. Me parece que la sostenibilidad del turismo es algo básico y es uno de los objetivos que llevábamos en el programa electoral. La masificación del Parque me preocupa en todos los aspectos. Es un peligro para el propio monte y no tiene sentido porque la gente tiene que venir a estar a gusto e ir paseando y encontrarte con multitud de personas seguramente que no sea lo que busques. Me imagino que el Parque Nacional irá viendo cómo va funcionando y no tardando mucho –en otros parques ya lo están haciendo– aforará el número de visitantes en determinadas épocas del año para que haya un control, una seguridad y la gente que venga a visitarnos disfrute al cien por cien de la visita.
Otro asunto pendiente en el Parque es el de la reapertura del Real Aserrío de Valsaín. ¿Se conseguirá?
El otro día estuve reunido con la Dirección de Parques Nacionales y en otoño tiene previsto sacar a licitación el Aserrío. Esperemos que esta vez sí que haya quien lo abra porque las expectativas no son malas. En ese sentido nos tenemos que coordinar con Parques Nacionales para que el Real Aserrío sea de nuevo una oportunidad laboral de calidad, de formación y de exportación.
¿Qué otras iniciativas maneja para tratar de fijar población?
Tenemos diferentes iniciativas sobre todo de impulso, sin olvidar que el empleo nunca es competencia municipal en un ayuntamiento de 5.000 habitantes. Siempre lo digo para que los ciudadanos lo sepan: nuestro Ayuntamiento destina mucho dinero a competencias que no son suyas. Y lo seguiremos haciendo porque no voy a cerrar una instalación deportiva, no voy a dejar de hacer festejos culturales o enfoques turísticos y educacionales... Mis vecinos merecen el mismo trato que quien vive en la gran ciudad y eso siempre lo vamos a reivindicar.
A la pregunta que me hacía decir que llevamos diferentes iniciativas: utilizar las figuras de la Reserva Mundial de la Biosfera y Parque Nacional para crear puestos de trabajo de calidad; crear un espacio de ‘coworking’, que desarrollaremos en el presupuesto de 2020; mantener la estrecha relación que tenemos con  la multinacional Verescence, que tiene una previsión a medio plazo de crear un centenar de puestos de trabajo más... Y tenemos otra serie de ‘micromedidas’ que sumadas hacen que el conocimiento de nuestros vecinos sea aprovechado dentro del mismo municipio.
¿Confía en que la despoblación se cuele por fin en la agenda política a nivel nacional?
Si los partidos políticos cumplen con su palabra, tiene que entrar sí o sí porque todos llevaban esa promesa en sus programas electorales, incluido el PSOE. Si no lo hacen se equivocarían radicalmente. Y no es sólo que tenga que entrar en la agenda, es que tiene que ser un punto prioritario dentro de las primeras medidas a tomar de manera urgente tanto a nivel nacional como autonómico.
¿Qué le parece el bloqueo en la investidura?
Me parece que no debería de existir. Los ciudadanos están esperando otra cosa, están esperando que se gobierne de una manera decidida, convincente. En este caso, por lo que me toca, creo que Pedro Sánchez debe gobernar porque ganó las elecciones. ¿La forma de hacerlo? Para eso están, para entenderse, pero creo que nos equivocaríamos políticamente todos si no somos capaces de ir llegando a acuerdos. Desde los pequeños municipios a los grandes estamentos. Porque al final es verdad que se corre el riesgo de que la gente salga defraudada de la política y pocos decidan por muchos. No es lo que se desea en un país democrático.
En la campaña de las últimas elecciones municipales, Pedro Sánchez precisamente hablaba del sueño de construir un proyecto político que haga que España avance. ¿Cuál es el sueño de Samuel Alonso?
Mi sueño es poder ser capaz de transmitir a mis vecinas y mis vecinos ese sentimiento mío y de mi equipo de que entre todos siempre somos más y podemos trabajar más. Mucha gente ya lo ha hecho.