scorecardresearch

Sacyl confía en mantener los niveles pese al aumento de la IA

SPC
-

Alejandro Vázquez hace un llamamiento a la prudencia entre la ciudadanía y pide que se use la mascarilla en «ciertas circunstancias» porque «el virus sigue ahí»

Imagen de archivo del interior de un centro hospitalario. - Foto: Óscar Solorzano

El consejero de Sanidad, Alejandro Vázquez, confió ayer en que, pese a la subida que está experimentando los indices de la incidencia de la covid-19 en Castilla y León, se puedan mantener los niveles asistenciales en los centros hospitalarios de la Comunidad. Todo ello después de que este martes se conociera que la primera semana sin la obligatoriedad del uso de la mascarilla en interiores se haya saldado con 10.000 contagiados y medio centenar de fallecidos. En este sentido hizo una llamada a la prudencia, a «la utilización de la mascarilla, aunque no sea obligatoria, en ciertas circunstancias», porque «el virus sigue ahí». Así, Vázquez recordó que «la incidencia ha subido en un importante número de casos», de ahí la necesidad de ser prudente como cree «que la gente lo es», y puso como ejemplo a los periodistas, «como están siendo ustedes en este momento con la mascarilla», al recoger sus declaraciones en los momentos previos a la inauguración del XXV Congreso de la Sociedad Española de la Cirugía de la Mano.

El recién nombrado como consejero de Sanidad también sostuvo que la pandemia ha cambiado. «En los primeros momentos, el número alto de casuística conllevaba un grave deterioro en los servicios asistenciales, hoy en día, afortunadamente, como el virus es una mutación más leve en cuanto a su gravedad, no es así», explicó. A renglón seguido, hizo constar que Castilla y León tiene «un nivel vacunal muy importante», que no evita el contacto del coronavirus pero «sí evita las consecuencias graves que hemos tenido que padecer en otros momentos de la pandemia». En resumen, el consejero de Sanidad hizo una llamada a la prudencia, al uso de la mascarilla porque «el virus no se ha ido».

Por otra parte, el responsable del ramo destacó la importancia de la reunión de la mesa sectorial para reforzar las plantillas de médicos de Atención Primaria y fidelizar a los médicos residentes de Familia que acaban en todas la provincias de la Comunidad. «Es un plan ambicioso», sentenció, con contratos de tres para que los residentes «puedan elegir quedarse en Castilla y León». En este sentido, Vázquez aseguró que se hablará de este tema en la mesa sectorial, convocada para ayer, para evitar problemas en otros campos. 

En el caso de Familia, la bolsa de trabajo está ya vacía, de ahí la necesidad de proponer estos contratos por tres años, y quiere evitar que, en otras especialidades, se pueda crear «algún disturbio con gente que está en la bolsa y no accede a contrato de tres años». También sobre la falta de profesionales sanitarios, Vázquez subrayó el reto de terminar la oferta público de empleo de Atención Primaria, que «está en una segunda vuelta». El consejero dejó claro que lleva por bandera el diálogo en Sanidad, «explicando las cosas». «Ellos a nosotros y nosotros a ellos», resumió, en aras de llegar a un acuerdo.

Vázquez recordó que el Plan Anual de Gestión, presentado este martes, es un compromiso interno dentro de la organización del Sacyl, mientras que, en cuanto a los objetivos de legislatura, dijo que serán objeto de una comparecencia parlamentaria en las Cortes Regionales que tendrá lugar próximamente.