El hotel San Facundo será residencia universitaria

A.M.
-

Sweet Home ha firmado un preacuerdo con la empresa hotelera, que espera consolidar en septiembre, aunque está «muy avanzado», para convertirlo en hostal y alojamiento de alumnos de IE University

El hotel San Facundo será residencia universitaria

El Hotel San Facundo está a punto de desprenderse de sus cuatro estrellas, para convertirse en un hostal de estudiantes de IE University, si se consolida el preacuerdo suscrito entre la sociedad Sweet Home Segovia Gestión y sus actuales propietarios.   
Ubicado en un edificio del siglo XVI, totalmente rehabilitado, en pleno centro histórico, inicialmente contaría con 29 habitaciones, que en periodos vacacionales podrían tener un uso turístico.  El responsable de The Factory Residence Hall, JuanGonzález, vinculado también con Sweet Home Segovia, ha reconocido a EL DÍA que las negociaciones con la propiedad del establecimiento hotelero, que permanece cerrado desde la declaración del estado de alarma, va muy avanzada, aunque aún no se ha cerrado, lo que ocurrirá este mes de septiembre, con el fin de que puedan ocuparlo ya con estudiantes, si bien existe un preacuerdo. 
Mientras que The Factory Residence Hall gestiona las 34 habitaciones en el antiguo Palacio de La Floresta, también del siglo XVI y en el recinto amurallado, y la residencia ubicada en la calle Los Vargas, en el barrio de San Lorenzo, con 140 habitaciones, ambas centradas en dar oferta a alumnos de IE University, la gestión del SanFacundo la llevará Sweet Home, encargada de gestionar más de un centenar de propiedades para alumnos de la institución universitaria privada y otro tanto para los del campus ‘María Zambrano’ de la Universidad de Valladolid (UVa), aunque en diferente zona, en torno a las calles de Antonio Machado, José Zorrilla o Plaza de la Universidad.   
Sweet Home, con una plantilla de 16 personas, que se vea ampliada a más de 20, no compra propiedades sino que gestiona los inmuebles y ofrece servicios a los residentes. Reconociendo que el 80% de los pisos del centro histórico se encuentran vacíos, González argumenta que emplear los pisos como alojamiento para universitarios es una opción para poder alquilar.  Subraya que exige una buena calidad, acorde con las exisgencias de quienes los demandan.  Incluso incluyen servicios de ‘mamis’, a media jornada, para atender el piso y preparar comida.  La consideración de González es que, si ahora hay 300 estudiantes de IE para pisos, aún queda una demanda de 700 o más.  
Si la gestión se desarrolla para un centenar de plazas destinadas a la universidad privada, un número similar se ofertan en torno al  ‘María Zambrano’, aunque lo considera como «dos productos con necesidades diferentes».  
El campus de Santa Cruz la Real acoge a unos 1.200 alumnos, del total de los ás de 4.100 con que cuenta, de más de 80 nacionalidades diferentes, que comparten sus estudios en el campus de Madrid, donde la institución construye la llamada ‘Quinta torre’, denominada ‘Caleido’,  del Paseo de la Castellana. 
Juan González no oculta que existe mucha demanda, teniendo en cuenta que IE University está creciendo entre un 7 y un 10% cada año, incluso ha habido alumnos con reservas ya hechas que no han pasado la nota de corte para poder matricularse.  No obstante augura que sobrevivirán las  empresas de gestión de residencias y pisos que ofrezcan una buena calidad en el servicio. «La competencia siempres es buena», matiza. El campus de la UVa supera los 2.300 alumnos.  
The Factory Residencia Hall cuenta con unos 20 empleados para su residencia de San Lorenzo y La Floresta, que fue un  salón de banquetes, propiedad de la familia Duque Los precios de las habitaciones pueden oscilar entre los 900 y los 1.500 euros al mes.    

 

Un futuro incierto para el sector 

La situación derivada de la pandemia de la Covid-19 también plantea una situación de incertidumbre en este sector, según Juan González, quien afirma que ya hay estudiantes de la universidad privada que están llegando a Segovia porque prefieren socializar a quedarse recibiendo clases online en sus países. 
El empresario afirma que han quedado muy «tocados» económicamente, con pérdidas importantes de las que tardarán «años» en recuperarse, teniendo en cuenta que se marcharon los alumnos y ellos mantuvieron el pago de los alquileres y del personal. Ni siquiera han tenido demanda turística para alguna de sus instalaciones. 
Además argumenta que la UVa ya ha anunciado que suspenderá las clases presenciales si existe cualquier brote en alguno de sus campus.