Cocina china junto al Acueducto

Patricia Martín
-
Cocina china junto al Acueducto - Foto: Rosa Blanco

'El fogón' de ZhiqIn Zheng, del Wok Acueducto.

Hace menos de 15 días que ha abierto sus puertas, en el número 9 de la Avenida del Acueducto, una nueva propuesta gastronómica para invitar a los segovianos y visitantes a sumergirse en la cocina china y también en la japonesa. Detrás de Wok Acueducto se encuentra Zhiqin Zheng, que lleva casi tres décadas viviendo en España. De hecho, conoce bien Segovia porque estuvo trabajando varios años en el restaurante ChinaTown, en el Paseo de Conde Sepúlveda, al que le vincula una relación familia. Estuvo en Segovia justo cuando este restaurante chino comenzó su andadura. Después se marchó a Madrid y ahora regresa a la ciudad del Acueducto con su Wok, con comida que se hace «en directo y al instante», ante los ojos de los comensales, con una cocina totalmente abierta. Platos para llevar y también para consumir en el local, que cuenta con un par de mesas y dos pequeñas barras, junto a la pared, con taburetes. El Wok Acueducto abre todos los días de la semana, de 11 de la mañana a 11 de la noche y Zhiqin cuenta con la ayuda de dos personas. 
Wok Acueducto ofrece sus box-menú y es el propio cliente el que hace la selección de los ingredientes que quieren que le preparen para su caja, marcando las casillas con una ‘x’. La primera elección ofrece como alternativas: arroz blanco, tallarines, fideos finos, tallarines italianos y tallarines chinos. 
El segundo paso, las verduras, entre las que se puede elegir entre: ajetes tiernos, champiñones, setas, calabacín, pimiento verde, pimiento rojo, tomate cherry, tofu, cilantro, espárragos, brócoli, maíz, brotes de soja o cebolla. En el apartado de carnes, ternera, pollo o gambas. Y para culminar la propuestas, hay que indicar al cocinero si queremos acompañarlo de una de las salsas: agridulce, curry, ostras, picante, tailandesa y soja. Los más atrevidos pueden optar también por añadir alguno de los toppings: cacahuetes, ajo frito, cebolla frita o sésamo. Una oferta culinaria muy conocida por todos los clientes, acostumbrados a la comida china, sus sabores y la forma de cocinarlos en el wok. 
BUENA ACOGIDA. Los promotores del Wok Acueducto están muy contentos con la acogida que está teniendo su propuesta de comida para llevar, que está listo en tres minutos. Llevan poco tiempo abiertos pero ya tienen clientes fieles que hacen un alto en el camino para disfrutar de sus platos. 
Para los que prefieran sushi, Wok Acueducto les ofrece una oferta de bandejas con varios formatos, desde las más pequeña con ocho o nueve piezas hasta las más grandes con 24 piezas de sushi. También está pensado para consumir en el local o para llevar cómodamente a casa. Wok Acueducto ocupa todo un edificio, en lo que fue el antiguo bar Amado, que ha sido completamente rehabilitado. En la planta de abajo se encuentran los aseos, en la planta de calle, la cocina en directo y en la parte de arriba, se utiliza como almacén y zona de preparación de todos los alimentos que disponen en el expositor, para ser seleccionado por el cliente.