scorecardresearch

"Un día así te sientes más futbolista"

Nacho Sáez
-

Nanclares y Quino, jugadores de la Segoviana y el Unami, respectivamente, conversan sobre lo que significa disputar la Copa del Rey y medirse a un equipo de Primera División.

Nanclares y Quino, el pasado jueves sobre el césped de La Albuera. - Foto: Rosa Blanco

Un joven aficionado del Atlético de Madrid delante de la televisión y una final de la Copa del Rey que pasó a la historia por el robo de balón de Tamudo al guardameta rojiblanco Toni que propició el primer gol de aquel partido. Es uno de los primeros recuerdos que tiene del torneo del KO Quino. Él era ese chaval. 21 años después el protagonismo recae en él y en sus compañeros del Unami, que este martes disputan ante el Deportivo Alavés un duelo que hasta hace poco era imposible. El cambio de formato en la Copa que introdujo la Federación en 2019 hizo realidad que futbolistas profesionales se midan a repartidores del butano, obreros, estudiantes, policías...

El Día de Segovia reunió este jueves en el Estadio Municipal de La Albuera a Quino con Sergio Nanclares, futbolista de una Gimnástica Segoviana que también tiene Copa esta semana, en su caso contra el Mallorca. «Es un partido de los que le gusta jugar a cualquiera. Además en un escenario que yo creo que va a estar muy bien. Un partido de Copa del Rey contra un equipo de Primera División llama mucho a la gente y va a ser muy bonito. Tengo muchas ganas de disfrutar de él», abre el fuego Nanclares. Los dos han disputado esta competición con anterioridad y conocen el halo especial que la rodea. «Te sientes más futbolista. Viene la tele, cuando nosotros solemos tener a treinta personas en las gradas… Es diferente», subraya Quino, que la disputó con la Segoviana aunque no ante un Primera. «Es muy especial. A los que jugamos en Regional o en Tercera, que es un fútbol totalmente amateur, nos permite enfretarnos a un equipo profesional y ver lo que significa, aunque solo sea durante un partido, el profesionalismo en el fútbol», añade. Este centrocampista del Unami afronta esta eliminatoria como un premio. «La Segoviana tiene opciones y nosotros lo tenemos bastante más complicado. No dejan de ser cinco o seis las categorías de diferencia entre uno y otro, y aunque viniera el Alavés C nos tendría que ganar. Hay que ser realistas. Se pueden alinear todos los astros y que suene la flauta, pero es muy muy complicado, así que intentaremos disfrutar», zanja.

Nanclares reconoce que en la Segoviana sí que hay ilusión por pasar de ronda. «Cualquier equipo bien organizado y que sepa a lo que juega te puede competir al máximo nivel. Lo estamos viendo en la Champions. El Madrid pasa apuros contra equipos que no sabíamos dónde estaban. No tenemos nada que perder y creo que tenemos opciones. ¿Muchas o pocas? No lo sé, pero creo que opciones sí que hay», remarca el delantero, que no tiene pensado pedir la camiseta a ningún jugador del Mallorca: «Me encanta jugar contra estos equipos, pero no soy de coleccionar camisetas. Prefiero quedarme con el recuerdo del partido». Quino sí que quiere la suya.