scorecardresearch

L'Oréal, equilibrar el éxito de la empresa con las necesidades de la sociedad

Redacción
-

El grupo de cosmética y belleza ha tenido desde sus inicios muy presente la sostenibilidad en su manera de hacer negocios, integrando los principios de desarrollo sostenible en su modelo

L’Oréal, equilibrar el éxito de la empresa con las necesidades de la sociedad

L'Oréal sabe que, para garantizar el futuro de nuestro planeta, debe seguir apostando por mejorar su impacto ambiental. Un esfuerzo que articula a través del ambicioso programa L'Oréal For The Future, cuya principal novedad es que ya no solo fija los compromisos que se marcó para 2030 con respecto a la propia compañía, sino que va mucho más allá, implicando a toda la cadena de valor: desde proveedores hasta consumidores. «Nuestro compromiso es garantizar que nuestras actividades respeten los límites planetarios, es decir, los nueve umbrales que no podemos traspasar para garantizar la vida en la tierra, como no superar el grado y medio de calentamiento global. Y a esto tenemos que contribuir como compañía, a lo largo de todo el ciclo de vida de nuestros productos», indica un portavoz de la empresa. 

Esta estrategia está basada en tres pilares. El primero de ellos es la necesidad que se autoimpone la empresa de transformarse y respetar los límites planetarios Las actividades organizadas en torno a esté eje están muy relacionadas con la lucha contra el cambio climático. Por ejemplo, el 100% de los envases de plástico serán rellenables, reutilizables, reciclables o compostables en 2025 «y, a partir de 2030 ya no utilizaremos plástico virgen» añaden las mismas fuentes

Junto a esta premisa aparece la necesidad de fortalecer su ecosistema empresarial ayudando a que realice la transición hacia un mundo más sostenible: en concreto, para 2030, el compromiso del Grupo es que 3 millones de personas se beneficien de los programas de compromiso social de nuestras marcas. El tercer compromiso es contribuir a resolver los retos del mundo apoyando las necesidades sociales y medioambientales urgentes. Para ello, la empresa ha fijado 100 millones de euros a la inversión del impacto medioambiental, dedicados a la regeneración de los ecosistemas y al desarrollo de la economía circular, así como otros 50 millones a un fondo de donaciones benéficas para apoyar a mujeres altamente vulnerables

Burgos, un modelo para la compañía

La fábrica Internacional de Productos Capilares de L´Oréal en Burgos siempre ha destacado por ser todo un referente en Industria Sostenible 4.0 y en generación de valor social e impacto positivo en su entorno. Es número 1 mundial del Grupo en materia de sostenibilidad (ejemplo de gestión de agua, residuos y energía).  Es también, desde abril de 2015, una de las primeras plantas neutra en emisiones de CO2, gracias a la puesta en marcha de la planta de biomasa, que permite que toda la energía que consume sea 100% renovable. La energía térmica producida es de 20.000 MWh al año y con ello, abastece de vapor, agua caliente, agua fría y electricidad a la fábrica, cubriendo así el 100% de las necesidades energéticas en fabricación y envasado de la fábrica 

L’oréal colabora con la iniciativa Stem Talent Girl, cuyo foco es la promoción del talento STEM (ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas) entre las niñas.L’oréal colabora con la iniciativa Stem Talent Girl, cuyo foco es la promoción del talento STEM (ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas) entre las niñas.Tan solo dos años después de lograr ese hito, la planta marcó otro al convertirse en la primera fábrica waterloop de L'Oréal en el mundo, donde utiliza un sistema de circuito cerrado, que recupera y recicla el agua de su fase de producción. La fábrica solo utiliza agua como materia prima y para el consumo humano, gracias a la implantación de un sistema que mejora los rendimientos de lavado, controla las fugas de agua e introduce nuevos procesos innovadores de reciclado con nanofiltración y ósmosis inversa. Además, toda el agua que consume para diferentes propósitos de producción (lavado de tanques, producción de vapor...) proviene completamente del agua reciclada en un circuito de las instalaciones, lo que permite un ahorro de 28.000 m3 de agua cada año, el equivalente a más de 10 piscinas olímpicas. 

En materia de clima, la fábrica ha desarrollado el proyecto Burgos Green Lines, un corredor sostenible de trenes y barcos que tiene como objetivo reducir las emisiones de CO2 de sus proveedores (scope 3) evitando el transporte en aviones y camiones convencionales.  

Otra de nuestras iniciativas pioneras en el plano medioambiental ha sido la creación en esas instalaciones de un invernadero para el secado de lodos, uno de los principales residuos de la planta. Este secadero permite, mediante un proceso ecológico, utilizar la energía solar para disminuir su volumen en un 50%, reduciendo como consecuencia los trayectos necesarios para su traslado y las emisiones de CO2 de ellos derivadas.

Los paneles solares y el reciclado de agua permite reducir las emisiones de la planta de Burgos.Los paneles solares y el reciclado de agua permite reducir las emisiones de la planta de Burgos.En el marco del compromiso con su entorno, la fábrica de L'Oréal en Burgos, que cuenta con el certificado Cero residuos a vertedero desde 2016, quiere ser un agente activo en la transición hacia la economía circular. Actualmente tiene en marcha importantes proyectos relacionados con la reducción de las emisiones de CO2 de sus proveedores y el impulso de la economía circular. Además, ha reciclado 7,6 toneladas de plástico gracias a un novedoso sistema de producción de palés a partir del plástico de los envases utilizados en la propia planta para fabricar 400 palés al año. 

«Hemos creado un espacio de biodiversidad en nuestras instalaciones con una zona húmeda y un embalse de agua donde reconstruimos vida acuática con insectos. Hemos plantado 800 árboles para desarrollar poco a poco un bosque. También hemos puesto en marcha una huerta ecológica que cuidan nuestros empleados y sus familias. Se ha creado una zona de 25.000 m2 dedicada al ocio y esparcimiento para que nuestros empleados cuiden su forma física a través del programa Quiérete Más», describen desde L'Oréal.

La empresa cosmética no solo realizas grandes proyectos, sino que trabaja también por crear una cultura medioambiental entre sus trabajadores y familias a través del programa Boomerang, programa de cultura sobre el cuidado del medio ambiente que nace de una idea de los equipos de la fábrica cuyo objetivo es la sensibilización sobre nuestro impacto en el medio ambiente tanto a nivel profesional como personal. 

En este programa se incluye iniciativas como por ejemplo Los Viernes Verdes donde los trabajadores tratan temas de medio ambiente. O la Eco-Recogida un proyecto de recogida de envases PET durante 3 meses donde los trabajadores llevaron a la fábrica los envases PET que utilizaban en su día a día. El objetivo de esta iniciativa era concienciar de la importancia del reciclaje de este tipo de residuos.

Innovación social

Hace más de 35 años que L'oréal mantiene un sólido compromiso con la comunidad local y con la creación de un entorno laboral seguro y saludable para sus empleados. Integra en sus procesos productivos a más  de 120 personas con discapacidad que participan a lo largo de la cadena, desde puestos especiales de empleo, aportando en la creación de valor de nuestros productos. Desde 2017 promueve asimismo la integración laboral de personas en riesgo de exclusión a través de la Escuela de Excelencia Industrial, que ha formado ya a 76 personas en sus cinco ediciones y cuenta con un ratio de empleabilidad superior al 75%. 

El impulso de la igualdad de oportunidades y la puesta en valor del talento femenino es otro de los ejes de actuación de la fábrica y se refleja en la cuota de presencia femenina entre sus profesionales, con un 51% de los puestos de management ocupados por mujeres. Del mismo modo, colabora desde 2017 con la iniciativa Stem Talent Girl, cuyo foco es la promoción del talento STEM (ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas) entre las niñas. Como premio a su labor, fue reconocida en los Stem Talent Awards 2020. Además, este año participa en el programa FP STEM para fomentar las vocaciones científicas y tecnológicas en la población femenina en los grados de FP.  

La planta y sus empleados jugaron un importante papel en la respuesta a la covid-19 al transformar en menos de dos semanas dos de sus líneas de producción para fabricar casi dos millones de unidades de gel hidroalcohólico de las que donó 700.000 a residencias de ancianos y hospitales.

El equipo, en el centro

En la línea con la ambición de L'Oréal la fábrica que la multinacional posee en Burgos proporciona a todos los empleados el acceso a coberturas de salud y protección financiera, una formación continua de calidad para garantizar el mejor desarrollo profesional dentro de la compañía, además de un entorno de trabajo conciliador y sostenible que genere impactos positivos en la sociedad y el medio ambiente, del que nuestros empleados puedan también sentirse orgullosos. Así, el 100% de los empleados de la planta burgalesa han recibido formación durante el 2021.