El kickboxing segoviano recupera la ilusión

Nacho Sáez
-
El kickboxing segoviano recupera la ilusión

El Centro Victoria-Barceló tendrá 22 representantes en el campeonato de España.

Regresar de una competición con más de medio centenar de medallas no es un hecho normal. Sí que puede ser la consecuencia del fin de situaciones que taponaban la progresión de esos deportistas. El Centro Deportivo Victoria-Barceló ha comenzado a competir bajo el paraguas de la Federación de Castilla La Mancha de Kickboxing «y hemos visto cómo han regresado un montón de chavales que habían perdido la ilusión», según apunta el director de ese club, Juan Carlos García de Andrés, que fue testigo de la desmotivación de numerosos luchadores de kickboxing de Segovia que decidieron dejarlo. 
El último campeonato regional de Castilla La Mancha ha escenificado el cambio en el estado de ánimo experimentado en el Victoria-Barceló con la consecución de ese saco de medallas y la participación con sus colores de más de treinta deportistas. «Es algo inédito para muchos clubes de nuestro país», remarca el propio García, que estuvo acompañado en la competición por otro entrenador nacional, Julián Gómez. Entre los dos se tuvieron que repartir un trabajo casi maratoniano, con más de un centenar de combates en un sólo día.
Todos los representantes del gimnasio segoviano obtuvieron al menos una medalla en alguna de las diferentes pruebas de kickboxing de la cita que se celebró en el polideportivo municipal de la localidad toledana de Ontígola, que era puntuable de cara a la clasificación para el campeonato nacional. «Fue totalmente impresionante el medallero. No tiene ningún tipo de precedente en las artes marciales de nuestra región», se felicita García, que pone el acento además en que todos los luchadores que se proclamaron campeones en sus respectivas categorías tienen billete directo para el próximo campeonato de España.
Este tendrá lugar los días 9, 10, 11 y 12 de mayo en Guadalajara y contará con un total de 22 representantes del Victoria-Barceló. Entre ellos estarán Marta González y Sergio de Diego, que en el regional de Castilla La Mancha brillaron con cuatro oros (dos cada uno) en kick-light y light-contact. Ellos son dos de los referentes principales de un gimnasio que atraviesa un momento «dulce», según admite su director, que aparte ha sido nombrado seleccionador por Castilla La Mancha. Ahora mismo tienen clases ‘comerciales’ y sesiones para el equipo de competición, que vuelve a reverdecer viejos laureles. «No recuerdo tener tanta gente desde que empecé a dar clases. Ha vuelto la ilusión», concluye García, que sólo espera que esta ola no se detenga sino que continúe en aumento.