scorecardresearch

Los Bancos de Alimentos prevén recaudar 90.000 euros

SPC
-

Las aportaciones se realizarán en las cajas de 300 supermercados de la Comunidad durante la próxima semana y la recaudación permitirá comprar casi el doble de comida que con la entrega física de los productos

La Federación de Bancos de Alimentos de Castilla y León, en colaboración con la Asociación de Supermercados de Castilla y León (Asucyl), presenta la VII Recogida primavera-verano. - Foto: Leticia Pérez (Ical)

La Federación de Bancos de Alimentos de Castilla y León (Febacyl) prevé recaudar en la VII Campaña de Recogida de primavera-verano, que tendrá lugar la próxima semana entre el 30 de mayo y el de junio, entre 80.000 y 90.000 euros en los 300 supermercados de las cadenas de Mercadona, Gadis, Alimerka, Lupa, Froiz y La Salve. Las aportaciones en caja permitirán comprar casi el doble de comida que con la entrega física de productos que se realizaba antes de la pandemia de la covid en los propios establecimientos.

La campaña, al igual que el año pasado, será únicamente con donaciones en caja, por lo que cada cliente aportará la cantidad deseada. De esta manera, tal y como aseguró ayer en Valladolid el presidente de Febacyl, Jesús Mediavilla, los diez bancos (uno por provincia, además de Ponferrada) se proveen de los alimentos que realmente necesitan en el momento que lo precisan sin que existan problemas de clasificación ni caducidad de fechas. Por lo tanto, los beneficiarios finales estarán mucho más satisfechos con los alimentos básicos que reciban finalmente.

Además, ese tipo de donación precisa de una menor manipulación de los alimentos, que, a la postre, se traduce en la movilización de tres veces menos de voluntarios. La logística necesaria para los establecimientos de las cadenas participantes es mucho más sencilla, ya que, en ocasiones, disponen de almacenes muy limitados.

El presidente de la Asociación de Supermercados de Castilla y León (Asucyl), José Daniel Posadas, quiso dejar claro, según recogió la Agencia Ical, que todo el proceso de donación es «absolutamente» transparente. «Tenéis nuestra palabra de que ni un solo euro que se recauda se queda en los supermercados, ni siquiera como gastos de gestión», sentenció.

Los bancos de alimentos de Castilla y León atendieron el año pasado a más de 65.000 personas, a través de las 672 entidades que son las encargadas de distribuir los alimentos a los ciudadanos más necesitados. Mediavilla destacó la importancia de este tipo de campañas, sobre todo al señalar que el aumento de la demanda para 2022 se podrá situar en el 20 por ciento, a raíz de las consecuencias de la pandemia y la crisis económica derivada de la invasión rusa a Ucrania, que ha generado un aumento de los precios. Señaló que todo el dinero recaudado en la anterior gran recogida ya está en los diferentes bancos de alimentos de la Comunidad tras haber realizado las compras en los supermercados.

Los representantes de los diferentes cadenas de supermercados animaron a los castellanos y leoneses a participar en la campaña para ayudar a las personas más necesitadas. Todos ellos coincidieron en los beneficios de las aportaciones económicas en caja ya que se adaptar «mucho mejor» a las necesidades de los beneficiarios.