Avanza el plan para tirar un edificio y ampliar Machado

D. A.
-

El inmueble de Antonio Machado, 1, esquina con José Zorrilla, tiene «problemas estructurales» que llevan a Urbanismo a no demorar la iniciativa de expropiarlo, y las construcciones aledañas se sustituirán por otras que permitirán ganar otro carril

Avanza el plan para tirar un edificio y ampliar Machado - Foto: Rosa Blanco

Muy cerca del centro neurálgico de la ciudad nueva, en el cruce de Antonio Machado con José Zorrilla, al lado del Servicio Territorial de Educación, se prevé una de las transformaciones más llamativas que ampara el Plan Especial de Áreas Históricas (Peahis), aprobado de forma definitiva el pasado 6 de septiembre y pendiente de entrar en vigor en próximas semanas. No será tan impactante a nivel estético como el futuro desmantelamiento de la gasolinera de Padre Claret y su sustitución por nuevas edificaciones hoteleras, por ejemplo, que es otro de los 13 convenios especiales adscritos a las 16.000 páginas de este documento, pero sí se presume más inminente y de especial trascendencia no sólo por la mejora de paisaje urbano que conllevará, sino porque debería acabar con el embudo de tráfico que se prepara allí en las horas punta. 
No en vano, se contempla la desaparición (por expropiación y posterior derribo) del edificio de Antonio Machado 1 y la sustitución de las construcciones bajas de los números 3, 5 y 7 de la misma calle por otras nuevas de cinco plantas destinadas a viviendas que, a cambio de ganar altura, se retranquearán para poder ampliar la anchura de esa vía hasta los 11 metros. De esta forma, con una cesión de 268 metros cuadrados para el viario público, el Ayuntamiento podrá habilitar otro carril que permita el doble sentido de circulación. Además, dentro de la misma operación, concebido todo el conjunto como una única «unidad de actuación», se incluye un nuevo edificio de cuatro plantas en José Zorrilla 36 que se levantará tras tirar el actual, que tiene dos y está pegado al edificio a expropiar.
La concejala de Urbanismo y Patrimonio Histórico, Clara Martín, destaca esta intervención por ser una de las amparadas por convenios especiales del Peahis que podría ejecutarse en un plazo relativamente corto, con avances en los últimos meses que le llevan a confiar en que se resuelva «a lo largo de este mandato». De hecho, añade que el edificio que está llamado a desaparecer tiene cuatro propietarios y con tres ya han alcanzado «un preacuerdo», mientras uno ha rechazado la propuesta municipal y apunta hacia la expropiación. El gasto global previsto para esta última acción, más «realojos e indemnizaciones» del resto, asciende a 510.000 euros. En el estudio económico del Peahis se detalla que el edificio que se demolerá y no será sustituido tiene 64 años de antigüedad y una superficie total construida de 315 metros cuadrados repartidos entre un local de 99 (de una oficina de Mapfre que ya busca nueva ubicación, pero sin plazos concretos) y dos pisos de 108 que aún están ocupados. «La construcción se encuentra en muy mal estado de conservación», según refleja el documento. Salta a la vista desde fuera por las grietas que ya se asoman por la parte posterior del inmueble, en el lado de los balcones que dan a las edificaciones bajas de Antonio Machado. «El edificio está teniendo problemas estructurales y no queremos demorar esta actuación por una cuestión de seguridad», advierte la concejala.
Avanza el plan para tirar un edificio y ampliar MachadoAvanza el plan para tirar un edificio y ampliar Machado - Foto: Rosa BlancoEse derribo sin sustitución se describe en el Peahis como una «actuación aislada» que, eso sí, debe ejecutarse en coordinación con las acciones relativas al resto del área afectada, de ahí que el Ayuntamiento negociara un convenio urbanístico con las mercantiles Paseo Nuevo y Darmen, propietarias de las fincas situadas en Antonio Machado 3, 5 y 7 y José Zorrilla 36, respectivamente. En ese acuerdo a tres bandas se recoge que «las actuaciones edificatorias» deberán iniciarse en el primer año tras la finalización del proceso expropiatorio, que a su vez ya se da por encauzado pese a la citada falta de acuerdo con uno de los propietarios. 
Paseo Nuevo S. L. acepta ceder 268 m² para vía pública, necesarios para ensanchar esta calle hasta los once metros, a cambio de unas nuevas condiciones urbanísticas que se traducen en la autorización para levantar inmuebles de cinco plantas, aparte de obtener más edificabilidad en otras fincas de la ciudad en compensación por los metros que pierde allí. Las construcciones que hay actualmente en ese tramo son «muy antiguas», están en «mal estado y fuera de uso (unos antiguos almacenes)», y con su sustitución se espera «una evidente mejora de la escena urbana» en un tramo amplio, ya que estas fincas abarcan desde la travesía de Antonio Machado hasta José Zorrilla.
En cuanto a la finca de José Zorrilla 36, el Ayuntamiento ya autorizó en 2011 la demolición del edificio actual, de tres plantas, y la ejecución de uno nuevo para oficinas, aunque el propietario, después de solicitar diversas prórrogas de las licencias concedidas, renunció a ellas en 2013.
En el mismo convenio reseña el Ayuntamiento que se considera que la parcela de José Zorrilla 36 «debe quedar incluida en un mismo ámbito de gestión» que las tres citadas de Antonio Machado, «participando todas en una actuación aislada de normalización», de manera que «se conseguirá un mejor diseño y aprovechamiento del ámbito, propiciándose una única promoción que cierre este lado de la manzana».
Por otro lado, precisamente en la diagonal de esa zona, en la esquina de José Zorrilla con Ortiz de Paz, dos grandes carteles de la inmobiliaria Siete Picos y Construcciones Cardiel cuelgan de las fachadas de otro viejo edificio donde se anuncia otra nueva promoción de viviendas. Una actuación que no está ligada directamente a las anteriores, pero que también viene a sumar por la importante renovación arquitectónica que ya se prepara en esta zona de la ciudad.