scorecardresearch

Correos Segovia ultima sus nuevas bolsas de empleo

D. A.
-

La cantidad de plazas en bolsas (425) triplica el volumen de plantilla que tiene en Segovia y que es susceptible de registrar bajas temporales para cubrir por esta vía, y en total ha recibido 1.524 solicitudes de inscripción

Un repartidor de Correos, en la calle Muerte y Vida de Segovia. - Foto: Rosa Blanco

Correos ultima la actualización de sus bolsas de empleo temporal tras haber vencido este pasado miércoles el plazo de presentación de peticiones de inscripción. Permaneció abierto sólo durante diez días, del 8 al 17 de febrero, pero bastaron los tres primeros para alcanzar a nivel nacional casi tantas solicitudes (119.934) como puestos ofertados (128.021), contando con que un solo aspirante puede estar detrás de hasta dos inscripciones para distintos puestos repartidos por categorías o modalidad de contratación.
A Segovia le corresponden 425 puestos, pero no debe confundirse la admisión de semejante cuota de inscritos con el volumen real de la plantilla de Correos en la provincia. Cuenta con unos 160 empleados, si bien los que son susceptibles de cobertura a través de estas bolsas, una vez excluidos los mandos intermedios y superiores, se quedan en unos 130, según matizan desde CCOO. Y en total, para las bolsas de la provincia se han registrado 1.524 solicitudes de inscripción.

Los 425 puestos previstos se distribuyen en cinco ámbitos geográficos: capital, Cantalejo, Cuéllar, Riaza y San Rafael, cada uno con sus extensiones rurales. Y en cada ámbito hay hasta tres bolsas de acuerdo con otras tantas categorías: atención al cliente, reparto motorizado y reparto a pie; divididas a su vez según se trate de contrataciones a tiempo completo, tiempo parcial (mínimo de 4 horas continuadas por jornada) con distribución diaria semanal o tiempo parcial para ciertos días a la semana o concentradas en viernes, sábados, domingos y/o festivos.

Tal y como explican desde Correos, el número máximo de candidatos de cada bolsa se ha determinado «en función de los volúmenes de tráfico postal, la media de contratación temporal y el volumen de empleo de la compañía, teniendo en cuenta, en el actual contexto, las necesidades a tiempo completo y tiempo parcial, y la evolución del índice de absentismo médico».

Una vez finalizada la gestión y ordenación de solicitudes, los datos provisionales de los solicitantes de cada bolsa se publicarán en la página habilitada al efecto en la web de Correos (www.correos.com) y en la intranet corporativa Conecta, especificándose, para el caso de las solicitudes no sean admitidas, la razón de su exclusión.

LA BOLSA DE SEGOVIA, AGOTADA. Correos suele tardar entre cuatro y seis años en lanzar nuevas convocatorias de inscripción en sus bolsas de empleo, dependiendo de cuándo se dan por amortizadas las vigentes. Las anteriores a las que se están preparando ahora se configuraron en 2011 y 2017; y las de Segovia, concretamente, ya llevaban tiempo necesitadas de actualización porque estaban agotadas, según advierte el secretario provincial del sector postal de CCOO, Nacho García.

Lo habitual es que las bolsas se reabran cuando se quedan por debajo del 50% en cuanto a personas apuntadas disponibles, «pero ese porcentaje se revisa a nivel nacional y Segovia, igual que las demás provincias pequeñas, suele ser de las primeras que se quedan sin gente por distintos motivos», precisa el responsable sindical. Cuanto más tiempo pasa, lógicamente, más inscritos decaen de su disponibilidad para cubrir bajas por haber encontrado otros trabajos o por otras cuestiones personales, «y aquí hace casi un año que se venían necesitando nuevas bolsas», añade.

De hecho, dada la falta de personal disponible en las bolsas de Segovia, García destaca que Correos empezó meses atrás a cubrir bajas temporales «tirando de un listado» de personas que se presentaron al examen de oposiciones de enero de 2020. «Las bolsas sí están incluidas en convenio y esta alternativa no, por eso demandábamos esta convocatoria los sindicatos», incide.

Tampoco debe olvidarse además que el ritmo de cobertura de bajas temporales o refuerzos para asegurar la calidad del servicio se ha multiplicado con la pandemia. No en vano, aparte del incremento de la demanda de uso de Correos, sólo en Segovia la compañía ha sufrido más de 30 bajas de trabajadores que dieron positivo por coronavirus, según fuentes sindicales; cifra a la que habría que añadir las cuarentenas preventivas como contactos estrechos, aparte de las bajas por causas ordinarias. Un motivo más para valorar la necesidad de que las nuevas bolsas se configuren y activen cuanto antes.