scorecardresearch

Condenado a 18 meses de cárcel por un delito ecológico

D.S.
-

El taller del que es responsable, según la Audiencia Provincial de Segovia, "no realizaba la descontaminación completa de vehículos al final de su vida útil".

Condenado a 18 meses de cárcel por un delito ecológico - Foto: Rosa Blanco

La Audiencia Provincial de Segovia ha condenado a D. C. P., representante de la empresa segoviana de desguaces Hermanos Criado Pascual,  a una pena de 18 meses de prisión por un delito contra el medio ambiente "por no realizar la descontaminación completa de vehículos al final de su vida útil".

En la sentencia se indica que de las inspecciones llevadas a cabo por el Seprona de la Guardia Civil se determina que la empresa venía incumpliendo de forma reiterada la normativa aplicable sobre gestión de vehículos al final de su vida útil, la de residuos y suelos contaminados y la relativa a emisiones procedentes de sistemas de aire acondicionado en vehículos a motor, entre otras.

Añade que la empresa "no se estaba realizando la descontaminación completa de vehículos al no extraerse los fluidos del sistema de aire acondicionado y se estaba incumpliendo la veracidad asimilada en los certificados de destrucción o certificado de tratamiento medioambiental".

Asimismo se permitían "operaciones de preparación para la reutilización y comercialización de piezas y componentes de vehículos sin descontaminar, el traslado a instalaciones de fragmentación de vehículos que no están adecuadamente descontaminados y no se justificaba la cantidad de gas recuperado en la memoria anual o se indicaba que la cantidad extraída en "0".

Esto, de acuerdo con la sentencia, arroja un volumen de 960,088 kilos de gas R134a, equivalente a una emisión de 1.248.114,4 kilos de CO2 en el período comprendido entre 2012 a 2017, "emisiones con las que ha causado un peligro muy grave para la salud de las personas y el medio ambiente", señala el texto de la Audiencia.

La valoración en perjuicio se eleva a 6.813,35 euros que ya ha sido abonada por el acusado.

Además de considerar al investigado como autor criminalmente responsable de un delito contra los recursos naturales y el medio ambiente, condenándole a la pena de 18 meses de prisión, también deberá abonar una multa de doce meses con cuota diaria de 10 euros, quedará inhabilitado por un año para la gestión de residuos que no incluirá a actividad de venta de piezas de vehículos.