scorecardresearch

La Diputación define nueva estrategia en Servicios Sociales

D.S.
-

El documento establece tres vectores de actuación: apoyos y cuidados de larga duración, mejora continua del Sistema de Gestión de Calidad y creación del Centro de Investigación e Innovación Social.

La Diputación define nueva estrategia en Servicios Sociales

La Diputación de Segovia continúa siendo una institución pionera en materia de Servicios Sociales y, tal y como ha asegurado el presidente, Miguel Ángel de Vicente en la rueda de prensa de presentación de la 'Estrategia de Innovación 2021-2025' "esto no es fruto de la casualidad, sino de casi veinte años de planificaciones y evaluaciones continuas por parte de los equipos técnicos del Área de Asuntos Sociales". Acompañado por la jefa de Servicio, Mar Martínez, De Vicente ha dado a conocer este documento que, si bien se ha creado como un documento técnico que será la hoja de ruta para los profesionales de los Servicios Sociales de la provincia en este periodo, también se ha querido editar en un formato de lectura sencilla para que sea accesible al resto de colectivos.

Este nuevo documento surge de la evaluación de la Estrategia 20.20 que se presentó en 2016 y es la muestra de que "los compromisos que recogía no se quedaron en una mera declaración de intenciones, sino que nuestro sistema de Servicios Sociales ha ido creciendo y evolucionando hasta poder dar un paso más con esta estrategia de innovación que toma como base la atención centrada en la persona, la afectividad consciente y la mejora continua del sistema".

La Diputación de Segovia presentó su primer Plan Local de Acción Social en 2005 y el segundo en 2011 y, estos documentos, junto a la ya mencionada Estrategia 2020, de 20216, han permitido "saber de dónde venimos, conocer nuestras fortalezas, pero también nuestras debilidades, para seguir avanzando hacia la excelencia", tal y como ha destacado Mar Martínez. Esto ha sido posible también gracias al despliegue de un sistema de gestión de calidad que "nos ha permitido ver dónde estamos fallando y dónde están los aspectos de mejora, para que nuestro sistema siga siendo referente a nivel regional y nacional".

La Diputación define nueva estrategia en Servicios SocialesLa Diputación define nueva estrategia en Servicios Sociales

Tres vectores. La Estrategia de Innovación se divide en tres vectores que son los apoyos y cuidados de larga duración, la mejora continua del Sistema de Gestión de Calidad y el Centro de Investigación e Innovación Social. Teniendo como principios inspiradores los compromisos de la Estrategia 20.20. y los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la Agenda 2030, así como los ya mencionados anteriormente, estos tres vectores se concretan en diez líneas de actuación concretas y tangibles.

Más allá de las cuestiones técnicas y de organización del trabajo entre los profesionales, "el objetivo principal de la Estrategia es que las personas se mantengan en su entorno, manteniendo sus arraigos en el sitio que han elegido para desarrollar su vida, el modo de vivir en su comunidad, evitando la institucionalización en la medida de lo posible".

Desde la institución provincial se persigue que cada persona mantenga su esencia y en consecuencia la vida que quiera tener con independencia de las situaciones que se vaya encontrando. "Con esencia se entiende que el empoderamiento y la autodeterminación de la persona tienen que ser las claves en las que se basen los apoyos que se le proporcionen, consensuados con la propia persona y con la garantía de que se cuente con la participación de sus familias", ha resaltado el presidente.

La Diputación define nueva estrategia en Servicios SocialesLa Diputación define nueva estrategia en Servicios Sociales

Para ello se ponen en marcha una serie de recursos que lo hagan posible de manera integrada como pueden ser el servicio de comida a domicilio, la teleasistencia o el servicio de ayuda a domicilio y, paralelamente, un trabajo coordinado con los ayuntamientos que faciliten la autonomía personal a través de un entorno competente que ofrezca posibilidades reales de funcionamiento, adaptado en todas las esferas físicas, cognitivas y sensoriales y garantizando una transición entre los recursos lo más sensible y personalizada posible.

La Diputación tiene programas y prestaciones "establecidas, muy instaurados y regulados que permiten pocas modificaciones, aunque sí podemos incrementar los presupuestos para llegar a cuantas más personas mejor o atender nuevas necesidades", ha añadido la jefa de Servicio, pero "lo que nos planteamos ahora con esta nueva estrategia es trabajar sobre la metodología, es decir, cómo atendemos a las personas, la actitud que tienen los profesionales, fijarnos hasta en el más mínimo detalle como en cómo los miramos". Este nuevo paso se centra más en perspectivas éticas, "ya que es una cuestión de clima, de dignidad porque trabajamos la atención centrada en la persona de una manera cada vez más consciente", ha añadido Mar Martínez.

Por eso, en el vector que desarrolla los apoyos y cuidados de larga duración se plantean planes personalizados que "ofrezcan una visión de conjunto en la que están involucrados distintos grupos de profesionales, no solo limitándonos a los servicios sociales, sino ampliándolo a otros profesionales que trabajan en otros ámbitos comunitarios", ha concretado De Vicente.

En este punto, Miguel Ángel de Vicente ha destacado que "una persona pasa por diferentes momentos, algunos más vulnerables, pero desde los servicios sociales tenemos que asegurar que esa persona no pierda lo más importante, su seña de identidad y su capacidad de vivir como quiera vivir, tratando de evitar la soledad no elegida ni deseada mediante actuaciones comunitarias". Entra en juego aquí la figura de las comunidades que cuidan para lo que queremos "involucrar a los vecinos y vecinas de los pueblos para que se conviertan en 'radares' que permitan detectar problemas con personas vulnerables y que generen actuaciones orientadas a prevenir y paliar la soledad no deseada, apoyadas en la promoción y el apoyo de estas redes naturales de solidaridad". Para eso, además, será importante la incorporación de las nuevas tecnologías.

Del mismo modo, cuando una persona pasa a vivir en un centro residencial "debemos mantener su vida en base a sus gustos e intereses y lo vamos a conseguir si los apoyos los facilitan siempre las mismas personas de manera que los conozcan bien y les proporcionen los apoyos necesarios en un ambiente reducido tipo hogar, cálido, a través del conocimiento de su historia y proyecto de vida, como venimos haciendo desde hace varios años con la incorporación progresiva de unidades de convivencia en nuestros centros, donde la figura del profesional de referencia es fundamental".

En este sentido, el presidente ha señalado que "para prestar todos estos apoyos es necesario que las personas se encuentren en un entorno protector, cálido emocionalmente en el que se sientan seguras desde el afecto, proporcionando un acompañamiento en su vida". Aquí es donde entra en juego el concepto de la afectividad consciente y, además, "se debe prestar especial atención a las personas que cuidan, a sus necesidades y emociones para que puedan hacer frente al coste emocional que supone el trabajo de quien cuida".

Para conseguir todo esto es necesario supervisar la forma de trabajar, de ahí el segundo vector que es la mejora continua del Sistema de Gestión de Calidad. En este sentido, se busca que los profesionales trabajen según lo planificado y a través de una herramienta de calidad que sigue creciendo, "basada en los criterios de atención de calidad y con unos procedimientos que indican la manera de actuar, tomando como base la atención centrada en la persona". Esta gestión por procesos se realiza tanto en las residencias como en los Servicios Sociales Básicos, con un continuo análisis de resultados a través de distintas herramientas de aplicación informática.

Paralelamente a todas las intervenciones mencionadas y con el objetivo de construir conocimiento, el tercer vector es la creación del Centro de Investigación e Innovación Social (CIIS) que, fruto de estas buenas prácticas, de los documentos creados y del trabajo realizado por los profesionales a lo largo de todos estos años, "pretende materializarse en un centro de referencia de estudios sociales, un laboratorio de experiencias con la idea de seguir generando conocimiento para todos los profesionales, pertenezcan o no a la Diputación de Segovia, para que revierta en una mejor atención a las personas más vulnerables", ha señalado Miguel Ángel de Vicente.

Por último, la Estrategia de innovación debe ser actualizada con un continuo seguimiento para que una de sus características sea la flexibilidad y permita adecuarse a las necesidades que surjan entre las personas. "No pretende ser una planificación de toda la actividad del Área de Asuntos Sociales, sino que quiere señalar a través de los vectores, la guía de evaluación de los actuales servicios y la capacidad de adaptación para establecer nuevos modos de afrontar las siempre cambiantes necesidades sociales", ha concluido el presidente de la Diputación.