scorecardresearch

El Sinodal de Aguilafuente viaja a la Biblioteca Nacional

D.S.
-

Formará parte de la exposición 'Incunabula: 550 años de la imprenta en España'

El Sinodal de Aguilafuente, primer libro impreso en nuestro país, ha sido trasladado hoy desde el Archivo Capitular de la Catedral de Segovia, donde se custodia, hasta la Biblioteca Nacional de España. Este préstamo del Cabildo a la BNE se enmarca dentro de la exposición "Incunabula: 550 años de la imprenta en España", que abre sus puertas al público el próximo 21 de abril y en la que el Sinodal estará expuesto junto a una variada representación de incunables realizados con la llegada de la imprenta a España y conservados en los fondos de la BNE. 

El embalaje y traslado ha estado supervisado por los comisarios de esta exposición María José Rucio Zamorano y Fermín de los Reyes, y por Arsenio Sánchez, del Departamento de Restauración de la BNE. Por parte de la Catedral de Segovia, el deán Ángel García Rivilla ha estado presente durante todo el proceso que ha contado desde el inicio con las garantías establecidas, entre ellas, el informe favorable de la Junta de Calificación, Valoración y Exportación de Bienes del Patrimonio Histórico de España y con un seguro del Ministerio de Cultura y Deporte.

Previo al traslado, ha sido imprescindible la elaboración de un informe técnico exhaustivo sobre el estado de conservación del libro, las condiciones de su embalaje, el transporte y su colocación en la exposición. 

El Sinodal de Aguilafuente viaja a la Biblioteca NacionalEl Sinodal de Aguilafuente viaja a la Biblioteca Nacional

El Sinodal es el primer libro impreso en España, datado en 1472 cuando Juan Párix de Heidelberg instala el primer taller de imprenta de España, en Segovia, a petición del obispo Juan Arias Dávila. En su interior se recogen las actas del sínodo celebrado en junio de 1472 en la localidad segoviana de Aguilafuente y del cual únicamente se conserva este ejemplar en el mundo.  

Incunabula: 550 años de la imprenta en España

La BNE conmemora los 550 años de la llegada a España de la imprenta, el invento de Gutenberg que introdujo la modernidad a mediados del siglo XV. A los libros realizados con el "nuevo arte maravilloso de escribir" desde su inicio hasta el 31 de diciembre de 1500, se les denomina incunables (salidos de la cuna).

El Sinodal de Aguilafuente viaja a la Biblioteca NacionalEl Sinodal de Aguilafuente viaja a la Biblioteca Nacional

Desde esa primera impresión, el Sinodal de Aguilafuente, los impresores se repartirán a lo largo de la nación. Así ocurrió con Barcelona, Valencia, Zaragoza, Sevilla y otras muchas localidades (hasta superar las 30), de las que se mostrarán en Incunabula sus primeros impresos, además de algunos de los incunables más significativos de la época.

La exposición contará con un libro xilográfico, Biblia pauperum (c. 1440-1450), además de uno de los primeros incunables conservado en la BNE, el Catholicon, de Johannes Balbus, impreso en 1460 y atribuido a Gutenberg. Se muestran, además, el primer libro con música Lux bella seu Artis cantus (Sevilla, 1492) o el Fasciculum temporum (Sevilla, 1480), el primer libro español con grabados.

Se expondrán también una selección de herramientas y materiales tipográficos, y la réplica de una imprenta del siglo XVII procedente de la Imprenta Municipal-Artes del Libro de Madrid.

El Sinodal de Aguilafuente viaja a la Biblioteca NacionalEl Sinodal de Aguilafuente viaja a la Biblioteca Nacional