scorecardresearch

Calviño prevé que la inflación baje en el segundo semestre

EFE
-

La vicepresidenta espera que los precios se vayan desacelerando cuanto antes, gracias en parte a algunas medidas adoptadas recientemente por el Gobierno, y confía también en que la tasa de paro en España descienda del 10% en 2025

Calviño prevé que la inflación baje en el segundo semestre - Foto: Jorge Armestar Europa Press

La vicepresidenta primera del Gobierno y ministra de Asuntos Económicos y Transición Digital, Nadia Calviño Santamaría, se ha mostrado confiada en que la inflación (el 8,4 % el mes pasado) empiece a remitir en el segundo semestre del año y que la tasa de paro en España descienda del 10 % en 2025.

Según las declaraciones de la ministra en una entrevista publicada este domingo en El País, Calviño ha señalado que "la inflación bajará en la segunda mitad de este año" porque espera que los precios se vayan desacelerando cuanto antes, a lo que contribuirán algunas medidas adoptadas recientemente por el Gobierno, como la bonificación a los carburantes, que vigilan que sean cumplidas para amortiguar los precios y de lo que han advertido a Competencia.

Nadia Calviño ha confiado en que la tasa de paro descienda del 10 % en 2025 gracias a algunos de los cambios legislativos aprobados recientemente, como la reforma laboral, que "ha supuesto un cambio estructural" que está acelerando la contratación indefinida. "Desde su aprobación, 1,8 millones de personas tienen empleo indefinido, y estos datos son vidas, familias que tienen una perspectiva totalmente distinta".

En su opinión, con los fondos europeos de recuperación y de acuerdo con los organismos internacionales, este año no habrá "estanflación" pues se espera "un fuerte crecimiento", también en 2023, aunque ha señalado factores "exógenos" que pueden influir en la evolución de la actividad, como la guerra en Ucrania, la pandemia en China o la "cadena de valor global".

A pesar de la subida de los tipos de interés que se avecina, la ministra ha señalado que las finanzas españolas están preparadas para ello desde hace tiempo, porque se había anticipado que iba a haber un aumento progresivo del precio del dinero y "en estos últimos años hemos aprovechado para ampliar la duración de la deuda y seguir reduciendo la carga financiera por debajo del 2 % del PIB".

En relación con este asunto, ha apuntado que "el tipo de interés medio de la deuda española seguirá bajando incluso en un contexto de progresivo aumento de los tipos porque quedan títulos que serán reemplazados por otros a tipos más bajos".