Aumentan un 40% los viajes de Segovia a Madrid o Valladolid

David Aso
-

En un mes ya se ha registrado un notable incremento de la movilidad, aunque aún son apenas la mitad que antes, según revela el seguimiento de móviles promovido por el Gobierno. Los viajes de Madrid a Segovia se dispararon con el cierre de colegios

Aumentan un 40% los viajes de Segovia a Madrid o Valladolid

Los segovianos amagan con desescalar por delante del calendario establecido por el Gobierno; o al menos a un ritmo diferente, según revela un estudio del Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana elaborado con tecnología Big Data y el seguimiento de teléfonos móviles. Desde luego que aún no tiene nada que ver la movilidad actual o la de semanas pasadas con la de antes del Estado de Alarma, pero está aumentando de forma considerable incluso por los viajes entre provincias, aunque estén todavía a la mitad de lo habitual y la estación del AVE siga semidesierta. 

Los desplazamientos que se hacen entre Segovia y Madrid o Valladolid ya aumentaron en torno a un 40% entre la semana del lunes 13 de abril y la del 11 de mayo, sin que mediaran de unas fechas a otras más medidas de reactivación económica que la apertura del comercio con cita previa y la hostelería con encargos a recoger. Sin que estén autorizados los viajes que no sean por trabajo, por transporte de mercancías u otras causas reguladas por decreto, como retornos al lugar de residencia familiar, asistencia y cuidado de personas dependientes o fuerza mayor. Nada de turismo, nada de ocio y, por supuesto, tampoco visitas familiares entre provincias hasta que se complete la desescalada hacia una nueva normalidad que no llegará como poco hasta el 22 de junio. Este dato no significa necesariamente que se hayan disparado en concreto los desplazamientos no autorizados, pero ahí queda el incremento general de la movilidad.

El mismo estudio retrata también un volumen de desplazamientos de Madrid a Segovia notablemente superior al que se hizo en el sentido opuesto durante la semana previa a la declaración del Estado de Alarma. Sobre todo durante tres días tras el cierre de colegios en la Comunidad vecina, con entre un 20 y un 40% más de viajes de ida a Segovia que de vuelta a Madrid, coincidiendo con las fechas en que los alcaldes del medio rural segoviano advertían de la controvertida llegada de madrileños a segundas residencias.

Aumentan un 40% los viajes de Segovia a Madrid o ValladolidAumentan un 40% los viajes de Segovia a Madrid o Valladolid

El Ministerio mantiene colgada en su web esta herramienta de análisis de movilidad durante el Estado de Alarma. Es similar a un estudio piloto que presentó a finales de 2019 con datos de 2018 y que, como publicó entonces El Día, reflejaba curiosidades como el hecho de que la mitad de los desplazamientos interprovinciales de Segovia tengan Madrid como origen o destino, más del doble de los que se producen con Valladolid. Así sucede en condiciones normales pero, en pleno Estado de Alarma, el nuevo estudio muestra cómo la movilidad interprovincial de Segovia ha caído mucho más con Madrid que con Valladolid, hasta el punto de que el peso proporcional que tienen para Segovia la capital (no oficial) de la Comunidad y la de España ha llegado a quedarse en torno a un 42-58% durante la etapa de mayor confinamiento, frente a un habitual 70-30%.

Para calibrar la movilidad el estudio utiliza una unidad de medida de ingeniería, viajero-kilómetro, que corresponde al desplazamiento de un ciudadano sobre una distancia de un kilómetro; y para sacar porcentajes de actividad con respecto a una semana normal toma de referencia la del 14 al 20 de febrero.

Datos. La movilidad media de los segovianos, contando desplazamientos dentro y fuera de la provincia, cayó a la mitad en cuanto se decretó el Estado de Alarma. Se desplomó a un tercio en Semana Santa, coincidiendo con el periodo de «hibernación» de toda actividad económica que no estuviera calificada como esencial (30 de marzo-13 de abril); y a partir de ahí, obviamente, empezó a subir. En los días laborables de la semana que empezó el lunes 13 de abril ascendió al 45% de lo que es habitual (con la citada referencia del 14-20 de febrero) y la semana pasada ya superaba el 57%.

La movilidad intraprovincial, dentro de la provincia, refleja mayores porcentajes y la semana pasada rebasaba el 73% en días laborables, después de que en Semana Santa cayera por debajo del 45%. En esta parte del estudio tampoco se perciben reacciones inmediatas a las medidas de desescalada. Los paseos de los adultos se autorizaron a partir del sábado 2 de mayo y ese día, en el cómputo global, en realidad hubo menos movimiento que el sábado anterior, ya que se alcanzó un 53% de lo que es habitual, frente a un 54% el 25 de abril. El domingo 3 de mayo, sin embargo, sí que creció más de un 15% con respecto al mismo día de la semana anterior para alcanzar así un 63% de la actividad equivalente a un domingo normal.

Pero lo más llamativo está en el apartado de la movilidad interprovincial. La relación con Madrid cayó a plomo en cuanto se decretó el Estado de Alarma. Los viajes de Segovia a la Comunidad vecina se redujeron más de un 75% en los días laborables de la semana del 16 de marzo y más de un 95% durante el siguiente fin de semana. De hecho, los viajes de domingo a Madrid se han quedado en un 1 y un 2% de lo habitual desde entonces, y en un 4% como máximo los de los sábados.

La movilidad de lunes a viernes sí ha ido creciendo. En la primera semana tras la hibernación, la del 13 de abril, aumentó un 70% con respecto a la anterior para pasar de apenas el 12% a algo más de un 21%. Y sin mediar más medidas de reactivación económica que las aperturas comerciales con cita previa y la de la hostelería con pedidos a recoger, desde entonces hasta la semana pasada el aumento de la movilidad en día laborable ha crecido en torno a un 40%, si bien aun así no llega todavía a un tercio de lo habitual.

Por otro lado, si se observa el recorrido a la inversa, más que los resultados durante el Estado de Alarma llama la atención lo sucedido en los días previos. La movilidad suele ser muy parecida en ambos sentidos por la cantidad de viajeros de ida y vuelta que se registran cada día, pero esa semana hubo muchos más movimientos hacia Segovia que hacia Madrid. El día que cerraron allí los colegios (miércoles 11 de marzo), los viajes de ida a Segovia superaron en un 18,55% los de vuelta a Madrid; al día siguiente en un 37,59%; y al siguiente, viernes 13 de marzo, en un 28,29%. 

Con Valladolid, sin embargo, la movilidad ha caído mucho, pero no tanto como con Madrid. Los viajes en días laborables se han mantenido dentro de una horquilla de entre el 30 y el 50% de lo habitual y los domingos 16 y 30 de marzo marcaron mínimos del 9%, mientras la movilidad con la Comunidad capitalina no ha pasado en días laborables del 25% y ha llegado a caer al 1% varios domingos. Además, el incremento de los viajes de Segovia a Valladolid se ha situado en torno a un 40% entre la semana del 13 de abril y la del 11 de mayo, aunque todavía se sitúe ligeramente por debajo de la mitad de lo habitual. Y en vistas de la tendencia registrada desde mediados de abril, seguirá creciendo con o sin nuevas medidas de reapertura económica, independientemente de que el 100% siga lejos y no se pueda volver a rozar hasta que llegue la esperada nueva normalidad.