scorecardresearch

Licitada la construcción de depuradoras en tres municipios

DS
-

Se trata de las nueva EDAR de Navalmanzano, Escalona del Prado y Escobar de Polendos.

Plano de la planta depuradora proyectada en Escalona del Prado. - Foto: DS

La Junta de Castilla y León ha publicado hoy la licitación de nuevas estaciones de depuración de aguas residuales (EDAR) en Navalmanzano, Escalona del Prado y Escobar de Polendos, por un importe total de 2.786.874,96 euros y un plazo de construcción de 14 meses, una vez adjudicado el contrato. La Sociedad Pública de Infraestructuras y Medio Ambiente de Castilla y León (Somacyl) se encarga de la ejecución de las actuaciones y del mantenimiento de las instalaciones durante 25 años.

Las tres infraestructuras están incluidas en el Protocolo General de Actuación suscrito entre la Comunidad Autónoma de Castilla y León y las nueve diputaciones provinciales, en octubre de 2020, para promover el establecimiento de sistemas de depuración de las aguas residuales urbanas en los núcleos con población de 500 a 2.000 habitantes. Desde entonces se ha elaborado el Programa de Actuación para un total de 340 depuradoras, con una dotación financiera de 140 millones de euros a compartir entre la Junta de Castilla y León (40 %), las diputaciones provinciales (40 %) y los ayuntamientos (20 %).

En la provincia de Segovia, este programa ha previsto la ejecución de 27 depuradoras, de las que, además de las de Navalmanzano, Escalona del Prado y Escobar de Polendos -que ya están en proceso de contratación-, otros nueve proyectos se encuentran en fase de redacción: Chañe, Espirdo, Fuentesaúco de Fuentidueña, Martín Muñoz de las Posadas, Navafría, Navas de San Antonio, Codorniz, Maderuelo y La Matilla. El resto está pendiente de análisis.

En la actualidad las localidades de Escalona del Prado, Navalmanzano y Escobar de Polendos no disponen de sistemas de tratamiento de sus aguas residuales. Por tanto, son incapaces de alcanzar los parámetros exigidos por la normativa actual. La construcción de una EDAR en cada uno de estos municipios resolverá este problema y les permitirá conseguir los estándares mínimos de vertido al medio.

La EDAR de Escalona del Prado está proyectada para una población de 704 habitantes y establece un tratamiento blando consistente en tecnología de humedal artificial, con las siguientes etapas en el proceso: pretratamiento, decantación y tratamiento biológico mediante humedales horizontales.

En el caso de las depuradoras de Navalmanzano (para 1.400 habitantes) y Escobar de Polendos (1.200 habitantes) se dispone de una línea de agua similar a la de Escalona, formada por pretratamiento y decantación, pero utilizando la tecnología de contactores biológicos rotativos (biodiscos) para el tratamiento biológico, en lugar del humedal artificial. Este sistema utiliza menos superficie y tiene un rendimiento biológico superior. Aguas abajo del tratamiento biológico existe un decantador secundario.

Todas las actuaciones además contemplan la ejecución de los colectores de conexión a las redes existentes y emisarios de vertido del agua tratada al cauce receptor. La tecnología empleada se caracteriza por un bajo impacto visual y reducido coste energético de explotación; los procesos internos estarán totalmente automatizados, lo que permite su control en remoto.