scorecardresearch

El IPC sigue al alza con una subida del 6,2% en noviembre

SPC
-

A nivel nacional, el crecimiento del IPC también sube una décima desde el mes anterior hasta el 5,5% interanual

El IPC sigue al alza con una subida del 6,2% en noviembre

El Índice de Precios al Consumo (IPC) se disparó en Castilla y León un 6,2 por ciento en noviembre con respecto al mismo mes de 2020, lo que supone un crecimiento siete décimas mayor al de la media nacional, que se sitúa en un 5,5 por ciento. En ambos casos, se trata de una subida una décima mayor que la registrada en octubre, siendo de nuevo la más alta, a nivel nacional, desde septiembre de 1992.

La inflación de la Comunidad autónoma castellano y leonesa volvió a ser la segunda más alta del país, tan solo superada por la de Castilla-La Mancha, que creció un 6,6 por ciento, debido principalmente al alza de la vivienda, cifrada en un 20,7 por ciento interanual en Castilla y León, y del transporte, que se encareció un 14,2 por ciento, según los datos publicados hoy por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

Por lo que respecta a la evolución mensual, los precios subieron un 0,3 por ciento, en este caso impulsados por el vestido y el calzado, con un repunte del 4,6 por ciento. En España, repuntaron también un 0,3 por ciento.

En relación a los datos de hace un año, los grupos que más aumentaron en la Comunidad fueron, además del de vivienda y del transporte el de alimentos y bebidas no alcohólicas, con un 3,1 por ciento, y el de hoteles, cafés y restaurantes, con un 2,8 por ciento. Sólo bajó el grupo de comunicaciones, un 0,3 por ciento, y por debajo del uno por ciento se situaron el de bebidas alcohólicas y tabaco, con un 0,9 por ciento; medicina, 0,9 por ciento; enseñanza, 0,5 por ciento, mientras que en el uno se situó el de vestido y calzado. El de menaje creció un 2,1 por ciento; ocio y cultura, un 1,9 por ciento, y otros, un 1,3 por ciento.

Respecto al dato de hace un mes, ningún grupo subió por encima del 0,5 por ciento, excepto el de vestido y calzado (4,6 por ciento), y los precios del transporte (uno por ciento). Cayeron los precios en ocio y cultura, un 0,2, así como en vivienda, un 1,6 por ciento. Mientras, subieron un 0,5 en el caso de los alimentos y bebidas no alcohólicas y en el menaje; un 0,4 por ciento en el grupo de otros; un 0,2 en medicina; un 0,1 en bebidas alcohólicas y tabaco, y se mantuvieron en comunicaciones, enseñanza y hoteles, cafés y restaurantes.