scorecardresearch

Feijóo insta a no prejuzgar la ley de violencia intrafamiliar

SPC
-

Insiste en esperar a ver «el contenido y alcance» de la norma, pero avisa que deberá respetar la legislación

Núñez Feijóo y Fernández Mañueco, en un acto electoral. - Foto: Ical

El nuevo líder del Partido Popular, Alberto Núñez Feijóo, hizo ayer un llamamiento para que no se prejuzgue la ley de violencia intrafamiliar que Castilla y León aprobará en virtud del acuerdo de Fernández Mañueco conVox, para lograr la investidura del candidato popular este lunes. La normativa, una de las exigencias de los de Santiago Abascal para apoyar al presidente en funciones, iniciará su tramitación parlamentaria antes del 31 de julio, tal y como suscribieron ambas formaciones esta semana. Preguntado por esta ley, el todavía presidente de la Xunta de Galicia señaló que el pacto contra la violencia machista que firmó el PP de Mariano Rajoy en 2017 «sigue vigente». «Vamos a seguir trabajando contra la violencia machista. Es una lacra que hay que erradicar de la sociedad», reiteró, al tiempo que insistió en esperar a ver «el contenido y alcance» de esta ley de violencia intrafamiliar de Castilla y León. No obstante, si que aviso de que deberá respetar la legislación española y autonómica contra la violencia de género. «Vamos a ser prudentes. Empezar a prejuzgar antes de conocer es un prejuicio», expuso.

«Si de lo que se trata es de derogar la legislación contra la violencia machista, la respuesta es no. Si de lo que se trata es de sacar legislaciones de violencias que pueden ser una agresión de un hijo a un padre o de una hija a una madre. Vamos a ver el contenido de este asunto», aseguró durante una entrevistas televisiva. 

Además, volvió a salir en defensa del acuerdo alcanzando entre Alfonso Fernández Mañueco y Vox porque, según sus palabras,«garantiza la estabilidad» en la Comunidad. El gallego volvió a insistir en que el PSOE se negó a facilitar la investidura del candidato popular, obligando así a la convocatoria de unos nuevos comicios. «Antes de nuevas elecciones, hemos establecido un pacto de estabilidad con concreción, con una firma pública y notoria. Vamos a intentar normalizar y dar estabilidad a Castilla y León», defendió Feijóo.

Si de lo que se trata es de derogar la legislación contra la violencia machista, la respuesta es no", asegura Núñez Feijóo.

 

Por último, el presidente del PP consideró una «broma» que el PSOE le pida no pactar con Vox en Castilla y León cuando gobierna con Podemos en España y tiene como socios a Bildu y ERC. Es más, subrayó que en Navarra los socialistas están gobernando con la izquierda abertzale.

Derechos de las mujeres

Una postura radicalmente opuesta manifestó ayer el secretario regional del PSOE, Luis Tudanca, que aseveró que con la investidura de Alfonso Fernández Mañueco, el nuevo Gobierno autonómico «empezará su andadura avergonzando a Castilla y León ante toda España y ante toda Europa por haber abierto las puertas a la extrema derecha», que tiene como su principal objetivo «atacar y acabar con los derechos de las mujeres en Castilla y León». En este punto, acusó a los socios de PP y Vox de terminar con el consenso que existe en torno a la violencia de género con su propuesta de una ley de violencia intrafamiliar. «Defenderemos con uñas y dientes los avances conseguidos en la lucha contra la violencia de género», exclamó, al tiempo que agregó que «no vamos a permitir que se dé ni un solo paso atrás». «Todo lo contrario, vamos a seguir luchando para que se sigan dando pasos adelante», concluyó.