106.000 euros de oxígeno para la calle San Gabriel

D. A.
-

Un presupuesto modesto puede propiciar un alivio notable de los problemas de tráfico de esta vía, casi históricos, con carriles adicionales para las rotondas y una curva central más suave

106.000 euros de oxígeno para la calle San Gabriel

Más de 9.000 vehículos circulaban de media cada día por la calle San Gabriel en 1998, cuando todavía era de dos carriles con sentido único y, aun así, desbordaba su capacidad en más de un 30%, según datos recabados por una consultora que trabajó en su día en la elaboración del PGOU. El doble sentido lo estableció el Ayuntamiento en 2007 (incorporó el de subida) para sobrellevar las obras que entonces empezaban para construir el parking de Padre Claret; una «medida provisional» que, a la vista está, se convirtió en definitiva para rebajar la intensidad del tráfico junto al Acueducto.

Dos rotondas «mal diseñadas», según el Colegio de Arquitectos, que se colapsan con diez coches, coronaron los extremos de una vía que se ha erigido de este modo en una de las más importantes para el tráfico de la ciudad, pese a sus evidentes limitaciones. Así es por desgracia para sus vecinos y viviendas, donde el humo de los vehículos acaba pintando fachadas y generando hollín en las ventanas, mientras amenaza con entrar hasta la cocina de aquel que no esté avispado al decidir la hora en que abre para ‘ventilar’.

Cierto que ahora, como consecuencia de la nueva crisis, hay menos tráfico en la ciudad y por San Gabriel no circula la veintena diaria de autobuses de antes para dejar turistas en Vía Roma; y también pasaron ya los años más complicados, los de las obras de la SG-20 (principalmente entre 2016 y 2019), que fue cuando se disparó la afluencia de vehículos por esta calle hasta alcanzar una horquilla de entre 12.000 y 15.000 diarios. Este último problema ya no volverá, pero ha contribuido a activar la inminente puesta en marcha de soluciones de las que se viene hablando desde hace más de tres años. Incluida la corrección del trazado de una curva en la parte central de la calle, sentido bajada, cuya anchura complica que pasen a la vez un coche y un autobús, salvo que uno se suba a la acera. 

106.000 euros de oxígeno para la calle San Gabriel106.000 euros de oxígeno para la calle San Gabriel

Las obras. El proyecto que se ha redactado contempla suavizar esa curva y sendos carriles adicionales de 20 o 30 metros para que los coches puedan incorporarse de dos en dos a las rotondas de Dionisio Duque (Padre Claret) y Melitón Martín (Vía Roma), ganando para ello la anchura necesaria a las zonas verdes aledañas, lo cual facilitará a su vez leves mejoras en los carriles de entrada a San Gabriel por ambos lados. Una intervención en tres puntos clave de la calle con un presupuesto modesto, apenas 106.000 euros, que puede bastar para dar paz al tráfico y aire a los vecinos, a la espera también de otros arreglos menores a futuro que aún están por definirse.

El Ayuntamiento ya aprobó la dotación presupuestaria el 17 de noviembre con cargo a remanentes de otros años por lo que, si todo va como debe, con previsión de tramitar la adjudicación del proyecto a partir de diciembre, las obras se llevarán a cabo en la primera mitad de 2021 con un plazo de ejecución de cuatro meses. Tampoco deberían demorarse más porque después tocará reurbanizar el tramo adoquinado de Padre Claret, que ha de hacerse también en 2021 (antes de noviembre por las condiciones fijadas por el Gobierno central para el uso de remanentes), pero no a la vez que San Gabriel porque eso haría inviable el tráfico. Vendrán por tanto días de nuevo complicados para los vecinos y conductores, pero con un fin que, aunque se haya hecho esperar, apunta a ser bienvenido por unos y otros.

106.000 euros de oxígeno para la calle San Gabriel
106.000 euros de oxígeno para la calle San Gabriel - Foto: Rosa Blanco