scorecardresearch

La guitarra desconocida

Cristina Sancho
-

El músico cuellarano Miguel Fraile edita un disco que revaloriza la faceta más desconocida de Agapito Marazuela.

La guitarra desconocida

Hablar de Agapito Marazuela en Segovia es hacerlo de tradición y dulzaina. Sin duda su trayectoria ha marcado a muchos dulzaineros y amantes de la música popular. Sus trabajos de dulzaina son los más conocidos, pero, aunque existe alguna publicación como la que hizo Mariano Gómez de Caso en 2014, su faceta con la guitarra es la gran desconocida. Ahora, coincidiendo, con el aniversario de su nacimiento, el 20 de noviembre de 1891, el músico y profesor cuellarano Miguel Fraile lanza una campaña de 'crowfunding' para recaudar fondos y editar un disco titulado 'La guitarra de Agapito'. 

Desde bien pequeño recuerda escuchar en la céntrica calle Parras, de Cuéllar, el son de la dulzaina con las piezas más tradicionales de Agapito. Sobre su figura profundizó en sus estudios en el Conservatorio de Segovia y como director de la rondalla de San Cristóbal, donde coincidió con algunas mujeres que conocieron al dulzainero. Cuando Fraile se trasladó a Galicia, comprobó  que allí la música tradicional tiene mucha más presencia e importancia y eso le llevó a ahondar en el folclore tradicional de su tierra de origen. «La música de tradición en Galicia está más viva y al vivirlo más de cerca, sentí a Agapito más vivo, fue cuando me enteré de su faceta de guitarrista y, hace un par de años, decidí investigar a través de publicaciones, escritos, grabaciones, partituras… y surgió la idea de grabar un disco con parte del trabajo que hizo con la guitarra como protagonista», explica. 

El trabajo no ha sido fácil porque apenas existe documentación. Aunque se ha investigado bastante su figura, Fraile considera que aún queda mucho por hacer, sobre todo en cuanto al estudio de las grabaciones que dejó, alguna de ellas inéditas. «La guitarra era una parte fundamental de su vida, él quería ser guitarrista, pero la vida le llevó a usar más la dulzaina y estar más cerca de la música tradicional. Cualquier músico que escuchase esas grabaciones con cierto amor a la música en general y a la tradicional, sabe que Agapito era muy especial. Era varias personas en una, su cancionero es el más conocido, también su faceta de dulzainero, todo el mundo sabe esto. Pero la parte de la guitarra se quedaba para el final», subraya Fraile.

El disco, que ya está grabando, cuenta con doce temas y se divide en tres partes: «Por un lado destacan las partituras originales de Agapito para guitarra que publicó la Academia de San Quirce y que acompañaron con una grabación, ahora haremos la segunda grabación junto con una interpretación que mezcla lo académico con lo tradicional, entre esas tres partituras, dos son palos flamencos que da la casualidad que es un estilo muy vivido para mí», detalla. 

Miguel Fraile, apunta que Agapito tuvo sus roces con el flamenco y mantuvo contactos con figuras tan eminentes como 'La Niña de los Peines' o Ramón Montoya. Las tres obras compuestas para guitarra que va a reinterpretar son 'granainas', 'guajiras', que son palos flamencos, y una jota a la guitarra. «Son composiciones originales de Agapito para guitarra, solo hay una grabación en la que él toca la guitarra y por eso también nace este disco. Para los que estamos huérfanos de su legado guitarrístico porque solo se conservan los programas de sus conciertos, pero no hay ningún registro, solo una que se acompaña a sí mismo, la Jota de Ronda, que estará en el disco y es una maravilla, un deleite absoluto con una guitarra que parecen dos», asegura  entusiasmado. 

La segunda parte del disco apuesta por la parte más conocida del dulzainero y musicólogo, dando un giro a las piezas más conocidas de dulzaina pero interpretadas con guitarra. En este apartado no faltará la 'Entradilla', ni las 'Habas verdes', entre otras en las que contará con la colaboración del dulzainero cuellarano, Luis Ramos. «En varias ocasiones que he hablado con Joaquín González, discípulo de Agapito, me animó a esto, porque la guitarra pone armonía a la dulzaina», opina. La tercera está destinada al trabajo de mezcla de guitarra y voz, con la colaboración de cantautores gallegos como Xurxo Fernandes y María Vidal. Ellos interpretarán cantos recogidos por Agapito a los que Fraile acompañará con la guitarra. 

El cuellarano no duda en afirmar que, a la hora de estudiar algunas melodías de dulzaina del segoviano, bajando la velocidad de los temas ha encontrado el verdadero ADN de Agapito Marazuela. «Encuentras recursos rítmicos y melódicos propios de genios de otros estilos musicales como Camarón o grandes del jazz como Charlie Parker. La expresión musical puede ser objetiva o subjetiva pero cuando se ve con detalle es cuando se aprecian los juegos rítmicos y la contraposición de elementos de forma magistral e intuitiva y cuando he estudiado a Camarón o a Parker me he encontrado con estos elementos», afirma.  Fraile considera que el trabajo realizado ha sido muy duro por su manera de entender la música como una motivación. «Me gusta entender el proceso de interpretación y hacerlo de manera humana, tengo una relación muy tranquila con la música», comenta. 

Desde este domingo 20 de noviembre se abre una nueva etapa para recuperar la trayectoria guitarrística de Agapito Marazuela con el trabajo que desde hace varios años viene realizando el cuellarano Miguel Fraile, afincado en Galicia. A través de la plataforma Verkami se podrá colaborar en el proyecto con la compra anticipada del disco para poder sufragar los gastos de grabación y producción en los que está inmerso. Además, se van a incluir distintos tipos de recompensas, como vinos de elaboración propia. Fraile espera que entre clase y clase como profesor en Conservatorio Profesional de Música da Estrada tenga el tiempo suficiente para que el disco pueda ser una realidad esta Navidad. «Lo que yo toco ahora no es ni clásico ni flamenco. Es en parte la guitarra que tocaba Agapito. Este disco es un homenaje a él y a la guitarra», concluye.