scorecardresearch

El Real Sitio de la confusión

Sergio Arribas
-

Con brocha y pintura, un desconocido enmienda dos señales erróneas colocadas a la entrada del núcleo de La Granja de San Ildefonso. Pero hay más indicaciones equivocadas. ¿Se dice Real Sitio, San Ildefonso, La Granja... o ninguna de las tres?

Una de las dos señales donde un desconocido ha tachado ‘Real Sitio’ para poner ‘La Granja’. El acto vandálico enmienda una señal errónea. - Foto: Rosa Blanco

Nadie sabe o sospecha de la identidad del autor –o autores— ni cuando se cometió la acción. Cabe presumir que fue al amparo de una noche oscura y, por tanto, arriesgando el pellejo, por aquello de intervenir en la cuneta de la carretera. El 'atentado' es visible para todos los conductores que circulan por la carretera Cl-601 y acceden a La Granja de San Ildefonso desde Segovia. Basta mirar la señal situada a la derecha, a la altura de la gasolinera situada a la entrada al pueblo. También lo ven quienes usan otra de las entradas a la localidad y llegan desde el Puerto de Navacerrada, Valsaín y la Pradera. 

En dos señales de carretera con el escudo de la Junta de Castilla y León —como titular de las vías— donde antes aparecía 'Real Sitio de San Ildefonso' ahora se puede leer 'La Granja de San Ildefonso'. El vándalo —o gamberros anónimos— ha tachado con pintura blanca la palabra 'Real Sitio' para poner en su lugar, a mano o con plantilla, la palabra 'La Granja'. Se trata de un vándalo 'ilustrado', pues la acción  ha supuesto enmendar dos señales con leyendas equivocadas.

Y es que con 'Real Sitio de San Ildefonso' se identifica el término municipal que incluye varios núcleos de población: La Granja de San Ildefonso, Valsaín, La Pradera de Navalhorno y Riofrío. Si se toma como referencia la Cl-601, El Real Sitio de San Ildefonso sitúa su límite, por un lado, en el alto del Puerto de Navacerrada y, por otro, en la frontera con el término municipal de Palazuelos de Eresma, a la altura del llamado 'submarino amarillo'. En consecuencia, más allá de la acción incívica y reprochable, se trata de una 'corrección' acertada pues hace que el conductor sepa que entra en La Granja de San Ildefonso y no en el Real Sitio de San Ildefonso, el término municipal donde se incluye aquel núcleo de población.

 En la N-603, se hace referencia el desvío de ‘San Ildefonso o La Granja’, nomenclatura también errónea, pues debe decir:‘La Granja de San Ildefonso’. En la N-603, se hace referencia el desvío de ‘San Ildefonso o La Granja’, nomenclatura también errónea, pues debe decir:‘La Granja de San Ildefonso’. - Foto: Rosa Blanco

El acto vandálico no es ajeno a Samuel Alonso, alcalde del Real Sitio de San Ildefonso. «Sí, sí, lo he visto,  paso por ahí  todos los días», reconoce el regidor, que desvela cómo el ayuntamiento ya ha avisado a la Junta de Castilla y León para que cambie esas dos señales, dianas del vándalo, como ya hiciera antes la administración regional —también a petición del consistorio— con otra similar, también errónea, que colocó a la entrada del núcleo de La Granja de San Ildefonso. Pero quedan más.  «Donde la gasolinera —pone como ejemplo Samuel Alonso— está una señal que pone Real Sitio de San Ildefonso tachado en rojo, que indica que se sale del Real Sitio, pero ¡no es verdad!, porque del Real Sitio no sales hasta que llegas por esta misma carretera a Palazuelos, a la altura del submarino amarillo. ¡De lo que sales es de La Granja de San Ildefonso!», insiste el alcalde. Otra señal idéntica y, por tanto también equivocada, está colocada a la salida de La Granja de San Ildefonso en dirección a La Pradera y Valsaín.

Quien no esté familiarizado con la toponomia del lugar es presa fácil de la confusión, a lo que contribuye la disparidad de señales en las carreteras que atraviesan el término municipal del Real Sitio de San Ildefonso y llegan a cualquiera de sus núcleos de población. En las señales se lee: 'La Granja', 'San Ildefonso', 'Real Sitio de San Ildefonso' y 'San Ildefonso o La Granja' —como aparece en la carretera de Madrid o N-603—, más allá de otras, como las  que hacen referencia al 'Parque Nacional Sierra de Guadarrama'  que, mezcladas con las anteriores forman un cóctel explosivo para quien pisa por primera vez este territorio. «¿Estamos en La Granja? ¿Esto es San Ildefonso? ¿Pero no es el Real Sitio?», se preguntan muchos foráneos, a la luz de los testimonios vecinales.

«La señalética es un desastre tremendo. Creo que la Junta ha puesto carteles equivocados, pero es que el ayuntamiento hace muy poco por la divulgación y siempre hay un problema de confusión al respecto de la toponimia oficial», afirma el doctor en Historia y cronista oficial del Real Sitio de San Ildefonso, Eduardo Juárez, que, como otros vecinos, unifica la denominación de su pueblo en una palabra: «el paraíso». 

Otra señal errónea. El vehículo no abandona el Real Sitio de San Ildefonso sino el núcleo de La Granja de San Ildefonso. ?Otra señal errónea. El vehículo no abandona el Real Sitio de San Ildefonso sino el núcleo de La Granja de San Ildefonso. ? - Foto: Rosa Blanco

El también profesor de la Universidad Carlos III explica que la denominación del municipio se remonta a la época en la que la monarquía española buscó asentamiento en lo que antes era 'el bosque de Segovia' y, de hecho, en 1810, cuando se constituye el ayuntamiento lo hace con el nombre del Real Sitio de San Ildefonso, integrando los cuatro núcleos de población. 

Sin embargo, durante la Segunda República Española se eliminó el título del Real Sitio y pasó a denominarse San Ildefonso-La Granja (con guión o una «o» en medio), denominación que se mantuvo durante el franquismo y la democracia hasta que, al cumplirse los 200 años de constitución del ayuntamiento, el término municipal recuperó su nomenclatura: Real Sitio de San Ildefonso. «Lo de las señales corregidas en un acto vandálico y estúpido, nada tiene que ver con un sentir popular», añade Juárez.

«La gente se vuelve loca». La farmacéutica Laura Monedero, con despacho en la Plaza de los Dolores, sostiene que «el hecho de que ponga en una señal San Ildefonso, en otra La Granja y en otra Real Sitio vuelve loca a la gente. En mi farmacia ha entrado gente preguntando, 'perdone ¿dónde está La Granja? Ó ¿me puede indicar para ir a San Ildefonso? El tener carteles tan dispares, tan distintos, hace que el turista no sepa donde ir. Lo importante es que la gente sepa dónde está y que cuando busquen La Granja no están buscando una granja de animales, que ocurre también», dice.

Es una señal inexacta. El Real Sitio comienza mucho antes.Es una señal inexacta. El Real Sitio comienza mucho antes. - Foto: Rosa Blanco

De toponimia sabe bastante Yolanda Gómez, otra vecina de La Granja de San Ildefonso. En una mañana fría y soleada toma café junto a su madre, en la terraza del Bar Castilla. «En invierno esto es la puta la granjilla y en verano, el Real Sitio», bromea. Y añade: «cuando te preguntan de dónde eres…para los de aquí, siempre decimos ¡de La Granja!….Y puntualizas a continuación: del Real Sitio» [se ríe]. Ser originario de un lugar con el nombre de 'real' siempre da más caché. Yolanda da la clave: «cuando haces papeleo siempre se pone Real Sitio de San Ildefonso o San Ildefonso, aunque nunca es el que utilizas de forma coloquial, porque eres de La Granja o de La Pradera o de Valsaín». 

Al hilo del acto vandálico, que desconocían, Elena, Victoriano y Victoria, todos vecinos de La Granja de San Ildefonso, establecen su propio análisis sobre la toponimia de su pueblo. «Aquí, en Segovia, pues es La Granja y fuera se habla más de San Ildefonso o el Real Sitio. A mi me da un poco igual, somos de La Granja y ya está», dice Victoria, mientras Elena, que se sabe al dedillo la historia del origen del municipio, admite que «lo de 'Real me gusta, es porque venían los Reyes a veranear, le da un cierto empaque y me gusta», confiesa. El alcalde también lo tiene claro. «Cuándo me dicen… ¿de dónde eres Samuel? Siempre digo ¡de La Granja!, aunque desde hace unos años está como de moda también decir ¡vivo en el Real Sitio!».

Con independencia de que la variedad de las señales de carretera – algunas equivocadas— puedan contribuir a una ceremonia de la confusión entre los visitantes, el alcalde, quizá consciente de la singularidad de la toponimia de su pueblo, tomó hace años la decisión de aportar claridad en sus misivas. En todo correo oficial y diligencia del ayuntamiento, al nombre de Real Sitio de San Ildefonso añade 'La Granja-Valsaín' con el «propósito —subraya— de dejar clarísimo que aquí tenemos diferentes núcleos de población históricos». Al final siempre será un mismo lugar: el paraíso.