scorecardresearch

Las AMPAS de dos colegios quieren ser una comunidad energética

DS
-

Las familias de los CEIP San José y Nueva Segovia presentarán una propuesta al Ayuntamiento.

Colegio San José, en una imagen de archivo. - Foto: Rosa Blanco

Las asociaciones de madres y padres de alumnos de los colegios San José y Nueva Segovia están trabajando en una propuesta conjunta, que presentarán al equipo de Gobierno del Ayuntamiento de Segovia, para ofrecerse como candidatos para poner en marcha una comunidad energética local en sus colegios. Esta iniciativa surge tras la aprobación el pasado octubre en el pleno municipal de la moción presentada por Podemos-Equo para impulsar el proyecto piloto en colegios públicos de Segovia.

Ante el interés de ambos centros en que este proyecto sea una realidad, las dos AMPAS "unen fuerzas para presentar un proyecto que englobe ambos centros y conseguir ser la primera comunidad energética instalada en un centro escolar público de nuestra provincia", según han explicado en un comunicado de prensa.

Los objetivos generales del proyecto son avanzar en sostenibilidad y en el cambio de modelo energético implicando a las generaciones más jóvenes de segovianos y segovianas; garantizar el autoconsumo de energías limpias de los propios centros durante sus horas de actividad, y destinar los excedentes de esa producción fotovoltaica tanto a familias del barrio que estén en situación de vulnerabilidad como a comercios de proximidad y también para el consumo energético de los espacios públicos del propio Consistorio.

Además de producir energía limpia y barata en un momento de precios en máximos históricos, han argumentado, esta comunidad energética permitiría por ejemplo evitar las altas temperaturas que han sufrido los alumnos y alumnas del colegio San José el pasado mes de junio, optimizando así las instalaciones e infraestructuras de los centros mediante mejoras en eficiencia energética y el fomento de buenos hábitos de consumo energético entre la comunidad educativa.

Las AMPAS de los colegios de San José y Nueva Segovia han destacado que la puesta en marcha de una comunidad energética local conjunta entre ambos centros, impulsada en colaboración entre administraciones y con la implicación del tejido social, vecinal y educativo, permitiría abarcar buena parte de la ciudad. Actualmente la normativa limita la distancia máxima entre el punto de producción de la energía, en ambos centros, y los puntos de consumo, los hogares y comercios, en el radio de un kilómetro.

En su opinión, contar con dos centros públicos produciendo energía limpia permitiría abarcar mucha más superficie urbana, multiplicando su utilidad y optimizando su puesta en marcha. Con el objetivo de concretar y contrastar la viabilidad y la fórmula, las dos asociaciones de padres y madres acudieron a talleres sobre la materia y se reunieron con técnicos y expertos en proyectos de autoconsumo comunitario.

Acudieron a comunidades energéticas ya existentes, como la de Manzanares El Real (Madrid), el pasado 25 de octubre, y consideraron que este proyecto supondría un gran avance tanto para los centros como para la ciudad y la ciudadanía de la ciudad, porque Segovia no puede quedarse atrás en la transición energética y ecológica necesaria para hacer frente a la situación de emergencia climática.

Ambas comunidades educativas remarcaron su apuesta por una transición ecosocial y energética justa en la que los colegios realicen, además de una labor educativa, una labor social. Educar en sostenibilidad, en eficiencia y autoconsumo energético comunitario a las próximas generaciones es uno de los retos formativos del futuro, y para construir un futuro limpio y sostenible es crucial que los más pequeños de la casa crezcan y se familiaricen en estos valores tanto en el entorno familiar y como en el educativo.