scorecardresearch

Bovino y porcino generan al año 464,7 millones de euros

A.M.
-

Las organizaciones profesionales agrarias subrayan que en Segovia se cumple con la normativa y no reconocen el término 'macrogranjas' que argumenta el titular de Consumo

Ganado bovino en extensivo que, en su mayoría, se distribuye a lo largo de toda la falda de la sierra - Foto: A.M.

Una entrevista al ministro de Consumo, Alberto Garzón, en el diario The Guardian, donde se refería a los problemas medioambientales que generan las 'macrogranjas' –término no reconocido por la Administración ni por el diccionario de la RAE ni tampoco por los ganaderos–, desembocando también en una carne de peor calidad por el posible sufrimiento animal, a su juicio, han levantado un enfrentamiento político, si cabe mayor en Castilla yLeón, que se encuentra entre las primeras productoras y, además, en precampaña electoral, así como el enfado de las organizaciones profesionales agrarias, que han pedido su dimisión.    

Si recurrimos a los datos del último Anuario de Estadística Agraria de Castilla y León 2020, solo la producción del sector bovino alcanza en Segovia al año 58,32 millones de euros, mientras que el de porcino se sitúa en 405,73 millones, sumando un total de 464,05, que colocan al sector ganadero en posición dominante en la economía segoviana, sin contar otras producciones, la agricultura y servicios vinculados. 

 En cuanto al número de cabezas la distribución es la siguiente: bovino, 136.588;  ovino 193.797; caprino, 3.092, y porcino, 1.275.474 (la primer productora en la Comunidad autónoma en esta categoría).  En el año de referencia se sacrificaron 44.732 reses de bovino, 13.110 toneladas en canal destinadas a consumo directo, y 799.166 de porcino (450.303 lechones, 347.949 cerdos de cebo y 914 reproductores de desecho).  Un total de 38.712 toneladas en canal de las que 5.154 fueron al consumo directo y 33.558 a consumo industrial (transformación). Con 1.810.160 gallinas en instalaciones intensivas, se produjeron 37,6 millones de docenas de huevos.

La Consejería de Fomento y Medio Ambiente es la competente para autorizar granjas de porcino y aves que tengan como mínimo la siguiente capacidad: 40.000 plazas si se trata de gallinas ponedoras, 2.000 plazas para cerdos de cebo de más de 30 kilos, 2.500 plazas de cerdos de cebo de más de 20 kilos y 750 para cerdas reproductoras.  Fuentes de este departamento han señalado a EL DÍA que el número de explotaciones ganaderas autorizadas en la provincia de Segovia (porcino y aviar que superan el umbral indicado) alcanzan las 132 de las que 13 son de aves. Además, hay en tramitación 35 expedientes, dos de ellos de aves.  Las solicitudes de instalaciones, entre 2015 a 2021,  se han situado en 72, aprobándose 38. 

Otros datos abiertos publicados por el Gobierno regional revelan la clasificación de los términos municipales con mayor número de cabezas de ganado. Entre los cinco prieros lugares se encuentran, en bovino, Cantimpalos (9.233), Sangarcía (4.328), Escaraboja de Cabezas (3.423) y Turégano (2.968).  En porcino, Cuéllar (73.621 entre animales en cebo y hembras reproductoras), Cantalejo (28.120), Carbonero el Mayor (27.012), Fuentepelayo (22.259) y Samboal (16.755).       

Fuentes del sector reconocen que cerca del 90% de las explotaciones de vacuno son de cría extensiva, en el campo, principalmente en toda la falda de la sierra, desde el límite con Ávila al de Soria yGuadalajara. El vacuno intensivo, conmenor presencia, se agrupa en cebaderos comunitarios, gestionados por empresas con varios socios. Con un descenso que se considera espectacular del vacuno de leche y del número de rebaños de ovino, el sector avícola está industrializado, no existen ganaderos a título individual. En el porcino, si bien no hay grandes explotaciones, lo que predomina es la figura de la integración donde cada ganadero pone su nave y su trabajo y recibe de la integradora una cantidad por animal que sale al mercado, suministrándole tanto el animal para engorde como el pienso. La situación puede cambiar en el futuro cuando las empresas decidan crear explotaciones de mayor capacidad, para buscar mayor rentabilidad. 

Legalidad. Rafael Alfonso Pescador, presidente de Unión de Campesinos de Segovia-UCCL, afirma que «la capacidad no está desbordada, hay muchas granjas en integración, donde el propietario es un mero trabajador, la empresa es casi una multinacional que maneja el mercado, podríamos decir que el 50% o más de la granjas de Segovia están integradas». 

El mercado de porcino y bovino, a juicio de Pescador,  se mantiene gracias a la exportación en vivo a países árabes, desde los puertos de Valencia y Murcia,  vía Turquía,  Líbano o Libia, dependiendo las condiciones geopolíticas.  También son puntos de consumo de ovino. Destaca igualmente la aportación de la ganadería al sector del cereal y de los piensos. Unión de Uniones, a la que pertenece UCCL, ha pedido el cese de Garzón por una «torpeza inadmisible».

Guzmán Bayón, presidente de Asaja-Segovia, organización que desde Valladolid ha reclamado el «cese fulminante» del ministro, sostiene que las explotaciones no están sobredimensionadas y, desde luego, «no se encuentran fuera de la ley, siempre se ha criado ganado respetando la normativa al 100% y, si no se hace, ahí esta la Administración para hacerlas cumplir».

Pedro Matarranz, secretario general provincial de UPA, que ha invitado a Garzón a visitar las granjas extensivas e intensivas tras sus «desacertadas» declaraciones, considera que se habla de 'macrogranjas' «para hacer daño al sector y dar a entender que hacemos las cosas mal, cuando no es cierto, el porcino está regulado desde 2000, con una reforma en 2021, y se trabaja en la legislación de ordenación del vacuno».

A nivel político la tensión se mantiene alta. Si el presidente del Gobierno,Pedro Sánchez ha lamentado «muchísimo» la «polémica» desatada por las palabras del ministro, lo que le ha provocado distanciamiento con sus socios de Unidas Podemos, el presidente de la Junta de Castilla yLeón, AlfonsoFernández Mañueco acusa a Garzón de tener «una obsesión» con esta Comunidad y con un sector «relevante» y «está todo el día machacando contra la ganadería de vacuno, y no lo entendemos". 

El candidato autonómico del PSOE, Luis Tudanca, advierte a Garzón que «estaría bien callado» y el ministro se defiende argumentando que «elogió la ganadería extensiva de Castilla y León».