scorecardresearch

El Corpus Christi de Segovia recupera su esplendor

D.S.
-

Tras dos años de crisis sanitaria, este domingo, 19 de junio, Segovia recuperará la celebración de la Solemnidad del Corpus Christi.

El deán de la Catedral, Ángel García Rivilla, a la derecha, junto a la carroza, con David Santamera - Foto: DS

En rueda de prensa,  el deán de la Catedral, Ángel García Rivilla, ha subrayado el anhelo de poder celebrar este acontecimiento religioso de singular relieve.  Una solemnidad que se celebra en una Iglesia pequeña y modesta, con una Eucaristía que se prepara con mucho detalle y en la que se da un especial protagonismo a los niños de Comunión; presidida por el Obispo, «padre y pastor de la Diócesis en la iglesia madre, que es la Catedral».

El deán ha detallado que la carroza se reformó hace dos años, precisamente el año de la pandemia, cuando correspondía que saliera en procesión pero, al final, no pudo ser. Una carroza que tiene dos partes, el propio carro en madera, que data de 1740, y el ostensorio, de 1540, que entonces salía en andas.

García Rivilla ha resumido esta solemnidad en tres palabras: adorar, alabar y agradecer. «Un día para adorar a Jesús, presente en la Eucaristía; alabar con nuestros cantos; y dar gracias a Dios por tantas cosas que tenemos a nuestro alrededor», ha concluido.

Por su parte, David Santamera, miembro de la comisión organizadora de la celebración de esta solemnidad, ha iniciado su intervención agradeciendo al obispo César Franco su intención, desde 2018, de impulsar esta festividad y que el Corpus en Segovia vuelva a ser lo que fue en su momento. Este año el recorrido volverá a ser el mismo que en 2019, con la intención de dar un mayor sentido religioso a la procesión y que los lugares por los que se transite tengan una importancia.

Así, se han establecido cuatro altares en San Miguel, la iglesia del Seminario diocesano —donde los niños de Comunión de las Madres Concepcionistas harán una interpretación musical—, la iglesia de San Martín y el convento del Corpus Christi —con protagonismo musical de las hermanas Clarisas—. Una tradición esta de los altares que viene del siglo XVII de influencia alemana, basada en los puntos cardinales.

Santamera ha querido resaltado que la procesión dará comienzo con la carroza saliendo de la Catedral, acompañada de los niños de Comunión, sus padres y catequistas, para dar mayor solemnidad. Un cortejo que comenzará con la presencia del grupo a caballo, las cruces y banderas de la Catedral y la banda de Santa Eulalia. En esta procesión estarán también presentes las cofradías penitenciales y eucarísticas.